La paradoja del agua y el desarrollo

Opinión /

La paradoja del agua y el desarrollo

  


Editorial

En nuestro departamento nos encontramos con la paradoja del agua y el desarrollo, que permite reflejar la más grande contradicción que existe en nuestro departamento. Las políticas públicas gubernamentales a nivel nacional le han dado más protagonismo a la construcción de represas hidroeléctricas para la generación de energía, que a la construcción de acueductos para satisfacer la demanda de agua potable para los municipios. Así quedó comprobado en los resultados de las reuniones informativas preparatorias que se llevaron a cabo en los seis municipios que se encuentran en el área de influencia, de la Central Hidroeléctrica del Quimbo, donde se escucharon las peticiones de las diferentes organizaciones comunitarias que se quejaban por la falta del suministro de agua potable para sus comunidades. Es muy triste para los huilenses, que tenemos los más grandes recursos hídricos y más de 15.000 hectáreas inundadas por la empresa multinacional de Emgesa y que se presenten esta clase de esperpentos en nuestro territorio.

Lo anterior demuestra, que la población huilense asiste una vez más a la paradoja del desarrollo. Tenemos grandes cifras macro económicas de crecimiento y de bonanza económica, pero la población urbana y rural no refleja un mejoramiento de sus condiciones de vida: acceso al agua segura, atención en la salud, la educación de calidad, caminos decentes, seguridad y mercado; situaciones que son aprovechadas por algunos exponentes de la tristemente célebre clase política para canalizar ese sentimiento de frustración y lograr posicionarse dentro del contexto legislativo, porque que no salen en defensa de los intereses regionales, sino que acolitan en muchas ocasiones el accionar gubernamental de las instancias nacionales para adelantar mega proyectos de infraestructura, sin medir las consecuencias sociales, económicas y ambientales de los huilenses.

Afortunadamente, el gobierno departamental ha institucionalizado reuniones periódicas de la mesa para la defensa del agua y el territorio, con la participación de todas las autoridades ambientales, organismos de control, entidades públicas, academia, organizaciones comunitarias y demás actores que demandan la protección y conservación de los recursos naturales de la región. Esto ha servido para que después de varios intentos, se logró que el Anla reconociera efectivamente que Emgesa incumplió un buen número de compromisos pactados con el departamento y las comunidades y por esto se logró la citación de la Audiencia Pública de manera formal para el próximo 11 de noviembre en el municipio de Garzón. Que las reuniones que se llevaron hasta ayer, eran simplemente unas reuniones informativas y que no se puede perder el norte, dando por hecho que estos eventos que se hicieron, surtan efecto para que las comunidades tendrán la oportunidad de recalcar, organizar y exponer claramente las ideas que sustenten las compensaciones dejadas de recibir, como es el caso, de los pescadores, agricultores y además actores afectados por la construcción del Quimbo

Por: Editorial -