viernes, 28 de febrero de 2020
Actualidad/ Creado el: 2020-02-13 05:35

“Salsa al Parque”: radio que celebra la diversidad y promueve la igualdad de género en Chile

Este año el Día Mundial de la Radio se centra en cómo esta es un medio poderoso para celebrar a la humanidad en toda su diversidad, y ser un escenario para que todas las voces se expresen, estén representadas y sean escuchadas. En Chile, una colombiana se ha encargado de darle voz a los representantes de un género musical que se había mantenido a un lado en el país, pero que ahora florece en las comunidades migrantes.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | febrero 13 de 2020

Diana Alexandra Leal Ruano nació en Cali, Colombia, una ciudad ubicada al suroeste de la capital del país en el departamento del Valle del Cauca, y la llamada capital de la salsa.

“Bailo salsa desde niña, vengo de una familia de madre y padre salsero, nosotros venimos de barrios populares y mis padres me contaban esas historias de los bailarines como el Jimmy Boogaloo, el Guaracho, la Figurita, que hacían pasos como la tijereta, la caída de la hoja, la ruleta”.

Diana creció rodeada de salsa en el barrio el Guabal, donde en 1995 se abrió una conocida Viejoteca de la época llamada el Séptimo Cielo, y donde según cuentan los vecinos, la misma Celia Cruz alguna vez visitó.

“Si bien yo nunca pude ir porque ya cuando tenía edad para entrar ya estaba en declive, tuvo un rol muy importante dentro del ámbito salsero en Cali, y nosotros vivíamos en frente de esa viejoteca, e incluso yo no sé si es verdad o si es un mito familiar, pero mis tíos contaban que una vez Celia Cruz había ido y había pasado a comprar debajo de donde nosotros vivíamos, donde un tío tenía una licorería. Eso fue como un boom en la familia, porque la guarachera fue a comprarnos aguardiente”, cuenta.

A los 21 años la colombiana migró hacia Chile para estudiar un semestre de intercambio de su carrera de periodismo, pero decidió quedarse y vive allí desde hace once años.

“El choque cultural más fuerte que tuve cuando yo llegué a Chile es que ninguna radio ponía salsa, no había salsotecas, y si había, ponían son cubano. Antes tenía que escuchar las emisoras de Cali por internet, para no perder ese arraigo cultural y musical”, dice.

Con el paso de los años, Diana Alexandra se dio cuenta que no estaba sola en su amor por la salsa en el país suramericano, algo que se hizo cada vez más obvio con la llegada de más y más migrantes en la última década.

Un género del exiliado y del migrante 

“La salsa en Chile tiene un componente político, que es un fenómeno bastante interesante, porque la salsa en la época de dictadura era vetada porque había un temor de que pudiera fortalecer el mensaje cubano, por eso no es de sorprender de que a pesar de que América del Sur es un continente muy salsero, esta música se haya quedado atrás”.

La periodista afirma que la creciente migración de colombianos, peruanos y venezolanos a Chile, está atrayendo muchos músicos formados en la academia, que ahora están aportando a las orquestas salseras chilenas.

“Estas tienen una influencia muy cubana, muy de timba, y cuando llegan los salseros colombianos o de otras nacionalidades le comienzan a ’meter más golpe, más percusión’’ y allí se ve un cambio distintivo en cómo se está haciendo la música”.

También, muchos exiliados de la dictadura de Pinochet que vivieron en otros países suramericanos, al regresar, trajeron la cultura salsera, añade Leal. 

Diana decidió buscarle un espacio a su amada salsa y aportar a la difusión de este género musical y migrante en Chile a través del programa radial Salsa al parque, que se transmite a través de la cadena de la Universidad Central, donde trabaja la ahora docente de comunicación estratégica.

“Durante tres años, Salsa al Parque ha abierto los micrófonos a salseros chilenos y migrantes, convirtiéndose en un espacio musical e intercultural con enfoque de género, en el que todos y todas pueden contarnos no solo sobre su trayectoria profesional sino también difundir sus nuevas canciones, promocionar sus eventos y conversar de este género musical que se llama Salsa y que tanto nos mueve”, afirma.

El programa de una hora, que se transmite en vivo todos los viernes a las 4 de la tarde a través de Radio Universidad Central 107.1 FM, comenzó en 2017 como un espacio de sólo música, dedicado a la comunidad migrante de la comuna de Santiago, la zona con mayor cantidad de extranjeros residentes de la capital de Chile (más de 212.000 según información oficial), y a donde llega la señal comunitaria.