‘Soy sensible ante el dolor ajeno’

Dominical /

‘Soy sensible ante el dolor ajeno’

‘Soy sensible ante el dolor ajeno’
titulo noticia
  


Solidaria, responsable y luchadora, así se describe Heidy Lorena Sánchez Castillo, quien a partir del primero de marzo asumirá su cargo como personera municipal de Neiva.

¿Qué cree que le gustará de su trabajo como personera?

Lo que más me apasiona y motiva es poder ayudar y aportar a la comunidad. Soy consciente que se encontrarán limitaciones en el ejercicio de las funciones de la Personería, pues éstas son entidades que trabajan con un presupuesto limitado; sin embargo, la vocación de servir a alguien es algo que me gusta, sentir que puedo aportar y que de ello se desprenda un resultado positivo, eso con claridad será lo que más me guste y me emocione de estar en la Personería, para sentir la satisfacción del deber cumplido.

¿Cuáles son esas expectativas en esta nueva etapa laboral?

Profesionalmente enfrento un reto muy importante para mi vida y para asumirlo me he venido preparando como se requiere, tanto académica como emocionalmente. Por esta razón, al ser un reto y una oportunidad tan maravillosa, las expectativas son muchas, entre ellas, poder hacer de la Personería una entidad mucho más visible y confiable para toda la sociedad sin distingo alguno. Trabajar fuertemente por la defensa y promoción de los derechos humanos de todos los neivanos, que podamos sembrar muchas semillas de liderazgo y motivación en nuestros niños, niñas y adolescentes de la ciudad; que ojalá podamos dar inicio a hábitos que se conviertan en patrones culturales en defensa de nuestros recursos naturales y del medio ambiente.

¿Qué hace mientras asume su cargo?

Como la tarea es grande y exige total compromiso y responsabilidad, en estos días previos me he dedicado principalmente a pulir el plan de trabajo que espero adoptar en la Personería. Adicionalmente, he realizado algunas visitas a entidades del orden nacional y local donde se han implementado buenos proyectos con excelentes resultados, con el fin de extrapolar alguna de esas buenas prácticas a la ciudad y sobre todo, en contar con aliados en la ejecución de las mismas. Por ello, he tenido la oportunidad de reunirme con miembros de la Federación Nacional de Personeros, con funcionarios de la Secretaria de Transparencia, de la Procuraduría General de la Nación, la Contaduría General de la Nación, entre otras entidades, las cuales han manifestado su intención de apoyar nuestra labor por la ciudad.

¿Está preparada para convertirse en una figura pública?

Desde el momento mismo de iniciar el proceso del concurso de méritos para proveer el cargo de Personero del Municipio, tenía claro que de llegar a ocupar esta dignidad me convertiría en una figura pública. Por esta razón, hoy más que nunca, al ser servidora pública, estoy preparada para asumir con responsabilidad, compromiso, dedicación y buena conducta, las funciones que me competen, siempre basada en los buenos principios y valores que deben caracterizar a todos los que trabajamos por brindarle un servicio a la comunidad.

¿Cuál cree que sea el cambio más importante ahora que empezará a ser reconocida en el ámbito local?

Cambios en lo personal, por ahora ninguno; seguiré siendo la mujer que he sido hasta ahora, responsable, trabajadora, luchadora por sacar sus objetivos adelante, comprometida con sus obligaciones. No obstante, espero ser gestora de muchos cambios para mejorar; de impulsar y concretar nuevas ideas para hacer de Neiva una ciudad pionera en la protección de los derechos humanos, conocedora de derechos y deberes, una ciudad líder en transparencia, que nuestros funcionarios se caractericen por la prestación de un buen servicio y atención al usuario.

¿Se considera una mujer humanitaria?

Desde pequeña me he caracterizado por ser solidaria y sensible ante el dolor ajeno; esa sensibilidad me ha motivado a lo largo de mi vida a ayudar a quienes estén a mi alcance. Al recibir la educación impartida por las hermanas religiosas vicentinas en Nátaga, tuve la grata oportunidad de vincularme a grupos de voluntariado juvenil que me permitieron realizar labores humanitarias para familias de escasos recursos y población vulnerable.

¿Cuál es el valor que más la describe?

La responsabilidad. Considero que si uno asume un compromiso, tarea o función, debe asumirlo con toda la responsabilidad que este se merece. Solo así es posible lograr grandes metas y culminar con éxito los retos que uno se imponga en la vida.

¿Y un defecto característico suyo?

Quizás soy un poco exigente conmigo misma, eso en ocasiones hace que me castigue fuertemente por las cosas que quizás no salieron como se esperaba. Pero como en todo proceso, estamos para mejorar y/o corregir nuestros defectos.

¿Tiene alguna causa personal que nunca abandonaría?

Sí, por supuesto, mi fe en Dios y mi familia. Son mi fuerza, mi energía, mi motivación.

