miércoles, 14 de noviembre de 2018
Actualidad/ Creado el: 2017-10-13 10:16 - Última actualización: 2017-10-13 10:16

“El objetivo es vencer al demonio que se lleva en el interior”

Esto es lo primero que se escucha cuando un habitante de calle quiere dejar atrás un oscuro pasado y empezar de nuevo, algo que según la Casa de Apoyo en Neiva, se debe principalmente a la descomposición familiar.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 13 de 2017

César Pérez Rojas
Diario del Huila

Según una caracterización realizada para poder saber a ciencia cierta cuántas personas se encuentran en situación de calle en Neiva, en el municipio hay cerca de 320 personas sumidas en esta condición, algo que es preocupante y que se considera como un problema de salud pública y de descomposición social.

Criterios o niveles para llegar a esta condición

Existen tres tipos de parámetros que sirven para distinguir a personas que están en vías de ser habitantes de calle y los que lo son totalmente, ya que es muy importante para poder hacer una intervención efectiva, saber diferenciarlos claramente.

En primer lugar la persona que es considerada un habitante de calle neto es aquel que vive todo el tiempo en calle, el que no tiene adonde ir y no tiene una composición familiar; al no ser aceptado por su familia, o por no tener parientes en la ciudad en la que reside. Otro de los criterios para que se les considere en esta condición, es que su sustento económico dependa de lo que recogen en la calle y que eso no les alcance para sobrevivir.

En segundo lugar están las personas en situación de calle. Son los que trabajan en vía pública como por ejemplo los vendedores ambulantes, las personas que trabajan en los semáforos, los que hacen obras de teatro o cantan en los restaurantes pero tienen un lugar adonde llegar así sea una habitación.

Por último está la persona que se encuentra en condición de alta vulnerabilidad de convertirse en un habitante de calle. Son personas de corta edad, estudiantes que salen de sus casas hacia instituciones educativas y que conocen a expendedores de drogas y a habitantes de calle y se relacionan con estos.

Situación y programas locales

En la ciudad aunque hay varias fundaciones, alrededor de seis, que se encargan de dar ayuda a los habitantes de calle, la institución formal, constituida por el Estado, en ese caso el municipio es la Casa de Ayuda al Habitante de Calle. Es un programa que pertenece a la Secretaría de Equidad e Inclusión de Neiva el cual está direccionado sólo hacia personas que viven 100% en la calle. El programa tiene dos servicios, el primero es para la personas que viven en condición de interno y el segundo es para las personas en calidad de externo.

El primer servicio se da a las personas que viven en la Casa de Ayuda, que residen allí, la cual se encuentra ubicada en la Calle 1G # 8-62 en donde se ofrece un proceso de resocialización el cual se inicia una vez llega a la Casa con el apoyo de un educador, que es un profesional en sicología. Por otro lado están la personas en condición de externo; son los usuarios que no quieren internase sino que únicamente pasan y reciben los servicios básicos de alimentación, como lo es un almuerzo o una cena, o que pasan y toman un baño y en ocasiones cuando hay ropa se les entrega una muda de ropa; es decir, una solución física inmediata pero que vuelven a su hábitat.

A las personas que se quedan de internos, en la Casa que tiene  aproximadamente 30 cupos, se les hace un proceso mancomunado con varias instituciones como la Universidad Surcolombiana, La Universidad Cooperativa, el SENA. Asimismo participan dependencias del municipio como son las secretarías de Educación, Cultura, Gobierno y Salud.

Otro servicio que se presta consiste en ayudar a obtener la cedula y registrarlos al régimen de seguridad social. El proceso se hace luego de que la persona llega a la casa. Se registra como población en situación especial y se realizan los trámites para poder ingresarlo al Sisbén.

Trabajos educativos

Tulia Inés Cantillo, coordinadora de la Casa de Ayuda en diálogo con esta Casa Editorial expresó que con la Universidad Surcolombiana, el programa tiene convenio con las practicantes de enfermería, quienes realizan una labor de atención médica y formación educativa para combatir todas las enfermedades infecto contagiosas a las que los habitantes de calle están expuestos, y cuáles son las consecuencias de no cuidarse y no tomar medidas preventivas para evitar sufrir de estas enfermedades. Además de esto, en los últimos 15 minutos los practicantes realizan un trabajo manual con productos reciclados que enseñan a los usuarios para decoración en las diferentes épocas del año como lo son Halloween y Navidad.

