¿Musa Besaile tiene rabo de paja?

Dominical /

¿Musa Besaile tiene rabo de paja?

¿Musa Besaile tiene rabo de paja?
titulo noticia
  


Ante la Corte, un jefe “para” dijo que a Besaile Fayad le giraron mil millones de pesos para financiar su campaña a la Cámara en el 2006.

El senador Musa Besaile Fayad, el mayor elector del partido de la U en la Costa (145.402 votos) cree que los cachacos (el interior del país) estigmatizan a los congresistas costeños.

El periódico Meridiano de Córdoba le preguntó sobre declaraciones del expresidente Uribe y supuestos fraudes en las elecciones del 9 de marzo.

-“Le tengo mucho respeto –respondió- pero sí le recuerdo que la mayoría de los congresistas elegidos de la U votamos por él. Si los votos eran legítimos cuando votamos por él, ahora esa votación también es legítima”.

Enseguida les cuento mi versión, un perfil del ahora famoso senador Besaile:

Todos los dirigentes con quienes ha compartido la lucha política han ido a parar a la cárcel por sus vinculaciones con los paramilitares de Córdoba, y aunque también está investigado por la Corte, hay alguna musa poderosa que lo protege.

Ante la Corte, un jefe “para” dijo que a Besaile Fayad le giraron mil millones de pesos para financiar su campaña a la Cámara en el 2006. “Habló de un encuentro entre narcotraficantes y políticos y mencionó un pacto con Antonio, jefe paramilitar en Montería, a través del ingeniero Yamid Besaile, y el compromiso de firmar unos contratos de obra locales”.

El senador Besaile se defiende con el argumento de que testigos falsos están tratando de inculparlo y enlodar su imagen. Carlos Andrés Padilla González, alias Visaje, confirmó la versión del extraditado Salvatore Mancuso, quien vinculó al congresista con esa organización ilegal.

Musa es nombre de mujer y deidad, según la fábula, pero también es igual a Moisés para los sirio-libaneses, sus ascendientes. Musa Besaile no cambia su nombre, fácil y artístico, aunque deba repetirlo cientos de veces para asimilarlo.

Llegó a la Cámara de Representantes en 2002 apoyado por el mayor cacique liberal de la región, Juan Manuel López Cabrales, quien años más adelante perdió la curul y fue encarcelado por vínculos con paramilitares.

Besaile cambió de partido en las elecciones de 2006 (se pasó a la U, de Uribe) y cuando llegó Santos a la presidencia se volvió santista.

Oriundo de Sahagún, tierra fértil para la política. En broma dicen que cada niño nacido en ese municipio recibe de inmediato el reglamento interno del Congreso.

La gente hace dos grandes colas: una para conseguir un puesto de trabajo en la alcaldía y otra para trabajar en las arroceras Palmira, de propiedad de la familia Besaile.

El periódico El Espectador dijo –en una vieja crónica, hablando de Sahagún- que sus gentes no saben si tener a tanto congresista nacido en su suelo es una bendición o una maldición. Como el reloj de la iglesia, que desde hace meses marca la misma hora, un cuarto para las seis, allí parece haberse detenido también el reloj de su desarrollo.

Sahagún maneja un presupuesto anual de $50.000 millones (cifra de hace cuatro años), más otra cifra importante que llega por regalías. Mientras tanto, como un rito, la gente saca en las noches sus sillas mecedoras a los corredores de las casas para paliar el bochorno mientras dice:

-“Estábamos mejor, cuando estábamos peor”.

Por: Édgar Artunduaga Sánchez

Comentarios