DIARIO DEL HUILA, ENFOQUE

Por: Juan Carlos Bravo

Hoy jueves 18 de noviembre del 2021, el Huila celebrará 27 años de la reversión de la concesión DINA 540 a Ecopetrol. Ese triunfo nacionalista es producto de la lucha de los afiliados y afiliadas a la USO, Asopetrol, comunidades, periodistas, académicos, líderes sociales, sindicales, comunales y estudiantes entre otros, que reunidos en el Comité Pro-Reversión, presidido por el gran luchador y periodista Guillermo Bravo Vega (Q.E.P.D).

No fue fácil enfrentar la política del presidente de la república en ese entonces, Cesar Gaviria, y la ministra de minas Mónica de Greif, o al poder político y económico de la multinacional Hocol que intentó seguir 10 años más explotando estos campos petroleros, acudió al chantaje, despidió más de 10 trabajadores, entre ellos siete dirigentes sindicales, hubo  amenazas y asesinato de líderes sociales, pero no les alcanzó y pudo más el pueblo y las organizaciones del Huila, haciendo realidad el sueño de que llegara Ecopetrol al Huila. Fue esta la oportunidad para más de doscientos trabajadores y trabajadoras de recibir la sustitución patronal y permitir que sus familias recibieran mejor trato social, en salud y educación, activos y trabajadores ingresaron a la estatal petrolera.

Así lo explicó el Tesorero Nacional de la USO, José Marín Moreno Villareal quien participó activamente en la lucha por la reversión. Explicó que cuando se recibieron los campos producían 11.600 barriles diarios gracias a 80 trabajadores tercerizados de MASA y a 130 trabajadores directos. Hoy, se producen 15.600 barriles de petróleo diarios en la gerencia VAO, perteneciente a la vicepresidencia Andina Orinoquia de Ecopetrol en el Huila, es decir hemos mejorado la producción.

El Tesorero Nacional de la USO aseguró que la USO continuará defendiendo a Ecopetrol, trabajadores y comunidades del entorno.  En el caso del departamento del Huila, aún hoy laboran mil trabajadores tercerizados y 220 directos, a pesar de la crisis humanitaria y recorte de nómina, se sigue generando regalías, pagando impuestos y se hace inversión social en varios municipios del Huila y comunidades petroleras. Existen campos que aún tienen 2.500 millones de barriles de reservas conocidas no desarrolladas. Igualmente, sus operaciones se centran en 22 campos.

“En el 2016 Ecopetrol puso en riesgo la operación pública de cinco campos: Yaguará, Palermo, Santa Clara y Río Ceibas Sur y Norte, amenazó con entregarlos a empresas privadas y en el 2020 lo intentó de nuevo con los 22 campos para entregar a la filial Hocol, pero no lo permitimos gracias a la movilización de la USO y sindicatos hermanos al interior de Ecopetrol, medios de comunicación, líderes sociales, la USO nacional y la dirigencia sindical de la USO Huila. Se demostró que somos rentables técnica y políticamente, que tenemos la capacidad laboral, que sólo se requerían ajustes operacionales para continuar operando como Ecopetrol en el Huila.

Reversión Dina 540

La noche del 18 de noviembre de 1994, las altas temperaturas de un día normal cayeron a la mitad y diecisiete kilómetros al norte de la capital huilense comenzaba a escribirse un nuevo capítulo de la historia petrolera en el país: eran revertidos 134 pozos, de la Concesión Neiva 540, a la Nación. Allí, en un área de 149.000 hectáreas que comprende zonas de los municipios de Neiva, Aipe, Palermo, Villavieja, Yaguará, Tello, Campo Dina y San Francisco, se encuentran los diez campos petroleros que entregó esa noche la multinacional Angloholandesa Shell.

“Recordemos que Ecopetrol fue creada gracias a la huelga que lideró la USO con 3.000 trabajadores en 1948 en Barranca exigiendo la reversión de mares, que luego de más de un mes de paro, obligó al gobierno de turno a crear por decreto la estatal petrolera el 25 de Agosto de 1951, que se ha estado fortaleciendo desde entonces, gracias a la constante lucha de la USO, que exige una vez terminados los contratos de concesión y asociación, los campos explotados por multinacionales pasen a ser operados directamente por Ecopetrol, caso en 1980 en Orito, Dina 540 en 1994, Rio Zulia, Castilla y Chuchimente, Campo Tello, San Francisco, Campo los Mangos y Yaguará, Rubiales, Purificación y muchos otros”, argumentó el tesorero Nacional.

“Ecopetrol no hacía presencia en esa época en campos de producción en el Huila, pero fue la lucha de la USO, comunidades, periodistas, académicos, líderes sociales y sindicales, estudiantes entre otros quienes creamos la barra petrolera, el comité pro-Reversión cuyo presidente fue el gran luchador y periodista Guillermo Bravo Vega (Q.E.P.D). No fue fácil ganar la pelea al gobierno de Gaviria en la época, para que al terminar ese contrato de concesión los campos pasaran a ser operados por Ecopetrol, que explotados por más de 25 años por las multinacionales Hocol y Shell y otras como Colbras, Teneco, Houston Oil Company entre otras, se lucraban de estos.”, anotó.

El dirigente sindical, sostuvo que Hocol-Shell hizo hasta lo imposible para no entregar el campo que en esa época producía más 11 mil barriles de hidrocarburos diarios, no existía campo Palermo, Yaguará, Rio Ceibas, fue entonces cuando los afiliados al sindicato de la industria, Asopetrol y la USO, tomaron la decisión política de exigir al gobierno y a Ecopetrol que este campo debía ser operado directamente por Ecopetrol.

“El 17 de Junio de 1994 a las 10 am, gracias a los paros simultáneos de la USO, el gobierno de Gaviria fue obligado a no prorrogar esta concesión y notificó a Hocol Shell la entrega el 18 de Noviembre del mismo año.  Una vez las multinacionales conocen esta comunicación, de inmediato despiden 10 trabajadores entre dirigentes sindicales y afiliados; pero no pudieron arrinconarnos, los afiliados a los sindicatos seguimos firmes en nuestra justa causa, inmediatamente exigimos el reintegro y lo logramos el 18 de Noviembre de ese mismo año; a las 12 de la noche izamos la bandera de Colombia, Ecopetrol y la USO, como señal de victoria y patriotismo, ganamos”, recordó el líder sindical.

Hoy 27 años después, han sido millones de barriles de petróleo que se han producido y entregado al país y miles de metros cúbicos de gas, con más de 1.000 trabajadores tercerizados y 220 directos, todos beneficiados de esta lucha, comunidades también beneficiadas con empleo e inversión social, también muchos que no lucharon o son de otras regiones de Colombia.

Hoy muchos de esos líderes sindicales que lucharon son pensionados, otros siguen vivos en la lucha como el dirigente nacional José Marín Moreno y de la subdirectiva regional como Alexander Rondón, Joan Manuel Rodríguez, Andrés Felipe Cerquera, Rudecindo Charry, Nelson Molano, Jacob González, Juan Carlos Mora, Jesús Alberto Marín Palma, Rafael Motta, Miguel Moreno y Orlando Salazar entre otros y trabajadores de esa concesión activos laborando, quienes piden justicia y pensión por Ecopetrol.

Ese triunfo nacionalista es producto de la lucha de los afiliados y afiliadas a la USO, presidido por el gran luchador y periodista Guillermo Bravo Vega (Q.E.P.D).