Cambio climático, amenaza del Patrimonio de la Humanidad Mundial

Actualidad /

Cambio climático, amenaza del Patrimonio de la Humanidad Mundial

Cambio climático, amenaza del Patrimonio de la Humanidad Mundial
titulo noticia
  


Que el cambio climático afecte a los lugares que la UNESCO considera Patrimonio Mundial, no es más que otro ejemplo de la diversidad de daños que vamos a sufrir en los próximos años.

El cambio climático está afectando a diferentes niveles a la vida en el planeta. Desde la desaparición y el desplazamiento de especies, las modificaciones de las cosechas, hasta la proliferación de fenómenos meteorológicos extremos (y su aparición en lugares en que antes no se producían).

Y uno de ellos quizás está siendo poco valorado, pero Naciones Unidas ya ha demostrado que existe y que puede ser tan grave como los anteriormente mencionados. Hablamos del riesgo que corre el Patrimonio de la Humanidad Mundial, algo de lo que ya ha alertado este año la UNESCO, el PNUMA y la Unión de Científicos Comprometidos (UCS).

Todo está detallado en el informe “World Heritage and Tourism in a Changing Climate”, en que se analizan 31 sitios culturales y naturales inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, repartidos en 29 países vulnerables a fenómenos como el aumento de la temperatura, el derretimiento de los glaciares, la subida del nivel del mar, los fenómenos climáticos extremos, la sequía o el aumento del riesgo de incendios.

Patrimonio de la Humanidad

Lugares tan emblemáticos como la ciudad de Venecia, en Italia (amenazada por el aumento del nivel del mar), el monumento de Stonehenge, en el Reino Unido (amenazado por el incremento de tormentas e inundaciones), y las Islas Galápagos, pertenecientes a Ecuador, están expuestos al impacto del cambio climático, que podría modificarlos de forma irreversible o, incluso, hacerlas desaparecer.

Un monumento tan reconocible como la Estatua de la Libertad, en los Estados Unidos, se encuentra amenazada por el aumento del nivel del mar y la extraordinaria fuerza de los huracanes en los últimos años. Sin ir más lejos, en 2012, el huracán Sandy causó en Liberty Island, donde se encuentra este símbolo de la ciudad de Nueva York, daños por 77 millones de dólares.

Otros sitios estudiados son la ciudad portuaria de Cartagena de Indias, en Colombia, el Parque Nacional de Shiretoko, en Japón, el Parque Nacional de Komodo, en Indonesia, los arrecifes de Nueva Caledonia (que están sufriendo una decoloración sin precedentes), el Parque Nacional de Yellowstone, en los Estados Unidos, y el Parque Nacional de Rapa Nui, en Chile, situado en la Isla de Pascua y que alberga las archiconocidas estatuas (en riesgo de perderse por la erosión).

Empleos también están amenazados

Estas localizaciones emblemáticas podrían dejar de ser Patrimonio de la Humanidad debido a la degradación que sufrirán en los próximos años, lo que reduciría su valor natural y su atractivo turístico, con la consecuente merma de ingresos, empleos y riqueza en zonas que viven de la explotación de estos monumentos, a lo que habría que sumar la propia pérdida material de una parte de la historia de la humanidad.

Es demasiado frecuente referirse al cambio climático en términos medioambientales, de conservación o de ecosistemas. Sin embargo, la afección al ser humano es lo que más nos debería preocupar, ya que algunas consecuencias pueden afectar gravemente nuestro modo de vida y provocar desempleo, movimientos masivos de población y pobreza.

Que el cambio climático afecte a los lugares que la UNESCO considera Patrimonio Mundial, no es más que otro ejemplo de la diversidad de los daños que vamos a sufrir en los próximos años, derivados de nuestra irresponsabilidad a la hora de contaminar, deforestar y agotar los recursos naturales.

Por: Redactor Diario del Huila

Comentarios