Con la Universidad Cooperativa se tienen dos grupos de practicantes, por un lado están los de derecho, que se encargan de hacer asesorías jurídicas y los ayudan cuando tienen problemas con la ley, por ejemplo cuando tiene hijos, o peleas con sus parejas o con su familia. Por otro lado están los practicantes de sicología, el voluntariado, quienes se encargan de hacerles terapias una vez al mes a las personas que están allí y si se ve que un usuario necesita de que se le haga un seguimiento más intenso se efectúa, además de prestar el servicio de voluntariado en las brigadas que se adelantan por las diferentes comunas de Neiva.

Trabajos productivos

En el caso del SENA, se hace un trabajo en conjunto que presta el servicio de profesor de panadería, quien enseña a los usuarios y se articula a una unidad productiva que se utiliza para el sostenimiento de la misma casa, ya que el municipio a través del programa solventa lo que son los servicios públicos, el arrendamiento de la casa y el pago de los profesionales que trabajan ahí, porque la manutención como lo son la comida, los elementos de aseo y ropa u otras cosas se obtienen de la gestión y de estas actividades. «Hace unos cinco años una empresa privada donó una unidad para hacer todo lo que tiene que ver con repostería con lo cual actualmente los muchachos hacen de 50 a 60 panes, además de pizza, lo cual venden con el objetivo de poder sostener la casa», afirmó Tulia Inés Cantillo.

Se tiene proyectado hacer un nuevo convenio con el SENA en el tema agropecuario, con la sede la Angostura donde se puedan ofrecer servicios educativos en temas relacionados con la agricultura, la ganadería, la producción avícola y piscícola.

Plan Retorno

Esta es una iniciativa que se hace articuladamente con la fundación «Muy por Nuestra Gente» que consiste en gestionar con empresas de servicio de transporte intermunicipal los tiquetes al habitante de calle que quiera retornar a su ciudad de origen. Los requisitos para que se pueda hacer esta gestión consisten en hacer un seguimiento al usuario en donde se investiga de qué ciudad es la persona y se contacta con la familia en ese lugar. Se realiza la sensibilización y posteriormente la sicóloga de la institución verifica si hay centros de rehabilitación en la población de origen.

Finalmente luego de que se cumplan estas condiciones se le da un tiquete y se constata por medio de una red de información para que se pueda hacer el retorno con éxito

Causas de raíz

Tulia Inés Cantillo expresó que luego de haber realizado una caracterización se puede llegar a la conclusión de que el problema de raíz para que una personas opte por ser habitante de calle, se debe a la descomposición familiar, la cual se presenta cuando hay un desequilibrio, rechazo y falta de amor hacía esta persona. Se ve que hay personas que llevan en la calle desde los 9 años porque ese es el único refugio que encontraron debido a la falta de un núcleo familiar, o personas que teniéndolo todo se enfrentan a una desilusión amorosa o infidelidad, que lo lleva a caer en las drogas y abandonar su hogar, o madres cabeza de familia que se quedan sin compañero y tienen que salir a buscar el sustento en la calle lo que puede desencadenar en que sus hijos caigan en situación de calle.

«Es por eso que siempre que termino mis entrevistas les digo a las personas que aunque se esté en una situación económica fuerte nunca se debe abandonar la espiritualidad, el temor a Dios, la responsabilidad, el amor hacia los niños, porque un infante con amor así sea pobre de clase media o rico va a ser alguien seguro que no se va a dejar convencer de malas influencias y no va a caer en la calle ya que el 95% de las personas que están en esta condición es porque debido a la desintegración familiar, recurrieron a las drogas para refugiarse», indicó Cantillo.

 

Comité Pro Calle

El programa cuenta con un comité pro habitante de calle según el Decreto 30 del 2012 el cual está conformado por Policía Nacional, Ejército Nacional, Fenalco, Secretaría de Cultura, Educación, Dirección de Deporte y Recreación, Gobierno, Salud, Defensoría del Pueblo, ICBF, en donde hay reuniones trimestralmente y se organizan las brigadas

Comentarios