Fermín Segura Trujillo

Dominical /

Fermín Segura Trujillo

Fermín Segura Trujillo
titulo noticia
  


Por Orlando Mosquera Botello

Mañana el Diario del Huila cumple 50 años de fundado. El primer número se editó con el eslogan: “Por la libertad individual y el bienestar común informaremos del Huila para Colombia”. No era fácil tal empresa, por ello transcribo parte de su primer editorial: “En medio de grandes dificultades —casi invencibles— naturales en toda empresa periodística, y mucho más en un ambiente tan recortado y tímido como el nuestro, que por fortuna tiene que transformarse, como lo espera la nación y, sobre todo el departamento, aparece hoy a la luz pública el Diario del Huila. Editado en talleres y edificio propios, con capital y fuerza huilenses, su éxito se confía a la benevolencia con que lo acoja la crítica terrígena.

El periódico- intención poco menos que romántica- será una tribuna libre del pensamiento nacional pero especialmente del departamento, de los municipios y de sus gentes. Su altura moral y los principios filosóficos, religiosos, políticos y sociales que lo inspiran le aseguran una travesía de rectitud y serenidad invulnerables e inmodificables, así de procelosas sean las horas de su vida.

Lo entregamos con amor, entusiasmo y desinterés a la consideración de nuestros compatriotas en la esperanza en que sabrán recibirlo como parte de su patrimonio moral y espiritual y cuya dilapidación sería romper un grave compromiso con el esfuerzo común que debemos hacer en una de las horas más venturosas para nuestro desarrollo económico y social.

No en vano lleva el nombre de Diario del Huila que compromete el espíritu de colaboración y dinamismo de estas apartadas comarcas y constituye un reto a la solidaridad departamental, no por sus fundadores, sino por quienes hayan de seguir esta tarea de cultura y grandeza del departamento”.

Valga resaltar aparte del gran esfuerzo de sus fundadores Max Duque Gómez y Max Duque Palma, la tesonera labor de doña María Mercedes Rengifo de Duque, y de sus hijos Max y María Pía, lo mismo de quienes han estado vinculados de alguna manera al periódico durante este medio siglo, como jefes de redacción, reporteros, fotógrafos, columnistas, publicistas, pautantes, lectores, suscriptores, voceadores, y personal administrativo, quienes han logrado que se mantenga en lugar destacado a nivel nacional.

Por tal motivo dedico este escrito a Fermín Segura Trujillo, y a través de él a todos los que han aportado al buen nombre del periódico durante sus cinco décadas.  

Fermín es un nombre de origen latino que significa firme, sólido, constante. Tuve el gusto de tratarlo desde que se desempeñaba como Jefe de Relaciones Públicas de la Industria Licorera del Huila, cuando esta era gerenciada por Julián Bahamón Trujillo y mi padre ejercía la auditoría en la factoría. Hombre serio de personalidad solidaria e independiente, de reciprocidad amable y sincera amistad. En el no existió el complejo, era de pocas palabras pero cuando se expresaba lo hacía con propiedad a cualquier nivel. Prudente, de pensamiento firme y ágil con capacidad analítica y diplomática porque siempre tendía a la armonía.

Su dominio propio, aspecto físico de pesada figura y amabilidad permanente, lo hacían ver amo y dueño de toda situación de promoción cuando la Licorera pasaba por su mejor momento, y propiamente financiaba la totalidad de nuestras fiestas. Despachaba en un amplio salón orlado con toneles y muestras en varias presentaciones, entre ellas las miniaturas del doble anís, la crema de coco y de pasas que llegaron a ser famosas a nivel nacional e internacional.

Aparte de dicho cargo, Fermín solo fue periodista, nació para serlo de calidad. Liberal ecuánime en quien el sectarismo jamás hizo mella. Amó al Huila en toda su intensidad. Sé que inició su ejercicio como reportero en Radio Neiva, con Gustavo Hernández Riveros como director de la emisora, llanero decano de los periodistas del Huila, quien se desempeñó como Comisario del Caquetá en 1956 y como Intendente de la misma región en el gobierno de Misael Pastrana Borrero -1970-1974-, en el que erigió el edificio que ocupa hoy la Gobernación del Caquetá.

