miércoles, 25 de abril de 2018
Neiva/ Creado el: 2018-04-14 07:40 - Última actualización: 2018-04-14 07:51

“Quedamos en la calle”

Son tres humildes familias que lo perdieron todo, por cuenta de las fuertes lluvias en Neiva. Advierte la Oficina de Riesgo del Municipio, que estas familias no tendrán atención para reconstruir sus viviendas por tratarse de un predio ilegal.

Escrito por: Julio Diaz Sánchez | abril 14 de 2018

Apenas era la madrugada de este sábado 14 de abril y las fuertes lluvias arreciaban en Neiva, acompañadas de vientos, borrascas, truenos y relámpagos. Algunos árboles vetustos de ramas largas, se desplomaron y cayeron encima de tres humildes viviendas en el suroriente de la ciudad.

Los moradores fueron sorprendidos por las pesadas ramas de los árboles, algunas personas resultaron lesionadas, pero no de gravedad, sin embargo el fuerte aguacero, les acabó con lo poco que tenían, sus casas artesanales quedaron literalmente en el suelo, es decir quedaron destruidas.



Son tres humildes familias, incluyendo adultos, niños y bebés recién nacidos. Deberán pasar día y noche prácticamente en la calle o valiéndose de la caridad de algunas personas del sector de Buenos Aires, un asentamiento donde se refleja la pobreza extrema, la falta de oportunidades y la ausencia gubernamental.

María Paula Cechagua, es una joven madre damnificada quien con su pequeño hijo de brazos, relata que teme a pasar la noche acompañada de agua y sereno, porque las fuertes lluvias y la borrasca les acabó con lo poco que tenía “estábamos dormidos, cuando sentimos fue que un gigante árbol nos cayó encima, nosotros quedamos debajo de las ramas, a mí por fortuna no me pasó nada, pero mi papá si resultó con heridas en la cabeza y el cuerpo” narró


Familias damnificadas

¿Y el Gobierno municipal?

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Neiva, bajo el mando del teniente Juan Carlos Bonilla, se trasladó hasta el lugar de la emergencia para atender la situación. Allí lograron con sus poscas herramientas cortar ramas y mover los árboles que cayeron encima de las viviendas.

Entre tanto, Pedro Pablo Tinjacá, director de la oficina de gestión de Neiva, señaló que las viviendas destruidas por el desplome de los árboles y las fuertes lluvias, no tendrán atención alguna por tratarse de casas improvisadas construidas en predios no legalizados del municipio.

 “En este caso del asentamiento Buenos Aires, se hace el censo pero no se puede entregar materiales para construcción como cemento, arena, porque estas personas no estaban en un sitio legal, por lo tanto el municipio no puede mitigar las afectaciones de estas familias” concluyó.

 

Comentarios