miércoles, 28 de junio de 2017
Proceso de Paz/ 2016-09-23 05:22

La bandera de la guerra convertida en bandera de las ideas

Cuando esta tarde, la X Conferencia Nacional guerrillera oficialice la refrendación de los acuerdos de La Habana, comenzará el desvanecimiento de la fuerza siniestra de las bombas y los fusiles.

Escrito por: Erick Rojas | septiembre 23 de 2016

Por Jesús María Cataño Espinosa

Enviado Especial Diario del Huila

 

Con un homenaje a la memoria de Jorge Briceño, el “Mono Jojoy”, abatido hace 6 años en una región próxima a La Macarena, comenzaron las deliberaciones de la X Conferencia Nacional guerrillera en su penúltimo día, al tiempo que se hicieron notorios el afán y la agitación entre sus participantes que este viernes refrendarán los acuerdos de La Habana.

La clausura de la Conferencia y lectura del documento final, nombre del nuevo movimiento político y rubricación de los acuerdos, está prevista para las deis de la tarde, pero algunas versiones filtradas por periodistas indican que los actos comenzarán más temprano.

Según algunos comentarios que circularon entre los Medios, las FARC-EP conservarían su sigla, pero ya como iniciales de Fuerzas Amigas de la Reconciliación Colombiana, Esperanzas de Paz. Pero, además, su movimiento político tendría un nombre corto, asociado con el lenguaje popular.

-Con dolor pero sin odio, les recuerdo que hoy hace 6 años nuestro adversario lanzó más de 7 toneladas de explosivos sobre una zona relativamente cercana a este sitio y en un excesivo uso de la fuerza, dio muerte al querido camarada Briceño, dijo en tono tranquilo “José Antonio Lozada” ante los periodistas en el habitual encuentro matinal con los Medios.

-Con banderas blancas renovamos su recuerdo y le decimos que hemos llegado al momento de la recolección de los frutos que usted sembró con su ejemplo y con su lucha, observó “Lozada”, tras puntualizar que los acuerdos de Paz representan una gran posibilidad para la convivencia futura de todos los colombianos.

 

El tiempo se acaba

Mientras tanto, en el campamento exclusivo para los delegados que votarán esta tarde la refrendación de los acuerdos, se vive un ambiente combinado de prisa y alegría. Aunque ayer no fue autorizado el ingreso de los periodistas al salón de sesiones, desde el exterior se pudieron observar los movimientos apresurados de los miembros de las distintas comisiones que trabajan en la redacción de las conclusiones.

Solo falta la reunión plenaria de todos los comisionados quienes, en nombre de las distintas estructuras político-militares, aprobarán el paquete de acuerdos con el Gobierno, producto del proceso de negociaciones en La Habana.

El ambiente festivo que se observa en el campamento-sede de los debates de la X Conferencia contrasta con la nostalgia de muchos de los comerciantes que durante una semana y media prestaron servicios de alimentación, combustibles, bebidas, aseo y venta de ropa en distintos puntos de esta ciudadela. Desde mañana en la noche comenzará el éxodo de los visitantes, la mayoría periodistas, camarógrafos, técnicos, auxiliares y conductores de los grandes Medios extranjeros, nacionales, regionales y Alternativos, desplazados para el cubrimiento de este acontecimiento histórico para el país.

Tal vez, la calma y la desnudez se harán más evidentes en los contornos de la torre de comunicaciones en donde verdaderos enjambres de periodistas se movieron para el envío de sus materiales. Y en el kiosco-sala del teléfono satelital, considerado como el más próspero de los negocios que funcionan en la ciudadela “El Diamante”.

A $400 y a $800 pesos el minuto nacional e internacional, respectivamente, con 3 equipos, se deduce que las ventas por hora fueron de $72.000, en jornadas de hasta 20 horas.

Una motoniveladora, un buldócer-pala y seis volquetas trabajan intensamente desde ayer en la remoción de escombros y tierra, en la preparación de un terraplén cercano al escenario principal y donde seguramente se realizará un gran baile de despedida.

