Hay quienes prefieren los puestos a las ideas: Martha Lucía Ramírez

Política /

Hay quienes prefieren los puestos a las ideas: Martha Lucía Ramírez

Hay quienes prefieren los puestos a las ideas: Martha Lucía Ramírez
titulo noticia
  


"Si lo que decide la nueva dirección es que se debe entregar el partido a una candidatura ajena, habrá que examinar con las bases cuál es el rumbo más adecuado".

La excandidata  presidencial, Martha Lucía Ramírez,  defendió  sus convicciones   como dirigente del Partido Conservador   y lamentó que  la reciente convención   de esa colectividad  hubiese  terminado en la ruptura  de las bases  y sus  líderes.

Calificó de   "traidores"  de su candidatura, a quienes  han  querido colocarla más cerca del Centro  Democrático que  del conservatismo,  y dijo que a ellos habría que preguntarles  si están  con su partido o  con el  santismo.

La exministra,  en entrevista  con DIARIO DEL HUILA, lanzó  duras críticas al Gobierno por la Reforma Tributaria, reclamó mayor vigilancia de la  ciudadanía sobre el proceso de paz  con el ELN y anunció que respaldará la candidatura de Esperanza  Andrade al Senado.

¿Está de acuerdo con la  decisión  que tomó  la Corte   Constitucional  de dar    vía libre al fas track  para la implementación del Acuerdo de Paz?

"Estoy de acuerdo con el salvamento de voto de Luis Guillermo Guerrero. El fallo sobre el fast track es ambiguo, confuso e incompleto. La vía rápida no podía definirse en abstracto sino en función del resultado de la refrendación, tal como lo dispuso él al 1/16. Es absurdo dar vía libre a la legislación abreviada y esperar a un posterior fallo sobre la validez de la refrendación por el Congreso".

¿Cree  usted que  los  resultados  de la  reciente Convención  Nacional del Partido  Conservador  acentuaron    la  división de esa  colectividad?

"La Convención reciente consolidó la hegemonía parlamentaria en el partido. Con la convención pasó lo mismo que con el plebiscito y el congreso: el pueblo dice una cosa y los parlamentarios hacen otra. La división que evidenció la convención es la ruptura entre las bases y la dirigencia, que es un fenómeno que está padeciendo toda la clase política y los liderazgo que debemos promover en Colombia deben ser aquellos que le devuelvan el poder a la ciudadanía. Lamentablemente, el conservatismo de la dirección recientemente elegida no representa hoy a las bases ciudadanas que se sienten conservadoras. El auténtico conservatismo, el  de las bases que no se mueve por las maquinarias y que nos honró con su apoyo en la candidatura presidencial, está muy distante a esa práctica de acomodarse al Gobierno de turno".

¿Por la forma  como salió fracturado el  conservatismo  de la  Convención  Nacional,  ve usted posibilidades de su postulación  a la presidencia  a   nombre de   ese partido?

"El partido conservador tiene que ser alternativa de poder y la nueva dirección debe definir el mecanismo para escoger candidato. Si lo que decide la nueva dirección es que se debe entregar el partido a una candidatura ajena, habrá que examinar con las bases cuál es el rumbo más adecuado".

Muchos de  sus  amigos  y contradictores  se preguntan, ¿de  qué  partido está más  cerca Martha Lucía, del conservatismo o del Centro Democrático?

"Yo soy conservadora y quienes han querido justificar su traición a nuestra candidatura presidencial, incurriendo de paso en doble militancia, lo han hecho insinuando que yo estoy más cerca del Centro Democrático que del Conservador.  Habría que preguntarles a ellos si están en el conservatismo o en el santismo. Personalmente creo en las convicciones y en los principios, no en los oportunismos, pero es un hecho que hay quienes prefieren los puestos a las ideas. Tengo amistad y cercanía con el presidente Uribe porque tuve el honor de ser su Ministra de Defensa Nacional y diseñar con él la política de Seguridad Democrática y no renegaré de eso jamás. No me sorprendería que quienes desde el conservatismo se beneficiaron de la Seguridad Democrática  y después encontraron que el sol calentaba más al lado del santismo,  en poco tiempo los veamos otra vez levantando el discurso de la seguridad, la justicia  y la institucionalidad".

