Estadio no se debe demoler: Pedro Suárez

Dominical /

Estadio no se debe demoler: Pedro Suárez

Estadio no se debe demoler: Pedro Suárez
titulo noticia
  
ver galeria

El ex alcalde de Neiva, Pedro Suárez, habló con Diario del Huila y se refirió al informe presentado por la Contraloría esta semana; afirmó que la obra es viable y no requiere su demolición como algunos lo aseveran. Invita a los huilenses a defender este patrimonio.

Diario del Huila

Pedro Suárez, ex alcalde de Neiva, se refirió al informe de la Contraloría que señala presuntos hallazgos en la remodelación del estadio ‘Plazas Alcid’. No comparte las opiniones de quienes dicen que la obra se debe demoler y dio a conocer un estudio entregado a la Alcaldía de Neiva en diciembre pasado, realizado por una firma con 50 años de experiencia, que garantiza la viabilidad de la obra.

Esta semana se conocieron informes de la Contraloría General de la República en las que se refieren a las obras del estadio ‘Guillermo Plazas Alcid’ e infieren que la estructura como tal debe ser demolida. ¿Qué opinión le merece este informe?

Somos respetuosos de los entes de control y por supuesto que habrá que atender los requerimientos, pero quiero dejar en claro que no conozco el informe auditor y no sé qué alcance tiene. Si es un hallazgo habrá la posibilidad de responderlo en los términos de Ley. En segundo lugar, digo que es muy importante que se aclaren algunos aspectos con respecto al estadio; en mi concepto no es necesaria su demolición porque la estructura nueva que hasta la fecha se ha construido, está cumpliendo con la norma sismo resistente como lo evidencia un estudio que se realizó para ello.

¿Y por qué la Contraloría infiere su demolición?

Hay que decir que el proyecto del estadio no salió de la noche a la mañana; es un proceso que se inició con todos los requerimientos de ley; el municipio de Neiva fue la entidad que ejecutó los recursos y en el caso mío como alcalde de Neiva, hice todos los pasos consagrados en la ley. Se inscribió en el banco de proyectos, posteriormente con la ficha MGA, se presentó al Gobierno Nacional, posteriormente se suscribió un convenio con el departamento del Huila y Coldeportes, y previamente fueron revisados los estudios y diseño por esa entidad, se surtió el trámite en la Curaduría Urbana, se hizo una licitación pública, se inició la construcción de las obras, esto para aclarar que Pedro Suárez no se sentó debajo de la mesa a ver si podía armar un proyecto de un estadio, sino que para la ejecución de las obras se surtieron todos los trámites necesarios para su aprobación. Respecto al informe de la contraloría vamos a esperar a conocerlo para que los responsables de los hallazgos puedan responderlos, aclarando que en la prueba que hace referencia al acta de comité técnico 017 de 2015, de acuerdo al ingeniero Luis Fernando Castrillón, supervisor de la obra en ese momento,  el ente de control la ha malinterpretado, en razón a que en el proceso contractual nunca se incluyó el reforzamiento de las graderías, ya que de acuerdo al estudio de sismo resistencia, estas cumplían y por ende no era necesaria su intervención.

¿Recuérdenos cómo se adelantó el proceso contractual para la obra del estadio?

Teníamos una estructura que no cumplía con las especificaciones de seguridad y norma FIFA y por eso iniciamos un proceso de construcción de cuatro módulos que componen la primera fase del estadio. El primero es la cancha de fútbol que hoy está funcionando. El segundo módulo tiene que ver con la tribuna nueva que se construyó, aclarando que esta estructura es independiente a la construcción antigua, es decir que una no depende de la otra estructuralmente. El tercer módulo corresponde a los camerinos y a la parte baja del estadio que está terminado y el cuarto módulo es la tribuna antigua que está en proceso de intervención; en ese aspecto hicimos una licitación pública con los diseños que se aprobaron en la OCAD, los diseños aprobados por la Curaduría Urbana y eso se puede ver en el contrato adicional firmado el año pasado por la presente administración y ahí aparece que se siguen manteniendo los diseños; no como mucha gente quiere dar a entender que los diseños se han variado.

¿Pero fue transparente la contratación?

Se hizo una licitación pública y quiero decir que, en este tipo de licitaciones públicas, lo que se debe garantizar es que haya unos pliegos de condiciones donde varios proponentes se puedan presentar, y así se hizo. Lamentablemente dos oferentes no llegaron a tiempo y por ende no se pudieron presentar, hicieron la correspondiente solicitud para que se incorporaran en el proceso licitatorio, pero en derecho se les negó la solicitud, y no se presentó recurso alguno por parte de ellos. Acá ha habido una cantidad de desinformación y creo que con algún matiz político para que no podamos seguir avanzando en política y a ellos queremos decirle que no vamos a realizar ninguna actividad política hasta tanto no podamos aclarar este tema del estadio.

¿Y por qué se cayó esa estructura si eso no era lo que se iba a intervenir?

Desconozco porque se presentó este accidente porque no tengo acceso a esa información, pero lo que si tengo claro, por los argumentos que he recibido de personas expertas en el tema, es que al parecer nada tuvieron que ver los diseños con el accidente de trabajo que ocurrió y eso es bueno aclararlo. Es tan difícil establecer un responsable que hoy seis meses después de ocurrido ese hecho lamentable, no se ha podido todavía contratar el estudio para saber que sucedió. Esto no es una obra menor, es una obra importante y requiere unos estudios específicos, para que con base en pruebas técnicas, se esclarezcan los hechos.

¿Y entonces por qué sucedió lo que ya todos sabemos?

