Superación en medio de acordes vallenatos

Dominical /

Superación en medio de acordes vallenatos

Superación en medio de acordes vallenatos
titulo noticia
  


Superación Vallenata es una agrupación que llena de esperanza a personas con discapacidad física o cognitiva en el departamento del Huila, ellos se sumergen en los instrumentos de los cánticos vallenatos para superar sus limitaciones.

Redacción Neiva
Diario del Huila

Un sentimiento de pasión aflora en las manos de cada uno de los integrantes de Superación Vallenata cuando interpretan los instrumentos, de allí salen acordes de la música propia de la costa norte de Colombia: el vallenato.

Robert Camayo nació en Ibagué, departamento del Tolima, se considera un ser impulsivo y lleno de pasión por la música, una persona dispuesta a brindar una mano para ayudar a la comunidad vulnerable y discapacitada del departamento del Huila. Él recorre cada región de Colombia con la única y valerosa misión de dar luz y esperanza a la comunidad que lo necesite.

Su vida, como él mismo lo indica, transcurre entre las melodías de la música vallenata; con ella transforma paulatinamente la existencia de los integrantes que hoy conforman el grupo Superación Vallenata, con el cual ayuda a más personas que tienen, por cosas del destino, alguna limitación física o cognitiva. 

Trayectoria de la paz

Gracias a su talento en la música ha recorrido diferentes territorios observando la vulnerabilidad de algunos sectores sociales, llegando de esta manera, a trabajar en departamentos como Nariño, Huila, entre otros.

En algunos lugares ha tenido la desdicha de sentir la angustia, la tristeza y la falta de esperanza que por efectos de la guerra sumía a los pobladores de algunas localidades. Y por ello, para Robert, su objetivo es explícito, regalar a las personas una luz que transforme sus vidas; además de buscar personas con talentos musicales para conformar grupos y que al ritmo de la música, sus heridas sean curadas del trauma producido por la guerra o de la nostalgia de haber perdido una parte de su integridad física.

Sus pasos por el Huila

Desde que Robert se sumergió en la música, fijó sus ojos en el departamento del Huila, una región que llamó su atención y en donde ha podido dar sus respectivas ayudas, realizando actividades para el adulto mayor, los niños y los jóvenes. Debido a la asistencia de diferentes instituciones, se ha dado a conocer la agrupación Superación Vallenata, conformada por personas que tienen alguna discapacidad física y cognitiva, luchadores que no se rindieron y decidieron darle un nuevo sentido a su condición para alegrar su vida con alta dosis de música.

Progresivamente, este grupo de incansables se han dado a conocer explorando sus aptitudes en múltiples actividades de la región del Huila, regalando euforia a la comunidad. Y es que en los tres años que llevan como agrupación han luchado y siguen amando la música.

“En diferentes eventos hemos visto personas con discapacidad que se nos acercan, dándonos a conocer la diversidad de su talento en la música”.

Vidas en superación

En la historia de la agrupación Superación Vallenata se encuentran increíbles testimonios de vida. Uno de tantos es el de Gerardo Dussán, quien por un accidente de trabajo ocurrido hace cuatro años, perdió una falange de su mano izquierda. Gerardo amaba tocar el acordeón, pero a causa del accidente pensó en dejar de lado su pasión hasta que por cosas de la vida conoció a Robert y desde ese momento, poco a poco, fue dejando de lado el trauma por su pérdida física y floreció de nuevo al lado su fiel amigo: el acordeón.

Ancízar Galeano, oriundo del municipio de Colombia-Huila, desde muy pequeño ha amado la música, pero por efectos de la violencia perdió su mano derecha. Sus esperanzas de volver a producir melodía a través de su entonación con el acordeón justo en ese episodio escasearon, por esto decidió vender lo más preciado, su instrumento musical. Después de un lapso de tiempo conoció de cerca la labor de Robert y en ese instante le puso el pecho a su condición, retomando la música vallenata con el amor que en el momento de la tragedia decayó, pero que actualmente se ha incrementado al máximo.

Futuro

Esta agrupación de guerreros de la vida espera traer más luz y esperanza a las personas para que tengan en cuenta que no es de vital importancia el tipo de discapacidad o trauma que haya dejado como producto la violencia, como lo indica Robert.

Ellos, con limitaciones físicas, quieren enviar un mensaje a otras personas que están en su misma condición e indicar que siempre es posible estar por encima de las adversidades.

“He tenido la oportunidad de ver la alegría en las personas de diferentes territorios del sur de Colombia, por ejemplo las zonas de Nariño, Choco, el Pacifico, acá en el Huila, hay muchas experiencias importantes por lo menos trabajar con personas invidentes, uno ve como ellos se esfuerzan cada día por aprender a tocar un instrumentos musical y en este caso para hacer vallenato que es algo cultural propio de nuestro país, en diferentes veredas se ve que son pocos los artistas que llegan a esos lugares pero es reconfortante ver la alegría de las personas al compartir y enseñarles diferentes instrumentos como la caja vallenata, la “guachara” eso hace que eso en la gente quede marcado en su corazón” puntualizó Robert Camayo.

Discapacidad en Colombia

La situación  sobre las estadísticas en discapacidad para  Colombia  desafortunadamente, no es alentadora.  Por un lado, el Censo General (DANE), si bien ofrece información amplia sobre las condiciones de vida de la población con discapacidad, hoy en día está desactualizado y no permite hacer una lectura consistente con la perspectiva de la CIF. Por otro lado, el Registro para la Localización y Caracterización de la Población con Discapacidad (en adelante RLCPD) pese a que cuenta con un conjunto amplio de variables y un robusto sistema de intercambio y actualización de información, tiene una limitada cobertura poblacional  y no permite dar cuenta de su situación global. Finalmente, algunas encuestas poblacionales, que hacen aproximaciones tímidas a la prevalencia de la discapacidad, arrojan resultados muy distintos a los del Censo o el RLCPD, lo cual no sólo ponen en duda su propia veracidad, sino también los resultados de éstas otras fuentes. 

Por: Redactor Diario del Huila

Comentarios