Vamos a posicionar al Partido Conservador: Andrade

Política /

Vamos a posicionar al Partido Conservador: Andrade

Vamos a posicionar al Partido Conservador: Andrade
titulo noticia
  


El congresista anuncia que su tarea inmediata será la búsqueda de la unión de todas las vertientes de esa colectividad en el Huila, incluidas aquellas que migraron al Centro Democrático y Cambio Radical.

Con la misión de   convertir  al conservatismo  en una organización articuladora de la sociedad  y la institucionalidad, asumió la  presidencia  del Directorio Nacional Conservador, el parlamentario  huilense  Hernán Andrade Serrano.

En entrevista  con DIARIO DEL   HUILA, el dirigente político descartó de plano una eventual aspiración    a la vicepresidencia de la República, al tiempo que anunció  una  febril   actividad proselitista para que  su partido recupere nuevos espacios en el Congreso de la República.

Andrade calificó de "buen recibo"  el nombre del  general (r)  Óscar  Naranjo  como  sucesor de Germán Vargas  Lleras  en  la vicepresidencia,  y admitió  que la aprobación de la  Reforma Tributaria generará  desgaste político a quienes apoyaron esa iniciativa.

¿Cuáles son sus propósitos  al  llegar a la Presidencia  del  Directorio  Nacional Conservador?

"Lo partidos  han   perdido posicionamiento. Sumados todos los partidos  no llegamos a la mitad de la   opinión  pública.  Uno diría que el  propósito es posicionar  al partido,  a sus  ideas.  Parece  frase de cajón, pero  las ideas  conservadoras  siguen  siendo ampliamente  acogidas, aunque trasladarlas a un partido es más complicado. Se trata  entonces de posicionar al  partido y servir de medio de comunicación  articulador entre la sociedad  y la  institucionalidad  en  temas como salud, agro y  justicia. El tema de paz que nos ha dividido tanto,   creo que va llegar  el momento  en que se   doblará la página. Yo soy optimista de esa vía  rápida de implementación y que  la discusión pase al  segundo plano como es la creación del  Tribunal de  Justicia.  Superado  eso,  me tocará el trabajo  de campo  e irme a las  regiones  sobre todo en aquellas donde no tenemos representantes, porque perdimos  Magdalena y Chocó. Entonces  el reto es mantener  el número de curules en Senado y subir  algunas en Cámara. Estamos  en  28   y esperamos pasar de 30  y dar la pelea en la  primera  vuelta con  un  candidato propio a la  Presidencia”.

¿La  expectativa  que ha   generado en el Huila  su llegada  a la DNC, es qué va pasar con la  unidad  del conservatismo? ¿Ve fácil  en las  actuales  circunstancias un  entendimiento  con la  vertiente de Integración Conservadora?

"Nada es fácil en la política,  pero me parece  que es lógico y necesario. Además,  no  tiene sentido  irme al Magdalena a hablar de  unión  y tener aquí el rancho ardiendo. Así que  es  una crónica de la  unión anunciada, porque nos corresponde hacer  la  tarea de  entendimiento, pero no solamente las dos  vertientes, porque dejamos ir otros sectores como  el viejo  polismo, el bravismo,  y   facciones que  no  se han  sentido cómodas en el partido  y  han migrado a  Centro Democrático y Cambio Radical. Me toca  hacer una  labor de persistencia, ojalá  la Cámara estuviera también representada por alguien  de  esos viejos   sectores,  no los  polarizados de  Hermida  y Andrade, sino  de otras  tendencias  de opinión. Así que me corresponde  unir todas  las tendencias.  Nosotros  bajamos de 100 mil votos a 55 o 60  mil en el  pasado  debate, producto de un mordisco muy grande que  nos pegó el Centro Democrático.  Mi cálculo es no bajar de  60 mil  votos en el Huila con  una lista de Cámara  que represente  todas las regiones. El  sur del Huila  hoy no  tiene  representación   y me parece que debe ir en la lista alguien de esa  región".

¿Qué  garantías de imparcialidad  les brindará  usted  a los  distintos candidatos al Congreso, habida  cuenta  de  que  en la competencia  por el Senado  estará su hermana Esperanza?

"Eso  tiene  unas instancias, Directorios  Municipales,  Directorios  Departamentales. Yo no creo que en el Senado haya  mucha discusión, salvo que haya  otra aspiración que también tendría cupo en la lista.  La discusión  está en armar  la lista a la Cámara,  y  yo creo que Esperanza  trasciende  lo del Huila, Caquetá  y Putumayo. Yo les  dije   a mis  colegas que  ella  ha  hecho su trabajo  en esos  departamentos  y   se hizo un borrón y cuenta nueva.  De ahí  en adelante que ella  recorra  el país. Me quedó  pendiente Chocó y Guajira, donde yo tengo  una votación  aceptable y no alcancé a ir con ella. Sin ánimo sobrador no le veo discusión a la curul de Senado de  Esperanza Andrade, ni va llegar  con las  muletillas de  Hernán Andrade, porque ella  tiene  vida política propia".

¿Cómo ve el Partido  Conservador el  nombre del general Naranjo para  suceder en  la Vicepresidencia a Germán Vargas Lleras?

"No me he reunido  con la   bancada, pero creo que va tener aceptación. Es un general  que  cumplió la tarea y en eso es coherente el presidente Santos,  en el tema del  proceso de paz. Él  está  consultando el nombre de Naranjo y creo  que   de parte  mía,  y de toda la  bancada  parlamentaria,  goza de   buen  recibo".