Como le he mencionado, eso lo debe determinar la presente administración con base en el estudio que se va a realizar para tal fin. Yo no puedo aventurarme como mucha gente lo está haciendo irresponsablemente diciendo ahora con anticipación que fue lo que sucedió cuando no hay un informe técnico que indique como ocurrieron los hechos.

La Contraloría en su informe infiere que hay que demoler el estadio, pero Coldeportes dice apoyar y culminar la obra. ¿A qué se debe esa contradicción de estas dos entidades?

Son dos entidades diferentes pero la pregunta es interesante. Resulta que quien regula el deporte a nivel nacional es Coldeportes y creo que no hay entidad que conozca mejor el proyecto que Coldeportes, por eso creo que que la entidad tiene la certeza que el proyecto es viable.

¿Qué garantiza que la estructura nueva no se vaya a caer?

Hay un estudio que se entregó al gobierno municipal el 14 de diciembre de 2016 por la firma Concrelab, el cual certifica que la estructura de la nueva edificación cumple con la norma NSR-10, y concluye el estudio diciendo que “… el análisis estadístico que evalúa el proceso de control de calidad en obra se presenta en la tabla 2 y esta evaluación según los criterios del ACI214 se califica como excelente y por tanto los resultados son representativos para evaluar la calidad del concreto recibido”; al final dice que “el análisis recibido en concreto presenta un promedio de resistencia que supera las especificaciones en el 11 por ciento”; lo que quiere decir este estudio, es que la obra no se va a caer; esta es una tranquilidad para los huilenses que la estructura nueva que es independiente de la antigua no se va a caer.

¿Entonces para usted, no es cierto lo que dice el informe de auditoría de la Contraloría?

Ya he mencionado que no conozco en detalle el informe y lo poco que se es por lo que me he enterado a través de los medios de comunicación y en ese sentido no me atrevo a discutir un informe que no conozco. En lo que se refiere al acta del comité técnico, tengo la impresión que la Contraloría a interpretado en forma indebida las conclusiones del comité técnico; me atrevo a hablar del acta porque la conozco y se de lo que estoy hablando porque es información oficial.

¿Se debe esperar el informe de la administración o el informe que presenten los organismos de control?

Se debe trabajar con informes técnicos periciales de personas que tengan experiencia en el ramo y me parece que lo que está haciendo la administración del doctor Lara es lo correcto y si hay alguna duda es bueno tener la tranquilidad para todos que estas sean despejadas por personas expertas en el tema, para que se pueda avanzar en la terminación de las obras, con todas las garantías para los neivanos.

¿Se siente tranquilo con lo que está pasando?

Sí, porque pedimos a Coldeportes acompañamiento antes, durante y después de iniciarse las obras de construcción del estadio al igual que se entregó toda la documentación al DPN que es lo que me competía a mi como alcalde. Estas entidades conocían el proyecto, al igual que la gobernación en cabeza del doctor Carlos Mauricio Iriarte y conocían que se estaba haciendo, por eso creo que Coldeportes se atreve a decir que el estadio es viable y que hay que sacarlo adelante.

¿Y qué se debe hacer entonces con el contrato?

Pienso que hay que esperar el informe contratado por la administración del doctor Lara Sánchez, y en caso de que sea necesario tomar correctivos, aún se está a tiempo porque el contrato está en ejecución, no se ha liquidado y puede ser susceptible a algunos ajustes que se requieran si se quiere terminar la obra del estadio; si lo que se quiere es no terminarlo y echar al traste todos los esfuerzos realizados por las entidades que aportaron los recursos, pues es una posición que no comparto y creo que hoy hay argumentos técnicos para decir que el estadio se puede concluir.

¿Qué opinión le merecen todo lo que se ha dicho en torno al estadio?

Me parece que debemos ponerle una actitud positiva. me dolió la muerte de las personas en la obra, como ser humano que soy y como neivano son cosas que duelen y máxime que el estadio era obra importante en mi gobierno. Hice más de 300 obras y con las únicas que tuvimos problemas fue con el estadio y la Avenida Inés García de Durán, pero en esta última la administración actual ya recuperó los recursos a través de las pólizas de garantía, como conclusión a un proceso de reclamación que iniciamos en nuestro gobierno

¿Tuvo usted injerencia en la contratación?

Jamás tuve injerencia en definir un precio o que hubiera tenido injerencia en el tema contractual y esos eran temas que no tocaba como alcalde de la ciudad de Neiva y lo puedo decir con absoluta tranquilidad. Aquí lo que se han inventado es una cantidad de cuentos para quizás algunos castigarme políticamente para que no pueda seguir en la actividad política.

¿Frente al trabajo de interventoría de la obra, se dice que el interventor era un ingeniero agrónomo, qué tiene que decir de ello?

Está ha sido una verdad a medias, en los pliegos de condiciones de esta licitación pública no había ninguna condición especial para el representante legal de la interventoría y de acuerdo a las opiniones de expertos en temas jurídicos, ni en este ni en la gran mayoría de licitaciones públicas se debe acreditar la experiencia o profesión del representante. La interventoría es un conjunto de equipos y apoyos técnicos que se requieren de acuerdo a lo contenido en los pliegos de condiciones. El representante legal no hace levantamientos topográficos, no hace dirección técnica de interventoría, no hace residencia de la interventoría, no toma los núcleos que se requieren para conocer la calidad de las obras y el representante legal en una licitación pública no debe acreditarse. En conclusión, no es cierto que la interventoría estuviera en manos de un ingeniero agrónomo. Pienso que todo esto hace parte de la desinformación que se ha generado en torno al estadio.

Por: Redactor Diario del Huila

Comentarios