lunes, 17 de junio de 2019
Economía/ Creado el: 2019-06-01 11:27 - Última actualización: 2019-06-01 11:27

“El pacto que nosotros propusimos al Gobierno Nacional, no quedó en el PND”

Carlos Ernesto Acero Sánchez, presidente ejecutivo de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop), estuvo en Neiva participando del XIV Encuentro Internacional de Economía Solidaria que terminó ayer. Habló sobre la propuesta que le hizo el sector al Gobierno Duque para incluirla en el Plan Nacional de Desarrollo.

Carlos Ernesto Acero Sánchez, presidente ejecutivo de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop).

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 01 de 2019

Fausto Manrique 
Diario del Huila, Neiva

¿Cómo le fue en el Encuentro Solidario?

Estuvimos acompañando a Asocooph en el XIV Encuentro Internacional de Economía Solidaria. Este evento se ha convertido en generación de institucionalidad para el sector cooperativo nacional.

Hace un mes vinimos al foro de La Equidad y permanentemente estamos en el Huila porque, insisto, este es territorio cooperativo y es escuela de formación de liderazgo y acción cooperativa.

¿Cómo cerraron el año 2018 las cooperativas del país?

Las cooperativas continuamos ejerciendo la labor de hace muchos años que es la financiación del consumo de los hogares. Generalmente la gente asocia la palabra “cooperativa” con “crédito” pero ojalá la asociaran con “ahorro y crédito”. Eso está bien y se ha hecho bien.

Sin embargo, hay que revisar las tendencias y el horizonte de lo que viene. Cada vez más el mundo se mueve muy rápido, va cambiando sus formas, sus estructuras, sus mecanismos, su intercomunicación y nosotros tenemos que prepararnos porque cada vez hay más actores en el mercado tratando de hacer lo que nosotros siempre hemos hecho bien que es financiar el consumo y las necesidades básicas de los hogares.

¿Qué se proponen para reinventar el sector?

Estamos llamando la atención en el sentido que con esa infraestructura de servicios financieros que hoy tenemos en Colombia: más de 181 cooperativas de ahorro y crédito, cooperativas financieras, Coopcentral, Bancoomeva, las dos aseguradoras cooperativas (La Equidad y Aseguradora Solidaria), en fin, tenemos una red que llega con servicios cooperativos a 906 oficinas a 506 municipios del territorio nacional.

Ese panorama nos lleva a plantear un nuevo escenario. Las cooperativas debemos convertirnos, con esa infraestructura que tenemos, en promotoras y financiadoras del desarrollo local. Las cooperativas están hechas en el mundo entero –y en Colombia también- para resolver las necesidades y las aspiraciones de la gente. ¿En dónde? En los territorios en donde operamos.

¿Cómo realizarán esa labor?

En Colombia, por una serie de factores que no vale la pena mencionar, nos concentramos sólo en financiar bien el consumo, ahora tenemos que concentrarnos en el desarrollo de esas comunidades porque ahí es donde viven nuestros asociados y sus familias.

Por eso hablamos de empezar a mirar el tema en por lo menos ocho sectores de la economía: medioambiente, agroalimentos, seguridad alimentaria y producción en gran y mediana escala en formas cooperativas, generación de energías alternativas y limpias para las comunidades, cooperativas sociales para atender la economía del bienestar, la economía del ocio y la economía de la gente, protección social integral.

¿En qué segmentos deberían enfocarse?

Con los cambios que está dando la economía, la cuarta revolución industrial, todo esto está generando un nuevo segmento muy grande de personas mayores que ahora tienen más proyección de vida y que también actúan en la economía como consumidores. Ahí hay un trabajo muy importante y las cooperativas deberían ayudar a financiar, al interior de sí mismas, emprendimientos ojalá también cooperativos para atender todas estas necesidades.

En vivienda las cooperativas nos dedicamos a prestar dinero para que otros construyan y compren casa. Lo que nosotros estamos proponiendo es desarrollar el modelo cooperativo como opera en todas las latitudes, en Argentina, Nueva York, Barcelona, Europa del Este, Uruguay y consiste en crear conglomerados o soluciones de vivienda que se gestionen de manera cooperativa para tener barrios cooperativos, ciudadelas cooperativas que además están financiadas por nuestras cooperativas de ahorro y crédito pero que además generan alternativas como por ejemplo, generación de energía limpia para esas unidades residenciales.

¿Dónde o en qué sectores hablarán de esta visión de la economía solidaria?

