La solicitud que Emgesa hizo a la ANLA para construir una represa en Oporapa

Regional /

La solicitud que Emgesa hizo a la ANLA para construir una represa en Oporapa

La solicitud que Emgesa hizo a la ANLA para construir una represa en Oporapa
titulo noticia
  
ver galeria

En el año 2012, la multinacional Emgesa le solicitó a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), un “pronunciamiento acerca de la necesidad de presentar o no Diagnóstico Ambiental de Alternativas para el Proyecto Hidroeléctrico Oporapa”.

El proyecto abarcaría 49 veredas que hacen parte de los municipios de Isnos, Elías, Saladoblanco, Oporapa, Tarqui y Pitalito. DIARIO DEL HUILA consultó a Emgesa sobre el estado actual de esa solicitud, a lo que la compañía manifestó que hace un año desistieron de dicho interés.

Un documento fechado el 9 de agosto de 2012 y radicado ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, -para ese entonces su directora era Luz Helena Sarmiento- , expone la magnitud de un proyecto hidroeléctrico en el municipio de Oporapa, sur del Huila, el cual había sido presentado por la multinacional Emgesa. El asunto del mismo menciona un pronunciamiento en torno  a la “necesidad de presentar o no Diagnóstico Ambiental de Alternativas”. DIARIO DEL HUILA obtuvo el documento y conoció los detalles expuestos. Además, se comunicó con la compañía, la cual manifestó que desistió del interés de construir la represa, hace un año.

Según lo expresado por Emgesa, el proyecto se ubicaría entre los municipios de Isnos, Saladoblanco, Oporapa, Tarqui y Elías. Mientras que la central hidroeléctrica se localizaría en la cota 900 metros sobre el nivel del mar sobre el río Magdalena, “lo que le permitiría aprovechar al máximo la disponibilidad del recurso hídrico de la zona. La capacidad instalada del proyecto sería de 280 megavatios, siendo la ANLA, la entidad competente para el trámite de la licencia ambiental”, menciona el escrito.

Asimismo, y de acuerdo con lo expresado en la comunicación, “una vez realizado un estudio preliminar de las condiciones geológicas, geomorfológicas, geotécnicas, hidrológicas, bióticas y socioeconómicas, con el fin de identificar aspectos favorables y/o restricciones ambientales para el proyecto, se pudo identificar un solo sitio viable en el río Magdalena, en la zona de los municipios antes mencionados, que permitiría el desarrollo de una hidroeléctrica. La central hidroeléctrica a pie de presa se localizaría en la cota 900 msnm sobre el río Magdalena, entre las veredas Aguadas y San Vicente de Elías, en un punto situado a unos 12 kilómetros aguas abajo del puente sobre el río Magdalena denominado Oritoguaz”.

El texto radicado ante la ANLA consta de ocho capítulos que contienen importantes aspectos como la descripción del proyecto, localización, descripción técnica en la que se definen obras de la central hidroeléctrica, infraestructura asociada y energía para construcción; costos y duración del proyecto, aprovechamiento del recurso hídrico, caracterización ambiental de la zona, entre otros aspectos.

 

El proceso

Solo hasta el presente año la autoridad dio a conocer algunos documentos, en medio de los rumores suscitados por la posible construcción de una hidroeléctrica en esa localidad, luego de que fueran elevadas solicitudes formales a esa entidad ambiental para saber el estado actual de dicho trámite y además, conocer a profundidad las pretensiones de la compañía sobre su intención de realizar dicha represa.

DIARIO DEL HUILA consultó con la compañía Emgesa acerca del documento, y manifestó, de manera informal, que Oporapa no existe para efectos de Emgesa, lo que significa que la compañía no continuó con la etapa preliminar y el trámite respectivo.

Por otro lado, además de la información que da cuenta de la solicitud de un pronunciamiento sobre la necesidad de un DAA, se tuvo acceso a otros escritos formales donde la compañía Emgesa solicitó al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, establecer si las áreas de influencia del proyecto pertenecían a Áreas de Reserva Forestal y Áreas de Manejo Especial, a lo cual, dicho despacho del Gobierno Nacional confirmó que sí lo eran.

En el año 2012, la Corporación Autónoma Regional  del Alto Magdalena (CAM), en cabeza del director de ese entonces, Rey Ariel Borbón, requirió a la misma autoridad información concerniente a la realización de trámites para licenciamiento ambiental que conllevaran el desarrollo de la represa en Oporapa. La autoridad respondió que la compañía había elevado una solicitud de pronunciamiento sobre la necesidad de presentar una DAA y anexado un estudio preliminar, el cual estaba siendo objeto de revisión y análisis por parte de un equipo multidisciplinar, quien a su vez daría un concepto y respuesta administrativa pertinente después de ser discutido y evaluado.

Por su parte, desde la comunidad de Oporapa se realizaron diferentes oficios como rechazo y muestra del inconformismo a la intención de construir nuevos proyectos minero energéticos en el departamento. Este año, habitantes de la vereda Paraguay del municipio de Oporapa, solicitaron a la ANLA información concerniente al proyecto, entidad que finalmente manifestó que frente a la solicitud de la compañía de un pronunciamiento sobre la necesidad de presentar o no Diagnóstico Ambiental de Alternativas para el Proyecto Hidroeléctrico Oporapa, la autoridad ambiental le indicó, el 15 de febrero de 2013, que sí era necesario, con los Términos de Referencia del Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Sin embargo, “es importante señalar que a la fecha, la empresa Emgesa S. A. E. S. P. no ha presentado el diagnóstico Ambiental de Alternativas del proyecto en mención, junto con los demás requisitos establecidos, los cuales dan inicio al trámite administrativo de evaluación de Diagnóstico Ambiental de Alternativas (DAA). En caso de iniciar el mencionado trámite se manifiesta que la información remitida hará parte integral del expediente”, señaló la ANLA en su respuesta.

Fernando Iregui, director nacional de la Autoridad de Licencias Ambientales (ANLA), había dicho a este mismo medio de comunicación, que no conocía ningún tipo de proceso adelantado que conllevara una posible construcción de una represa en Oporapa, aduciendo que solo llevaba un año en ese cargo y por ende, desconocía esa situación.

Pese a que Emgesa manifestó que hace un año desistieron de tal proyecto, hasta el momento no se conoce por parte de la compañía un anuncio formal a las autoridades competentes, en este caso la ANLA, que demuestre que desistió de la posibilidad de construir una hidroeléctrica en Oporapa, anuncio que finalmente quedaría anexado en el expediente del proceso que dicha autoridad ambiental maneja y que finalmente, descartaría por completo dicha posibilidad de aprovechamiento hídrico en el Huila.

Por: Laura Marcela Perdomo

Comentarios