¿Tiene alguna frustración?

He tenido algunos momentos en los que me he sentido frustrada, sin embargo, no me he dejado caer y he sabido afrontarlos. Uno de esos momentos fue cuando aín siendo el mejor puntaje ICFES de mi colegio y habiendo sido admitida en la Universidad Surcolombiana, no pude iniciar clases pues no tenía los recursos económicos para trasladarme a Neiva. No obstante, con esfuerzo y contando con la ayuda de personas maravillosas, finalmente logré obtener el título de abogada. Otra situación, ocurrió ya siendo profesional, cuando a pesar de mi conocimiento, tuve que ver con tristeza que en ocasiones, el aparato judicial y la justicia misma se quedan cortos ante situaciones que a diario vemos pero nos convertimos en seres insensibles ante ellas.

¿Qué no soporta de las personas?

La hipocresía y la arrogancia; no soporto que se sientan superiores, ya sea por su condición social, recursos económicos, color de piel, género, estudios, etc. Todos somos iguales y estamos ante un sistema jurídico, un Estado Social de Derecho que así lo demanda y debemos ser respetuosos con nuestros congéneres.

¿Qué soñaba cuando era niña?

Realmente era muy soñadora en esa época. Recuerdo que entre las muchas cosas que soñaba era ser una mujer con súper poderes para cambiar las cosas y las situaciones difíciles. Soñaba con llevarme a mi familia y tenerla alejada de todo sufrimiento, como una especie de mujer maravilla.

¿Tiene algún hobby?

Me encantan las manualidades, generalmente ocupo mi tiempo libre o cuando quiero escapar de la rutina, haciendo cosas curiosas como cuadros con cintas, pintar objetos, etc.

¿Qué cambiaría con un solo chasquido de dedos?

Sin lugar a duda, cambiaría el momento en el que mi hermano se vio involucrado en un problema judicial que hoy lo tiene respondiendo ante la justicia. Es emocionalmente difícil observar, que como le ha pasado a muchos jóvenes en el país, hoy mi hermano un joven de 25 años con sueños y proyectos vea truncado su futuro al haber sido, bajo amenazas, obligado a transportar una mercancía ilegal durante sus labores diarias de trabajo en la finca. No es fácil ver opacadas las luchas y esfuerzos de un joven, sus padres y familia quienes por causa de la injerencia de grupos delincuenciales que usan bajo amenazas y amedrentamientos a los campesinos de bien para lograr sus propósitos ilícitos sean precisamente éstas personas que no tienen maldad en su corazón las que terminen respondiendo materialmente por delitos que ellos no eligieron cometer. Ahora, si bien es cierto que cada quien debe responder pos sus actos, esta situación ocurrida en mi familia es una de las motivaciones por las cuales considero que ahora que Dios me ha permitido ser elegida como defensora y promotora de los derechos humanos de esta ciudad que tanto quiero, sea la oportunidad para afianzar aún más la lucha en la defensa de aquellas personas que han sido directa o indirectamente víctimas de la violencia, del conflicto armado y de todos los daños físicos, morales y espirituales que éste ha ocasionado a nuestra sociedad.

¿Cuál es su lema de vida?

Luchar por mis sueños. Esa lucha se construye haciendo lo que más me gusta y sobre todo, disfrutando cada momento que la vida me regala, pues cada día se aprende más y se crece en conocimiento y sabiduría.

Perfil

Gran parte de la primaria y el bachillerato la cursó en la Institución Educativa Las Mercedes, de Nátaga. Finalizó en el municipio de Tesalia en la Institución Educativa El Rosario. Luego se radicó en Neiva en donde se graduó como abogada en la Universidad Surcolombiana, carrera que estudió becada varios semestres. Se graduó tan pronto finalizó materias gracias a la elaboración de un proyecto de investigación que fue premiado y reconocido en varios escenarios nacionales y locales. Es especialista en derecho del medio ambiente en la Universidad Externado de Colombia e inició especialización en derecho administrativo con la Universidad Santo Tomas.

Fue dependiente judicial de dos firmas de abogados de Bogotá. También trabajó en una oficina de abogados que manejaba asesorías con entidades públicas del orden local y nacional. Además, laboró con la Universidad Surcolombiana como asesora del Consultorio Jurídico de la Facultad de Derecho y prestando apoyo administrativo en la Facultad de Salud. Asimismo, estuvo vinculada a la cooperativa de trabajo asociado Cooservit en donde prestó varias asesorías jurídicas a entidades públicas y privadas en aspectos jurídicos en la interventoría al régimen subsidiado. Trabajó como profesional outsourcing de Ecopetrol S.A. en la Regional Magdalena Medio y gracias a su desempeño, fue trasladada a la Regional Orinoquia en Villavicencio, en donde estuvo trabajando hasta salir elegida como personera de la ciudad.

Por: Juan Manuel Muñoz Cifuentes

Comentarios