Entonces Radio Neiva era la emisora más potente del surcolombiano -años cincuenta y gran parte de los sesenta-, única con onda corta que le dio el mote de “Imperio Radial del Sur”. Hernández fue hombre de máxima confianza de Rafael Azuero Manchola -quien fuera Senador, Ministro de Gobierno y Designado a la Presidencia-, el mayor accionista de la emisora que luego pasaría a manos de la familia Durán García.

Cuando fue refundado el periódico “El Debate” bajo la dirección de Guillermo Plazas Alcid -4 de agosto de 1964-, Fermín hizo parte del cuerpo de redacción con el Abogado Ignacio Solano Manrique y el Médico Hernando Emilio Cuellar Lara, semanario que fuera fundado por don Tulio Rubiano en 1925, vocero del liberalismo huilense que dicho dirigente quiso que continuara en manos de gente joven cuando no existían diarios regionales. Carlos J. Iriarte Villarruel se desempeñaba como gerente de El Debate. 

Fermín Segura fue uno de los fundadores del Círculo de Periodistas del Huila -1965-, con José Roberto Falla Gutiérrez, Gilberto Vargas Motta, Jorge Andrade Rivera, Ernesto Serrano Montenegro, Gustavo Hernández Riveros,  Alberto Vargas Meza, Emma Sánchez Eslava, Delimiro Moreno Calderón y Gustavo Arregocés. La primera reunión la realizaron en la sede de la Biblioteca Departamental, entonces ubicada en casona de la calle novena entre carreras cuarta y quinta, contigua al museo Omar Santacoloma, espalda del Palacio de las 56 Ventanas. Ernesto Serrano fue su primer presidente, Gustavo Hernández su vicepresidente, Gilberto Vargas Motta su tesorero-, Delimiro Moreno -fiscal-, y Emma Sánchez -secretaria-. Ernesto Serrano y Fermín Segura fueron los encargados de elaborar el proyecto de estatutos aprobado posteriormente.

Este selecto número de periodistas organizó un Congreso Nacional de Periodistas, instalado por el Presidente Carlos Lleras Restrepo y por Hipólito Hincapié, antioqueño que fuera el primer director del Noticiero Todelar, cronista de varios periódicos capitalinos, quien hizo parte del primer equipo periodístico de Caracol Radio con Antonio Pardo García. También acompañó a Alberto Acosta en fundación de medios y noticieros radiales. Era abogado de la Universidad la Gran Colombia y si no me equivoco, entonces presidía el Círculo de Periodistas de Bogotá. Lo allí expuesto tuvo desde luego resonancia nacional.

Fermín fue Jefe de Redacción del Diario del Huila casi por tres lustros, y tuvo como compañeros de jornada periodística a Fabio Echeverry Campuzano y al garzoneño Rodrigo Sanabria Gutiérrez. En 1984 era el presidente del Círculo de Periodistas y tuvo a su cargo la conmemoración de los 25 años de su fundación, evento en el que se analizó detenidamente el nuevo plan de desarrollo para el departamento, contratado por el entonces gobernador, Antonio José Villegas Trujillo. Se estaba iniciando la bonanza de las regalías del petróleo en el Huila. El Diario del Huila utilizaba desde 1973 el sistema de impresión offset con formato tabloide. En 1996 pasó al universal con rotativa Harris y en el 2012 acogió el tabloide moderno.

En 1994, Fermín partió del Diario del Huila para dirigir otro regional. Por donde pasó dejó honda huella de honestidad, capacidad, objetividad y ecuanimidad. Casado con la dama Aurita Gallardo, padres de Milton José y Mónica María. Falleció en 1998 a la edad de 60 años. Una gran fecha para recordarlo con admiración.  

Por: Orlando Mosquera Botello

Comentarios