Semana de la seguridad vial

Opinión /

Semana de la seguridad vial

  


Editorial

Los accidentes de tránsito en la ciudad de Neiva, se han venido incrementándose de forma alarmante durante el periodo comprendido entre enero-agosto entre 2015 y 2016. Igualmente, las infracciones de tránsito que cometen los conductores de vehículos (20%) y motociclistas (80%), han aumentado, reflejando el protagonismo de éstos últimos, porque fueron los que provocaron el mayor el número de accidentes que se registraron en las vías urbanas y rurales de la ciudad de Neiva. Las autoridades expresan que se debe reconocer que no es sólo por desconocimiento, sino porque hay omisión, es decir, la irresponsabilidad de los conductores que conociendo las señales de tránsito arriesgan sus vidas, quebrantándolas. En cuanto a otros factores que desembocan en la accidentalidad, son la permisividad con la ilegalidad; si crece la accidentalidad en la que están involucradas las motos, es evidente que hay una correlación con el número de vehículos rodando, y ¿dónde está la causa? En la velocidad o premura que llevan los conductores de ellas. ¿Y la génesis? Probablemente el aumento de servicios de entrega o domicilios, el mototaxismo, la impericia y manejar en estado de alicoramiento, entre otros. Cada vez las vías están siendo transitadas por un mayor número de vehículos y motos, que, en la mayoría de casos se encuentran en regular estado, lo cual se vuelven altamente vulnerables para que ocurran esta clase de hechos lamentables. Las estadísticas emanadas de la Secretaría de la Movilidad del municipio, reflejan esta anormalidad por la irracionalidad de los conductores. Además, la falta de cultura ciudadana, contribuye para que ocurran los mismos, porque no se respetan las normas contempladas en el Código Nacional de Tránsito.

Por tal motivo, es meritoria la iniciativa que ha tenido el primer mandatario de los neivanos, Rodrigo Lara Sánchez de realizar por primera vez, la semana de la seguridad vial, entre el 24 y el 30 del presente mes, buscando confluir la institucionalidad, comunidad y sociedad civil, a través de la generación de espacios de reflexión y acción, mediante diversas estrategias pedagógicas para que la vía pública sea un lugar para la vida y no para la muerte. Se están desarrollando una variedad de actividades académicas buscando que los neivanos se sensibilicen sobre la importancia de esta temática, que busca disminuir el número de accidentes, heridos y muertes, además del mejoramiento que debe la imagen de esta ciudad para que sea una de las más cultas del país. Debemos apoyar este accionar gubernamental, para que todos los conductores se comprometan a respetar la normatividad contemplada en el Código Nacional de Tránsito. No podemos seguir permitiendo que unas personas irracionales atenten contra el bienestar de una sociedad que busca fortalecer la cultura de la legalidad. 

Por: Editorial -