Eso es lo que queremos hacer también en Colombia. Hay que tener una visión diferente. Que la gente que está en cooperativas sepa que somos mucho más que ahorro y crédito.

Que la gente que hoy no está en las cooperativas entienda que es este modelo el que lleva desarrollo a las regiones, los municipios, las comunidades. Y al Estado que entienda que hay que generar una política pública para que la gente vea en el modelo cooperativo su principal y más poderoso aliado para conseguir esas metas que, en todo caso, lo que va a resolver o cumplir, son los objetivos de la agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidad. Las cooperativas ayudamos a construir prosperidad.

Hace algunos meses, el sector solidario le presentó al presidente Duque un documento para trabajar en conjunto. ¿Cuál fue la respuesta?

Confecoop, en nombre del movimiento cooperativo y la economía solidaria, le presentó al Gobierno Nacional una propuesta de política pública con un gran objetivo que era que las cooperativas fueran consideradas como las impulsadoras de desarrollo humano con inclusión.

Tenía tres objetivos: la presencia institucional, la comprensión de las cooperativas como un modelo de empresa con un carácter social y la necesidad de una seguridad y estabilidad jurídica. Se plantearon ocho estrategias relacionadas con los objetivos anteriores.

El documento tenía 41 acciones de política pública. Se lo llevamos al Gobierno y le propusimos que para el Plan Nacional de Desarrollo, que fue sancionado hace una semana, se incluyera un nuevo pacto.

¿Adaptaron ese documento al Plan Nacional de Desarrollo?

El Plan Nacional de Desarrollo se llama Pacto por Colombia Pacto por la Equidad y tiene tres pilares: equidad, emprendimiento y legalidad, se soporta en 11 pactos transversales y en nueve pactos regionales.

Cuando vimos esa propuesta del Gobierno pensamos que había un segmento, una forma de hacer economía diferente, social, solidaria, cooperativa que incluye a ocho millones de personas, que con familia somos 23 millones. Tomando la metodología del gobierno, convertimos nuestra propuesta en Pacto por la economía cooperativa y solidaria.

¿Qué les dijeron? ¿Aceptaron las propuestas del sector para incluirlas en el Plan Nacional de Desarrollo?

Desafortunadamente el Gobierno Nacional no acogió esta propuesta, que no era para un grupo de personas sino para la sociedad y para la prosperidad colectiva.

En el Plan Nacional de Desarrollo hay unas menciones puntuales y marginales al tema cooperativo. Nosotros queríamos que se empezará a estructurar y manejar como lo hacen muchos países, como lo sugiere la ONU y otras entidades multilaterales.

¿Qué van a hacer ahora?

El pacto que nosotros propusimos, no quedó en el PND. ¿Nuestro trabajo en qué consiste ahora? En avanzar, en desarrollar la política pública, en mostrar realizaciones. Por eso es importante ir al desarrollo en el territorio.

Es importante que las cooperativas avancen en el desarrollo regional y local. Ese es el énfasis que hacemos desde Confecoop porque ahora vienen las elecciones regionales. Ahí hay una oportunidad de acentuar lo que venimos proponiendo.

Entonces se enfocarán en las regiones. ¿También enfocarán sus esfuerzos en que los candidatos a alcaldías y gobernaciones conozcan más el sector?

Debemos apoyar las regiones y que se incluyan nuestras propuestas en los planes de desarrollo. Es necesario que nos reunamos con los candidatos a gobernaciones, alcaldías, concejo y asambleas. Tenemos que ponerlos a hablar de economía social cooperativas para que esto tenga un peso específico y haya política pública como en Antioquia y Santander.

¿No fue desgastante su esfuerzo para que se incluyeran sus propuestas en el Plan de Desarrollo?

El cooperativismo ganó en el escenario del debate público, organizamos y conformamos la bancada parlamentaria pluripartidista, de todas las vertientes políticas, que ya está hablando de estos temas. Ese es un avance significativo en un país en donde en los últimos 40 años no ha dado un paso en el sentido de lo que ha hecho todo el mundo y es abrir espacio y ampliar la plataforma para esta otra forma de hacer economía.

También logramos posicionar en muchos medios, el tema cooperativo. Hay un paso hacia adelante y al interior del movimiento cooperativo, muchos dirigentes comprenden la importancia de hablar de la política pública para poder desarrollar nuestros procesos y programas en los territorios.

Antes preguntaban qué tenía que ser esa política pública, o ese proyecto con ellos, hoy en día la gente dice: tiene todo qué ver.