Si Timochenko quiere oír el mensaje del Papa, bienvenido el encuentro: Monseñor Libardo Gómez

Política /

Si Timochenko quiere oír el mensaje del Papa, bienvenido el encuentro: Monseñor Libardo Gómez

Si Timochenko quiere oír el mensaje del Papa, bienvenido el encuentro: Monseñor Libardo Gómez
titulo noticia
  
ver galeria

"Quiero dejar sentado que si me refiero a temas como los que hoy usted me propuso, no es que viva obsesionado por ellos, sino que como ciudadano y como cristiano, creo que debo dar un aporte siendo de trascendental importancia".

El vicario del Tribunal Eclesiástico y obispo emérito de Garzón, Libardo Ramírez Gómez, aseguró que el país sigue polarizado a causa de los atropellos a la Constitución y los interrogantes que ha dejado la aplicación del acuerdo de paz.

El prelado dijo que si la intención del líder de las FARC, Rodrigo Londoño (Timochenko), es escuchar el mensaje de amor y paz del Papa Francisco, su encuentro será bienvenido.

Monseñor Gómez, en diálogo con DIARIO DEL HUILA, saludó el referendo que busca prohibir la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo y señaló que propiciar para los niños ambientes que favorezcan su bienestar espiritual y material. Es una buena intención.

Monseñor, ¿qué percepción tiene del país después de la firma del acuerdo de paz?

Comenzando por la de Cartagena entre bombos y platillos, cuyo texto no fue aceptado por el pueblo colombiano, en el plebiscito del 2 de octubre, vinieron los diálogos del Gobierno con los líderes del NO. Luego, las conversaciones con los dirigentes de las FARC y se trajo un nuevo texto, según el Gobierno, con muchas aceptaciones a las propuestas que hicieron los voceros del NO, que solamente dieron a conocer a éstos, pero ya sin opción de hacerle cambios. En estas condiciones, se firmó en el teatro Colón ese  nuevo acuerdo, que debía ser refrendado ya no por el pueblo colombiano, sino por los parlamentarios que ha tenido aconductados el Gobierno a sus propósitos, con notables halagos y ofreciendo que habrá algunos cambios en la implementación del mismo. Esa situación, a mi modo de ver, ha dejado insatisfecha a una gran parte del pueblo colombiano, y no es fácil el camino a una gran reconciliación y acuerdo nacional que se ha reclamado desde todos los ángulos del país.

¿Cree entonces que el país sigue polarizado?

En las condiciones descritas y sin haber dado cabida a algunos cambios que se reclamaron al decir NO en el plebiscito, pienso que el país ha quedado dividido entre los que quieren sacar el último acuerdo a toda costa, y los que ven graves consecuencias de la aplicación de la forma como ese acuerdo quedó. Hay además,  graves interrogantes sobre atropellos a la Constitución por el proceder con el que se ha adelantado la aprobación y aplicación de este acuerdo. Esto deja grandes interrogantes y profundas divisiones.

Timonchenko dijo que quiere hablar con el Papa. ¿Cómo ve usted esa oportunidad?

El Papa, cabeza de los creyentes católicos, está abierto como el propio Jesucristo, a escuchar a todos los que acudan a él, quien atendía preguntas de gentes sencillas y de arrepentidos pecadores, al tiempo que a personas que solo querían ver cómo favorecían sus intenciones u obtener respuestas con las que pudieran acusarlo. Desprevenidamente, tanto el Papa como Jesucristo, oyen y dan su mensaje que son de verdad, amor y paz. Si el líder de las FARC, va con la intención de oír un mensaje así encaminado, bienvenido ese encuentro.

¿Usted cree monseñor, que los promotores de la campaña del NO  engañaron al pueblo colombiano?