¿Está usted dispuesta a emular con  el exprocurador  Alejandro   Ordoñez,  por la candidatura   del  Partido Conservador  a la  presidencia?

"Con humildad creo que la pregunta debería ser si será el conservatismo el partido que enfrentará al populismo de la coalición de FARC, Marcha Patriótica, el Partido Comunista, el Congreso de los Pueblos, El Polo Democrático y los Progresistas. ¿O será que con el pretexto de la paz y con la promesa de mantener los puestos lo llevan  a apoyar una candidatura hija del santismo? Primero habrá que ver la posición del partido frente al futuro del país y después quiénes son sus candidatos. Mi obsesión no es ser presidenta, sino servir a Colombia y mantener la coherencia".

¿Debe   implantarse en Colombia la cadena perpetua para los    violadores y asesinos  de  niños?

"Ayudé a la exsenadora Gilma Jiménez a recoger firmas para el referendo de prisión perpetua para los violadores de niños y me impresionó la reacción de la mayoría de congresistas en contra. La sociedad colombiana debe dar una señal contundente de que no acepta más la violación de sus niños, ni sus mujeres y que los depravados que lo hagan tendrán  prisión perpetua, o un sanatorio mental de por vida. Sin embargo, las penas son apenas una parte de la solución a la gravísima problemática de la violencia contra las mujeres, la trata  y el tráfico de menores. La sociedad colombiana debe educar en el respeto al ser humano, volver a los valores, la familia, el cuidado de los hijos, priorizar la justicia que es uno de los temas pendientes que deja el Gobierno Santos, ante el silencio inexplicable del conservatismo".

A propósito, ¿está de acuerdo con  el referendo que  prohíbe a las parejas gays  la adopción  de niños?

"Estoy de acuerdo en que los niños tienen el derecho de tener un papá y una mamá,  pues cada uno cumple un papel diferente y deja una huella en la formación de sus hijos. Es un tema que la sociedad debe definir en función del derecho de los niños y no en función del deseo de los adultos a realizarse como padres".

¿Es optimista de  los diálogos de paz   con el ELN?

"Al menos esta vez la presión de los colombianos logró que se pusiera como condición la devolución de los secuestrados antes de dar inicio a la fase de negociación.  Eso no se hizo con las FARC, y por eso fui tan crítica. Es clave que la ciudadanía asuma un papel más activo en la vigilancia de la negociación. Espero que se mantenga esta condición al ELN y que no se desista de exigirle a todos los grupos la devolución de los secuestrados y los niños reclutados. Todavía estamos esperando que las FARC devuelvan a los niños, eso no puede continuar, ni repetirse. Es  inexplicable que el Gobierno no exija a esos grupos devolver a los niños reclutados, ni al ELN comprometerse a suspender el reclutamiento  antes de sentarse a negociar".

¿Ve signos positivos   para  la economía del país  en el  próximo año?

"Este Gobierno no libró una batalla frontal contra la corrupción y ahora son irresponsables al presentar una Reforma Tributaria que fue aprobada a pupitrazos, subiendo los impuestos a los más pobres para tapar el hueco de la mermelada. Colombia perdió muchas industrias y no se ha dado al desarrollo agrícola la prioridad necesaria para tener 10 millones de hectáreas sembradas en alimentos. La economía colombiana crecerá apenas un 2 % o 2.2 %  en  el 2017, muy por debajo del 5 % anual que se requiere para generar más empleos de calidad a los colombianos y cerrar el déficit fiscal y de balanza de pagos existente, máxime ahora frente a la cantidad de obligaciones asumidas por el Gobierno en la negociación con las FARC".  

¿Apoyará  usted la candidatura de Esperanza  Andrade al  Senado de la República?

"Tengo gran admiración por la labor que Esperanza Andrade hizo en su candidatura a la Gobernación. Si se lanza al Senado por el partido conservador, espero poder acompañarla".

Por: Redactor Diario del Huila

Comentarios