Las peticiones en la audiencia ambiental

Opinión /

Las peticiones en la audiencia ambiental

  


Luis Alfonso Albarracín Palomino

Después de escuchar por parte de los asistentes, alrededor de 200 exposiciones de las 970 que estaban inscritas para participar en la Audiencia Ambiental, que se llevó a cabo en el Centro Recreacional de Manila en el municipio de Garzón, durante los días 11 y 12 de noviembre del presente año, se destaca que de manera unánime solicitaron a las autoridades ambientales del gobierno nacional, la suspensión de las operaciones de la Central Hidroeléctrica del Quimbo, sino se cumplen todas las compensaciones que están contempladas en la Licencia Ambiental que le otorgaron a Emgesa para la construcción y operación del mismo. Dentro de los documentos de peticiones que se entregaron a la máxima autoridad ambiental del País, está la ponencia presentada por el exgobernador Julio Enrique Ortíz Cuenca, que plantean algunos aspectos que merecen que se enuncien en la presente columna. Se plantea renegociar un nuevo acuerdo con la empresa multinacional, por el cúmulo de irregularidades e incumplimientos evidentes y demostrables para superar estos inconvenientes. Este debe ser suscrito entre el Departamento del Huila, municipios y comunidades afectadas, gobierno nacional y Emgesa, tendiente a estructurar estrategias que conduzcan a solucionar todos los problemas sociales, económicos y ambientales que ha dejado este proyecto hidroeléctrico en nuestro territorio. 

Otro elemento destacable es la propuesta de reversar la concesión al Departamento del Huila, para lo cual se requiere de la voluntad política del gobierno nacional, para que se realicen los estudios técnicos, económicos y financieros que viabilicen esta operación que así a simple vista parece ilógica, pero que se debiera haber planteado al inicio de su autorización, para que este ente territorial tuviera una renta adicional para el fortalecimiento de sus finanzas públicas. Esto facilitaría, además, que las familias huilenses tuvieran unas tarifas más económicas en el suministro de energía. Otra idea es la destinación del 4% del total de los ingresos que percibe Emgesa para ser destinados a la reforestación del Macizo Colombiano, que es considerado el cinturón andino que fue declarado Reserva de la Biosfera por las Naciones Unidas, donde nace el rio Magdalena y las cuencas hidrográficas que suministran el agua a la represa. Este esquema lo tiene el departamento de Antioquia que tiene en su territorio en funcionamiento siete represas hidroeléctricas y que se constituyen en un activo productivo para sus habitantes.

Por: Luis Alfonso Albarracín Palomino