Se detiene una de las máquinas de la violencia

Proceso de Paz /

Se detiene una de las máquinas de la violencia

Se detiene una de las máquinas de la violencia
titulo noticia
  


Transformadas en un movimiento político abierto, las FARC se comprometieron a buscar soluciones creativas y constructivas a los conflictos cotidianos y a las grandes diferencias de tipo político, ideológico y administrativo.

Por Jesús María Cataño Espinosa

Enviado Especial Diario del Huila

 

Con los últimos rayos de sol acariciando la sabana del Yarí, después de 52 años de resistencia armada, las FARC anunciaron su disolución como organización político-militar y con la premisa de que el dolor hace más lúcido y visible el pasado, se comprometieron a cumplir rigurosamente los acuerdos pactados en La Habana.

Cuando se hizo la declaración, en desarrollo de los actos de clausura de la X Conferencia Nacional guerrillera, un aplauso constantemente renovado, seguido de abrazos, besos, lágrimas y gritos histéricos, levantó una nube de polvo en los alrededores de la tarima monumental, instalada en uno de los terraplenes de la ciudadela, bautizados como “Sala de eventos”. Como monumentos salvados de las ruinas, los miembros del Secretariado y del Estado Mayor de la organización, sentados en orden jerárquico, sonreían por el cambio extremo, de la lucha a muerte al diálogo y la concertación.

Aunque la vida del odio es más larga que la de la convivencia, ahora tenemos que profundizar en el aprendizaje de las cosas por las cuales la gente entra en disputa y cómo se pueden administrar los conflictos cotidianos, pensé al contemplar este cuadro de euforia colectiva, que retumbó en las ondas satelitales y salió por los televisores de las grandes cadenas de radio y televisión, los únicos que pudieron recoger de manera inmediata este sentimiento.

Y en medio de la multitud –obreros, comerciantes, campesinos, trabajadores de los Medios y de los negocios transitorios y, desde luego, de la guerrillerada vestida de gala, don Erasmo Vargas Córdoba, quien vino en busca de su hijo, lloró porque “encontré a mi muchacho, pero muerto”.

-Lo mataron en una emboscada, me dijeron ayer en el campamento, dijo sin odio llegando a los actos de clausura.

Él también está muerto, porque la muerte violenta de un amigo, de un familiar, de un amigo… de cualquiera, es la muerte de uno mismo, la gente se muere con sus muertos.

Al medio día, pocas horas antes de la ceremonia de clausura de la X Conferencia, “Iván Márquez leyó un comunicado suscrito por los miembros del Secretariado y del Estado Mayor Central, que denominó “un parte de victoria de la paz para Colombia” en el que oficialmente se informó sobre la aprobación unánime del acuerdo final de La Habana por parte de la máxima instancia organizativa de la guerrilla.

-Las bases de las FARC han expresado su respaldo a las jerarquías que condujeron el proceso de negociaciones y autorizaron la ampliación del Estado Mayor Central a 61 miembros, que serán elegidos en un próximo Congreso, dijo el jefe de la delegación negociadora, pero no suministró la fecha de su realización.

Se supo, además, que ese Congreso definirá el nombre del movimiento político abierto que ingresará a la escena nacional para disputar el favor de los electores, como un desarrollo de los mismos acuerdos suscritos con el Gobierno Nacional.

En el pronunciamiento también se hizo un llamado a los miembros del Frente Primero que se declararon en insubordinación y se apartaron de los acuerdos.

-Les tendremos las puertas abiertas para su reincorporación, para recibirlos como integrantes de esta misma familia, dijo Márquez.

Enseguida, proclamó una sentencia que ha sido repetida de manera reiterada aquí en la ciudadela y según la cual, el proceso de reconciliación no dejó vencedores ni vencidos, porque la única triunfadora fue la Paz.

Antes de retirarse de la sala de Prensa, la cúpula de la guerrilla –sin la presencia de su comandante “Timochenko”- hizo un reconocimiento a los periodistas por su trabajo arduo a lo largo de la semana y les dijo que “una cosa son los Medios y sus propietarios y otra ustedes, los trabajadores que sufren, como el resto de los asalariados, condiciones de explotación laboral.

-Se acabó la guerra, díganle a Mauricio Babilonia que ya puede soltar las mariposas amarillas, gritó “Márquez”, levantando sus manos.

-Como los intereses modelan la actitud de la gente, nos corresponde, después de este hecho histórico, darle un manejo de cooperación a nuestras diferencias, desarrollar habilidades para que podamos legitimar los intereses de ambos lados y construir una convergencia de todos los puntos de vista, comentó un profesor de sociología, que no quiso identificarse.

Pocos minutos después de abierto el programa de clausura de la Conferencia y mientras afinaban los artistas invitados para la celebración, entre ellos el famoso cantante de música popular, Jhony Rivera, se derritieron las nubes acumuladas durante la tarde, como una réplica a la lucha de la ideas anunciadas en la tarima.

Los relámpagos alumbraron más que las poderosas luminarias de los sofisticados equipos instalados porque, claro, se trataba de la crucifixión dolorosa de la guerra y un viento suave arrastró el cadáver de la violencia.

La tarde sucumbió gloriosa entre un cielo gris, distinto a los atardeceres ensangrentados de toda la semana y el país quedó bajo la coraza de la esperanza, en la perspectiva de encauzar su vida por derroteros que tengan la menor conflictividad. Y a la espera de que las otras máquinas que mueven la violencia de este país ensangrentado, también cesen su marcha.

Me retiré inmediatamente de la ciudadela, metido en una chiva que nos esperaba desde temprano porque, además, se me acabaron las palabras que traje en la cabeza y los viáticos en el bolsillo.

Por: Redactor Diario del Huila

Comentarios