Lina Cleves, una mujer muy justa

Dominical /

Lina Cleves, una mujer muy justa

Lina Cleves, una mujer muy justa
titulo noticia
  


La prestigiosa abogada Lina Marcela Cleves Roa recientemente fue nombra jefe del Área de Talento Humano de la Rama Judicial. Ella habló con DIARIO DEL HUILA sobre este nuevo reto laboral.

¿Qué significa para su profesión este nuevo cargo?

Es una manifestación real del ejercicio de la profesión, en cuanto debe aplicarse, ejecutarse y hacer efectivos los derechos que tienen los diferentes servidores judiciales en el Huila y Caquetá.

Y a nivel personal, ¿qué representa?

Todo profesional tiene aspiraciones, sueños, metas y retos; el actual cargo representa un crecimiento profesional; en cuanto al campo de acción, tiene fundamento en el respeto y reconocimiento de los derechos de los trabajadores, lo cual me coloca en la situación más próxima del humanismo y de la realización efectiva del estado social de derecho. Así, doy un paso hacia adelante como persona en cuanto me voy a enriquecer de experiencias de vida y, en algunos casos, mi intervención será en pro del beneficio de otros, los servidores judiciales.

¿Cuáles son los retos en este cargo?

No es un reto exclusivamente individual, pues junto con la directora seccional, Diana Isabel Bolívar Voloj y el maravilloso grupo de compañeras de trabajo, tenemos como reto el cumplimiento ágil y eficaz de las políticas trazadas para la rama judicial en nuestra seccional, particularmente en los temas relacionados con los derechos de los servidores judiciales en el Huila y Caquetá. 

¿Hace cuánto trabaja en la rama judicial?

He estado vinculada a la rama durante más de cuatro  años, lo cual me colocaba en la condición de servidora judicial y desde allí percibía toda la problemática de tienen los trabajadores; el actual cargo me brinda la oportunidad de hacer el aporte necesario para procurar reducir esa dificultades y brindar solución a buena parte de las problemáticas que haya conocido. 

¿Qué es lo mejor de trabajar en la rama judicial?

Indudablemente su gente, puesto que junto a ellos se pueden desarrollar habilidades y destrezas, así como compartir nuevas visiones de los asuntos jurídicos que allí deben ser resueltos día a día.

¿A dónde quiere llegar laboralmente?

Las aspiraciones como persona y profesional se gestan en la misma medida en que el trabajo desarrollado es reconocido por los demás, con lo cual, los cargos que he desempeñado me han permitido crecer como ser humano y como trabajadora para alcanzar los mayores propósitos personales y laborales. 

¿Le gustaría ser magistrada?

La labor del juzgador es muy importante, pues no se puede permitir en una sociedad como la nuestra la injusticia judicial y menos aún, la social, motivo suficiente por el cual no puedo descartar esa posibilidad dada mi vocación humanista y de defensa del estado social de derecho.

¿Cree usted que la justicia en Colombia sí es justa?

En términos generales, se encuentran grandes dificultades para hablar de justicia con el significado de justa, pues para algunos resultan desconcertantes los fallos que se emiten en algunos casos, mientras que en otros la justicia es ejemplar, pero en todos esos casos, los jueces están sometidos a la Constitución y a la ley, siendo dichos ordenamientos los que en sus contenidos determinan en nuestra sociedad lo que resulta ser justo y del cómo aplicar la justicia.

¿Y usted qué tan justa es?

No soy muy amiga de hablar en primera persona y de mí misma, pues el egocentrismo constituye una idolatría que no hace parte de mi vida. Pero sí debo precisar que las causas de injusticia, de abusos frente a las personas menos favorecidas socialmente, me conmueven y generan una reacción orientada a restablecer el orden de las cosas conforme a derecho.

¿Qué clase de injusticia no soporta usted?

La justicia inaceptable es la que aparenta ser justa y proviene de caminos oscuros cuando no de la corrupción, siendo por ello que no soporto ningún trato discriminatorio, ilegal, inmoral o con apariencia de sentencia cuando la realidad muestra un ejercicio de poder. No todas las decisiones por sí mismas son justas.

¿Cómo se define?

Soy una mujer que se caracteriza por ser independiente, trabajadora, decente, dedicada, estudiosa, que brinda confianza y amor a los suyos, que vive intensamente su vida y que mantiene intactos sus sueños por mejorar en lo personal y por colaborar en la construcción de una sociedad justa y en paz.

¿Qué le apasiona?

Soy muy familiar y estoy dedicada al trabajo, por lo cual, me fascina compartir con la familia y brindo todos mis esfuerzos en hacer bien todo lo concerniente a mi trabajo.  

Perfil

Actualmente, está cursando cuarto semestre de la Maestría en Derecho Público en la Universidad Surcolombiana; es especialista en Derecho Administrativo y Constitucional de la Universidad Católica de Colombia, y abogada de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Por: Redactor Diario del Huila

Comentarios