El Centro Democrático insiste en que el fast track que aplicó el Congreso  para la implementación  rápida del acuerdo de paz es inconstitucional,  ¿qué claridad  tiene  la bancada  conservadora  sobre  ese  tema?

"Los caminos en Colombia conducen a las Cortes y a la institucionalidad, eso lo sabe  el Centro Democrático que nos  ha anunciado  ilegalidad  en una cosa y en  la otra. Todas las  normas  que se produzcan en ejercicio del Acuerdo de Paz  llegarán a la Corte Constitucional. Entonces  uno no puede satanizar   que la  Corte es buena o mala  de acuerdo a la  conveniencia.  La Corte dirá si el mecanismo del  fast track  se activó.  Yo hice unas  observaciones de fondo en la Comisión Primera del Senado, cuando las  estaba haciendo llegó la sentencia  y es clara que   el Congreso si podía refrendar. Por eso,  hay un  artículo en  la  Ley de Amnistía  que obliga y traza  un camino de refrendación consultando la participación ciudadana, paso previo que exigió la Corte. Así que no tiene razón el Centro Democrático. Todos los proyectos de ley y normas constitucionales irán a la Corte, esta tendrá la última palabra, si fue válida la implementación del fast track. Uno no puede decir ahora,  si no está de acuerdo,  que eso   es ilegal, para  eso hay  una  juridicidad  del país  y acataremos  lo que determinen  los jueces".

¿Cree usted que los  colombianos pueden  pasarles la cuenta de cobro electoral  a  los congresistas  que aprobaron  la Reforma Tributaria?

"Uno  necesariamente  tiene  un desgaste político cuando toma esa clase de   decisiones. Yo he votado  cosas impopulares   de transferencias  en  educación, pero al final  del día el que vota por uno    vuelve a votar.  En el caso  particular,  yo no me someteré al  escrutinio, pero  eso sí afecta  y no se puede desdeñar  la opinión pública. En el curso  de los días  y los meses la gente entenderá  que el único voto posible  desde el  punto de vista  de  seguridad  macroeconómica,  era el voto de la Reforma Tributaria. Yo hubiera  preferido el  billón de pesos  de las bebidas  azucaradas. Y hubiera preferido penalización  más  fuerte para la evasión, y  haría  en la próxima  reforma más énfasis   en las platas colocadas en  el  exterior. Finalmente, el país  entenderá que era mucho  más  grave  lo que estaba pasando  para la  economía,  y lamentablemente  tuvo   que colocarse ese  impuesto  que no cabe duda que es doloroso y regresivo  como el  IVA del 19 por ciento".

¿Cómo piensa  usted  sortear la disputa de las candidaturas  presidenciales  en la que estarán Martha Lucía Ramírez y Alejandro Ordoñez?

"Buen  trato y garantías como  me comprometí  con ellos, reglas de juego claras  y precisas. Me toca adoptar una  imparcialidad total  y votaré por algunos de ellos en la  consulta, pero como presidente tengo que darles  garantías a todos los candidatos".

¿Es   cierto que  usted  está  pensando  en una eventual  fórmula  vicepresidencial  para las elecciones de 2018?

"No, descartada de plano.  La hemos  contemplado por supuesto,  si me la hubiesen ofrecido   antes de la  presidencia del DNC,   como una propuesta seria,  seguramente  la hubiera  aceptado irrevocablemente. Yo asumí  la presidencia  del Directorio para no aspirar a ninguna  dignidad, ya no puedo ser ni congresista ni miembro de una fórmula  presidencial.  Ya corté mis alas hasta el 2018, y solamente podré  competir en el 2022. Aspiro a conservarme   en buena  forma, política y físicamente".

¿Habrá  relevo generacional en el andradismo  para  las elecciones de  2018?

"Las que  hay son cartas,  y buenas.  Se dará un relevo en el que entrará  gente  nueva. A mí, Ducuara  me parece  importante,  y cuando  solucione sus problemas judiciales  me parece que también es fundamental David  Cangrejo. Ahora los viejos somos nosotros  y  vamos  cumpliendo un ciclo. Yo creo  que el partido ha estado en  crisis. Me   fascina la  forma de hacer  política de Sandra Hernández, es una  mujer inteligente y capaz.

El  conservatismo  tiene cartas, lo que pasa es que los partidos  políticos hemos   entrado en un  proceso de crisis  interna,  y tenemos que  hacer  mucho trabajo  ideológico  para volver  a tener  un  segundo aire. Más adelante habrá  que hablar de  un partido popular en Colombia  de ideas conservadoras, porque lo conservador en el  mundo es  grande, Inglaterra, Alemania, y  ahora teniendo a Trump en  Estados  Unidos. Las ideas  conservadoras  son  fuertes en el  mundo. Comparemos cómo  quedó Venezuela y Brasil  después   del huracán del populismo de  izquierda. La  gente   termina  ilusionándose  con la  izquierda  y regresando  a votar  por las  fórmulas   tradicionales  que le  dan certeza  y seguridad macroeconómica. Entonces, el  Partido Conservador siempre  será un  soporte en la  estabilidad  económica. El conservatismo  tiene  presente y futuro en el país".

 

Por: Redactor Diario del Huila

Comentarios