Autoeliminación y homicidios, preocupan a Garzón

Judicial /

Autoeliminación y homicidios, preocupan a Garzón

Autoeliminación y homicidios, preocupan a Garzón
titulo noticia
  


En lo que corresponde a los casos de autoeliminación en el 2016 en Garzón, la mayoría de las personas fueron jóvenes entre los 15 y 25 años. En homicidios, ‘reino’ la intolerancia.

Una rebaja del 38 por ciento en la tasa de homicidios se registró en Garzón, en el 2016 con relación al 2015. Mientras que en el 2015, hubo 13 homicidios en el 2016, solamente se presentaron 8 delitos de esta tipificación en la capital Diocesana del Huila.

Contrasta la rebaja de homicidios en el municipio del centro del Huila, con relación a la tasa de suicidios en la población que subió  pasando de 5 en el 2015 a 8 en el 2016, registrándose dos  autoeliminaciones en diciembre y un intento de esta práctica en los primeros días del 2017.

Aun así, las autoridades de salud de Garzón en conjunto con las departamentales siguen promoviendo campañas para hacerle frente a esta problemática que en época de fiesta de fin de año, tiende a presentar picos altos.

Los homicidios

Entre los ocho homicidios del   2016 en la capital Diocesana del Huila, están los de Reynaldo Trujillo García, John Javier Fierro Peña, Rubén Darío Lara Ñañez, y el feminicidio del 31 de diciembre del que fue víctima Angélica Rodríguez Losada.

Reynaldo Trujillo García de 56 años, madrugó el domingo 17 de  junio del 2016, a nadar a la quebrada Chontaduro, de la vereda Bajo Claros, al oriente de Garzón, sin imaginarse que en ese lugar iba a encontrar la muerte.

El hombre a los pocos minutos de estar disfrutando del baño matinal fue degollado de un  machetazo y apuñalado por desconocidos, que para lograr su cometido los sacaron de las aguas de la quebrada y a unos pocos metros del acuífero sobre un pedregal  lo asesinaron.

Por este crimen, no hay capturados y hasta la presente no existe indició alguno de  autores intelectuales y ejecutores de este cruel asesinato.

El cadáver de Rubén Darío Lara Ñañez, de 33 años, oriundo de Garzón y de profesión desconocido fue encontrado en la mañana del  martes 14 de marzo de 2016,  por habitantes de la Vereda San Rafael, al oriente de la capital Diocesana.

En el cuerpo del occiso los investigadores encontraron dos heridas con arma de fuego en la cabeza y en el tórax,  que le ocasionaron la muerte a Lara Ñañez.

Inicialmente se tuvo como primera hipótesis sobre el origen del crimen  el hurto de la motocicleta hipótesis que posteriormente fue descartada, tras encontrase el velocípedo y hasta ahora no hay indicios sobre este asesinato.

Crimen en la plaza de mercado

En un  exceso  de intolerancia en la mañana del 17 de julio  de 2016  un menor vigilante informal de vehículos en la plaza de mercado de Garzón, asesinó de una puñalada a uno de sus colegas, siendo capturado posteriormente por la policía.

Según algunos testigos de la reyerta esta se originó por una discusión trivial originada por la delimitación del área en la zona de parqueo de la plaza de mercado que cada uno de ellos debía utilizar para cuidar los vehículos.

Tras la discusión los "parceros" pasaron a la agresión con cuchillos donde John Javier Fierro Peña, de 36 años, habitante del asentamiento San Felipe de Garzón, resultó gravemente herido de una puñalada a la altura del pecho en la parte precordial que le ocasionó la muerte en momentos en que era trasladado al hospital San Vicente de Paúl de Garzón.

Por el crimen fue judicializado y recluido por su condición de menor de edad en un reformatorio de Neiva,   John Freddy Ibarra Collazos de 17 años.  


Feminicidio

El sábado 31 de diciembre de 2016, a pocas horas del año nuevo un hombre de 27 años identificado como Jonatán Camilo Torres González, acabó con la vida de Angélica Rodríguez Losada, de 27 años oriunda de Zipaquirá, de golpes contundentes contra el piso y contra los baños del cuarto donde pernoctaban, en hechos en un hotel de Garzón.

El hombre  fue cobijado con medida de aseguramiento carcelaria por una juez de garantías tras imputarle cargos acusado del delito de Feminicidio como delito autónomo, tipificado por la ley 1761 de julio de 2015, cuya pena máxima es de 43 años de prisión sin ningún tipo de rebaja.

Tras la imposición de medida de aseguramiento intramural, Jonatán Camilo Torres González, fue trasladado bajo fuertes medidas de seguridad inicialmente a la estación de policía del tercer distrito y posteriormente a la cárcel las Mercedes.

El crimen de la mujer según las investigaciones del caso, tuvo orígenes inminentemente  pasionales.

En el rango de municipios con habitantes de entre los 50 mil y cien mil habitantes Garzón, ocupó uno de los primeros lugares con menos homicidios durante el 2016.

Mientras que en Yumbo Valle, que tiene 90.187 habitantes se presentaron 87 homicidios en el año, en Garzón con 90.642 pobladores hubo únicamente 8 homicidios en el 2016, estadísticas que demuestran la tradición pacifica de la Capital Diocesana del Huila.

 

Por: Guillermo León Samboní

Comentarios