Lecciones para desaprender con el Quimbo

Opinión /

Lecciones para desaprender con el Quimbo

  


Israel Silva G.

Huila: Territorio Solidario

 

Este proyecto que casi ningún huilense quiere recordar por los malos resultados, los impactos negativos y cero beneficios recibidos por esta obra, sigue siendo un karma del cual el único que se han usufructuado es Emgesa inversora y constructora de la hidroeléctrica.  Pese a que los  promotores e impulsores no quieren saber nada de sus gestas en ese proyecto, es bueno estar alertas para no volver a caer en los mismos errores.

En el documento de Agenda Interna del Huila para la Productividad y Competitividad escrita en 2005 bajo el Gobierno de Rodrigo Villalba se incluyó el desempolvamiento de ese proyecto y la construcción de microcentrales, teniendo en cuenta el potencial hídrico que tiene la región. A partir de ese momento iniciaron la carrera los políticos y algunos empresarios para respaldar el desastre que hoy tenemos.

Las denuncias de Asoquimbo, la CAM y la Gobernación del Huila abundan para desenmascarar el tumbe que sufrimos los huilenses. El Gobierno Nacional, la ANLA y el Ministerio del Medio Ambiente terciaron a favor de la multinacional Emgesa desconociendo abiertamente los intereses de la región. Desde Asoquimbo se ha solicitado la suspensión de la Licencia Ambiental como medida de presión para se cumplan las compensaciones contenidas en el Acuerdo, pero han sido abiertamente desconocidas por Emgesa.

No queremos volver a tener proyectos que afecten el ecosistema, la productividad de la región, la destrucción de las comunidades y sus tejidos sociales generadores del desplazamiento de los asentamientos urbanos, la sostenibilidad económica de quienes dependían de la pesca artesanal. Impactos incalculables que no se reparan con dinero y tiempo. Es necesario, que las empresas que producen y comercializan energía como la Electrificadora de Huila incluya dentro de sus planes estratégicos proyectos para la generación de energías alternativas y más limpias que no arruinen el medio ambiente.

La sociedad civil y las organizaciones que se oponen a la construcción de más hidroeléctricas y pequeñas centrales para la producción de energía deberían instar y promover otras formas que estén en dirección de los grandes avances en otras partes del mundo, mediante la energía solar, eólica y biomasa, entre otros.

La sensibilización y la concientización de los huilenses para no ser víctimas y presa del centralismo y la entrega total de nuestros recursos a las empresas multinacionales es producto de las luchas sociales, gremiales y sindicales contra la explotación petrolera, minera y energética. De ahí que el papel jugado por Asoquimbo nos debe servir para que pasemos de la resistencia a las propuestas. La electrificadora del Huila debiera empezar esta cruzada, ahora que está en manos de Hernando Ruiz López persona con alta sensibilidad social y humana para que convoque a todos los sectores y comencemos a construir una alternativa energética huilense que tenga en cuenta el respeto a las comunidades, el medio ambiente y con liderazgo regional en el contexto nacional. Aprendamos e impulsemos lo positivo que hacen en otros departamentos como Antioquía que bajo el IDEA han desarrollado el desarrollo energético departamental y nacional.  

   

Por: Israel Silva Guarnizo