Para mantener calidad del agua en El Quimbo, es necesario mover las turbinas: ANLA

Regional /

Para mantener calidad del agua en El Quimbo, es necesario mover las turbinas: ANLA

Para mantener calidad del agua en El Quimbo, es necesario mover las turbinas: ANLA
titulo noticia
  


Fernando Iregui Mejía, director general de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), máxima autoridad ambiental del país, se refirió a temas álgidos en materia ambiental que acontecen hoy en el departamento. Uno de ellos, la construcción de más represas en el Huila y otro, la calidad del agua en el embalse de El Quimbo.

El departamento del Huila continúa expectante ante la situación de la hidroeléctrica El Quimbo que hace dos días apagó motores, atendiendo a la última decisión de la Corte Constitucional, la cual anuló el decreto 1979 que le había dado vía libre a la generación de energía de la represa. Con este tema, otros han ido surgiendo. Ante esto, el director general de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Fernando Iregui Mejía, quien estuvo ayer en Neiva, se refirió a aspectos como la calidad del agua del río Magdalena en el marco de la remoción del material del vaso del embalse de El Quimbo y por otro lado, a la posibilidad de construcción de más represas en el departamento.

Frente a la decisión de la Corte de anular el decreto del gobierno nacional, el director de la máxima autoridad ambiental del país recalcó que la ANLA como entidad ambiental es absolutamente respetuosa de los fallos judiciales. “Emgesa es la que está en el problema, no entraré a opinar en contra o a favor de la empresa. Afortunadamente la Autoridad no está vinculada al proceso, pero en lo que nos compete somos respetuosos en las decisiones judiciales, porque es nuestro deber constitucional”, manifestó.

Muchos han sido los rumores sobre la posibilidad de construir más hidroeléctricas en el Huila, a lo que el director destacó que hasta el momento no conocen ninguna solicitud para el desarrollo de más proyectos de este tipo, como también de explotación petrolera como fracking. “Con el tema de Oporapa no existen hasta el momento solicitudes y si existen se deben estar trabajando desde el Ministerio de Minas y Energía, pero ante nosotros no. Igualmente, solicitudes para explotar petróleo con la técnica del fracking no hay y tampoco áreas destinadas para esa actividad. Yo puedo hablarle de lo que está radicado y no de lo que posiblemente se va a radicar”, indicó el funcionario.

Calidad del agua en El Quimbo

Iregui Mejía señaló que El Quimbo continúa siendo un tema preocupante, manifestando a su vez que no existe y no puede existir en el mundo, Colombia y el Huila un proyecto hidroeléctrico que no posea impactos tanto ambientales, sociales y económicos. “Quien diga que va a hacer una represa que no genera impactos está diciendo mentiras”, dijo, y añadió: “Una cosa es que estos se contemplen y otra cosa es que alguien se atreva a manifestar que no van a impactar”. En ese sentido, recalcó también que al momento de detectar dichos impactos, se definen a su vez los resarcimientos apropiados, “es más, ninguna medida compensatoria se da suficiente frente a un impacto. Por esa razón los proyectos hidroeléctricos no solo tienen etapa de evaluación y licenciamiento sino que durante su operación se les hace un seguimiento juicioso, detenido y riguroso para lo que siga sucediendo”, explicó.

La duda de muchos huilenses, en este sentido, es si Emgesa ha cumplido con la totalidad de sus obligaciones estipuladas en la licencia ambiental, y si el seguimiento se ha hecho a cabalidad partiendo entonces de los impactos que el proyecto generaría y que hoy, son la manzana de la discordia para que la represa entre definitivamente a producir energía.

Pese a que muchos denominan incongruentes las cifras emitidas por las autoridades ambientales, en este caso la CAM y la ANLA, con relación a la biomasa retirada del vaso del embalse por parte de la compañía, la autoridad nacional indicó que Emgesa sí ha cumplido con el 99% de las obligaciones establecidas en la licencia ambiental.

“Lo que pasa con eso es que en las mediciones que se adelantan, cuando la ANLA habla de ese 99% se refiere a la obligación establecida en la licencia ambiental. Al momento en que se hizo la consulta sobre los compromisos definidos como tal en la licencia, ya se había llegado a ese porcentaje. Eso obsta y no quiere decir que así pasen por encima del 100%, que ya lo superaron, pues van cerca del 120%, todo material que genere descomposición dentro del agua del embalse debe ser retirado. Por eso hacía alusión a que nunca va a acabar el seguimiento y la obligación de la empresa de estar limpiando el embalse”, aseguró Iregui Mejía.

Sin embargo, el inconformismo de los pobladores que rondan la zona de influencia de la represa radica en que la contaminación ya es latente y los olores fétidos abundan. Pero además, temen que la calidad del agua del embalse afecte notablemente la fauna que habita el ecosistema del río Magdalena. El funcionario señaló que con relación a la calidad del agua se debe considerar al río como un ecosistema extenso, el cual recibe material orgánico de diferentes municipios, pero también de localidades directamente cercanas al área de influencia del embalse, lo cual, para el director de la Autoridad, convierte la calidad del agua en algo complejo.

“Una cosa es que los municipios dispongan el material orgánico en corrientes activas como es un río, a que corran en un embalse que tiene un sistema quieto donde se está recibiendo el agua con materia orgánica y se va a descomponer despacio porque el movimiento del agua es menor, de ahí la importancia que hay que tener y es la posición afortunadamente aunada con la Corporación (CAM), de que se mueva el agua, y ¿cómo se debe mover?, con el caudal ecológico que está establecido en el embalse y con el movimiento de las turbinas. Óigase bien, no estoy diciendo que haya que generarse energía, esto es importante ahora para el país, pero más que eso es importante la calidad del agua. La única forma en que se puede mantener la calidad del agua en un embalse de esa dimensión es moviéndola, y la única forma en que podemos mover el agua es con las turbinas”, señaló.

Finalmente, el funcionario explicó que en el entendido de que la compañía no cumpla con lo establecido en la licencia ambiental, se tomarán las medidas ante las afectaciones. “Nosotros tomamos medidas drásticas en este momento, hay dos procesos sancionatorios en curso, muy próximos a ser cerrados. Procesos sancionatorios que están en la Ley 1373, que en este caso serían pecuniarios y sancionatorios”, concluyó el director de la ANLA.

Por: Laura Marcela Perdomo

Comentarios