Se ha abierto en estos días un juicio sobre que los promotores del  NO engañaron al pueblo colombiano, y que por esos engaños ganaron el plebiscito. Creo que hubo algunas presentaciones  exageradas y nada exactas de parte de estos promotores, pero también, que hubo afirmaciones engañosas de parte de los promotores del SI, como que si ganaba el NO, era darle aprobación a continuar la guerra, lo cual no era exacto. Igualmente, se sembró miedo de que si ganaba el NO, surgiría de inmediato la guerra en las ciudades y que con el SI, había que atajar esa situación. Se engañaba al elector al ocultar lo aprobado en cuanto a conexidad de delitos atroces con delitos políticos, lo cual es camino claro de  impunidad. Entonces, hubo afirmaciones inexactas de lado y lado ante un electorado que no fue ciego al dar su voto, sino con inteligencia y libertad, superando los engaños que se le hicieron.

¿Vio usted fructífera la audiencia del presidente Santos y el expresidente Uribe con el Papa Francisco?

El principal aspecto positivo fue la voluntad paterna del Santo Padre de sembrar alguna armonía entre estos líderes del pueblo colombiano, y de parte de ellos, presidente y expresidente, haber querido compartir con un padre común su pensamiento, así fuera  con consideraciones tan opuestas. El Presidente le expuso una vez más al Papa, algo que ya le habían expresado en múltiples ocasiones en relación con el pensamiento del Gobierno y de buena parte del pueblo colombiano que está de acuerdo con él; y al mismo tiempo, fue ocasión propicia para que directamente ante el Santo Padre, el expresidente con serenidad, expusiera sus inconformidades con los pasos que se han  dado, que él considera que no llevan a una paz estable, mostrando al Papa que esa posición no es un rechazo a pasos hacia la paz, sino anhelo de una paz debidamente cimentada. Cada uno de los dirigentes sacó sus conclusiones bien diferentes, pero quedó el llamado a llevar adelante las discusiones y definirlas en forma ampliamente democrática, con estilo de mutuo respeto, de escucharse y no  encerrados en posiciones caprichosas.

Como pastor de la Iglesia, ¿qué otros temas importantes, en su opinión, ameritan ser reflexionados en vísperas de la Navidad por los colombianos?

Quiero dejar sentado que si me refiero a temas como los que hoy usted me propuso, no es que viva obsesionado por ellos, sino que como ciudadano y como cristiano, creo que debo dar un aporte siendo de trascendental importancia. La misión del líder religioso es llamar a acudir a las luces que da la fe en todas las circunstancias, a orar a Dios, que nos dé luces en estos caminos difíciles y voluntad para salir de consideraciones meramente terrenas o interesadas. Qué importante repasar y poner en práctica el mensaje social cristiano, mucho más profundo que los ideales materialistas para sembrar armonía progreso y paz. Qué importante insistir en la defensa de la vida, de la familia, del matrimonio cristiano, de la honestidad de las costumbres en todo sentido, como lo he hecho en mis columnas en el DIARIO DEL HUILA, con tanto amor por  Colombia y mi patria chica. Qué importante rememorar el ejemplo de grandes colombianos impregnados de los principios cristianos, algunos laicos como Marco Fidel Suárez y Alberto Lleras Camargo, así como figuras estrictamente de la Iglesia como el Papa Francisco y nuestro gran arzobispo huilense en vía de canonización, monseñor Ismael Perdomo Borrero.

¿Cuál es su posición con respecto al referendo que promueven algunos parlamentarios, para evitar la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo?

Esta campaña la veo promovida por personas de buena voluntad, inclusive no católicas, que en el fondo reclaman para la sociedad y la formación de futuros ciudadanos, dar la debida preferencia a hogares constituidos según la naturaleza. Propiciar para los niños ambientes que favorezcan su bien espiritual y material es una buena intención, y prohibir qye se los lleven ambientes en contradicción con esto, es un buen anhelo. Vale recordar, la sabia frase del maestro Valencia: "El hombre como el huevo en nido de dulzor será paloma; y en nido de dolor, será serpiente".

 

Por: Redactor Diario del Huila

Comentarios