Este inusual movimiento de maquinaria solo se ve en las grandes construcciones, en los megaproyectos de construcción y los periodistas quedaron impresionados por la presencia de tanta maquinaria al mismo tiempo.

 

Fracaso doloroso y culposo

La empresa que atiende las comunicaciones no pudo superar las dificultades de conexión que derivaron en serias dificultades, principalmente a los Medios regionales y Alternativos, para el despacho de sus corresponsalías desde “El Diamante”.

Las agencias internacionales de noticias UPI y Reuter habilitaron 3 canales en sus señales satelitales en un intento por disminuir los dramas de los periodistas que, sin embargo, hacen filas de hasta 4 horas para el envío de sus trabajos.

Directivos de la empresa contratada para atender la altísima demanda de los visitantes y de la misma cúpula de las FARC, informaron que un daño en los equipos repetidores de la señal de micro-ondas en el cerro Neiva Plaza, en San Vicente del Caguán, originó las fallas que no se pudieron superar y el servicio se prestó en un 20% de la capacidad instalada.

El propio Secretariado, a través de sus voceros, demandó de manera reiterada la paciencia de los periodistas y Medios.

-Ustedes deben comprender que por razones obvias contratamos los servicios de conectividad con una empresa “proleta”, que en la jerga de la guerrilla significa pobre, dijo Pastor Alape.

Al final, los hechos alrededor de la Conferencia fueron explotados casi de manera exclusiva por las grandes cadenas de radio y televisión que trajeron sus propios equipos satelitales.

Los directivos de la empresa contratada reportaron pérdidas cuantiosas por el aborto de su programa de trabajo y explicaron que de manera prioritaria se prestaron los servicios de conectividad a la cúpula de la guerrilla para sus comunicaciones con el alto gobierno y la coordinación del desplazamiento de los guerrilleros presos que participaron en las sesiones de la Conferencia.

La hora de internet, según la velocidad y capacidad, se cobró a $17, $27 y $43 mil pesos, pero tras la avería del sistema, la capacidad de navegación se redujo a una mega y los usuarios disminuyeron considerablemente.

Aparentemente, por un acuerdo con las FARC, los operadores regalaron navegación de WhatsApp a grupos de ocho usuarios durante media hora como una compensación por los daños causados.

 

Risas, abrazos, emociones, llanto… y también tristeza

La oficina coordinadora de la organización de la Conferencia suavizó los controles para el ingreso de particulares y desde anoche, numerosos familiares de guerrilleros han llegado en su busca y algunos de ellos tuvieron éxito pero las imágenes de los reencuentros fueron entregadas exclusivamente a los grandes Medios de TV.

Caminando lerdo, apoyado en un bastón y acompañado de dos mujeres, con su sombrero caído y una barba de mes y medio, Erasmo Vargas Córdoba pasó por la sala de prensa, ayudado por “Milena”, la jefe de comunicaciones de la Conferencia.

-Busco a mi hijo Willington Vargas, alias “Aníbal Picón”, hace seis años no lo veo y me dijeron que aquí lo puedo encontrar, dijo con voz cansada, mostrando la foto del muchacho, laminada, como una estampa de las que guardaban las abuelitas dentro de sus brasieres.

Otras personas, madres de familia especialmente, buscan en vano y su agonía se alarga por las restricciones para ingresar al campamento en donde se cumplen los debates de la Conferencia. Les anunciaron que desde el sábado tendrán acceso y mayores libertades para buscar a sus familiares. Mientras tanto, el fantasma de la desesperación, que le precede a la desesperanza, se les mete por entre los huesos y la piel.

-Se me comieron la esperanza, de un solo mordisco, confesó una madre que busca a su hijo. Pero quiero creer que todavía es temprano, que mi hijo está escondido… mi alma está muriendo y solo el hallazgo de mi hijo podrá curarla.

Todos los familiares y amigos que llegan a la ciudadela en busca de sus seres queridos tienen sus ojos empapados de tristeza, de lodo y de ira. Y lo peor, ni sus lágrimas los pueden limpiar.

Llegó la hora de cambiar la bandera de la guerra por la bandera de las ideas.