sábado, 24 de agosto de 2019
Cultura/ Creado el: 2019-04-28 05:09

400 artistas danzan por la preservación de la principal arteria fluvial del país

México, Ecuador y Perú y por Colombia Atlántico, Bolívar, Boyacá, Cundinamarca, Tolima y Huila, se han congregado por segundo año consecutivo a la ‘Ribera del río Magdalena’ en un  intercambio de saberes, muestras de danzas tradicionales, urbanas y contemporáneas.  

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 28 de 2019

 

 

Con cumbias, bullerengue, chalupa, bambuco, rajaleña, entre otras muestras culturales, 400 artistas propenden por elevar un llamado de atención y enviar un mensaje social sobre el cuidado y protección ambiental del río Magdalena.  

Y es que la ruta fluvial más importante de Colombia hoy día, se encuentra agonizando, y se ha convertido en uno de los vertederos más grandes de lixiviados del país.

“Podemos decir que el Magdalena es una gran alcantarilla, recibe todos los desechos de los ríos ribereños hasta su desembocadura en Barranquilla”, sostuvo Diego Quintero Collazos, director del festival la ‘Ribera del río Magdalena’, que llegó a su segunda versión con presencia de invitados internacionales de México, Ecuador y Perú y por Colombia de Mahates, Bolívar; Puerto Boyacá, Girardot, Onda, Gigante, Palermo y Neiva.

“La ciudad de Neiva sin el río no hubiese existido. Todos sabemos que hasta los años 50 todo llegaba por él, los champanes aparcaban en el Puerto de las Damas. Ha sido el portador de la cultura y ha generado este mestizaje”, sostuvo.

En ese sentido, el festival que rescata los saberes y muestras culturales de las 7 millones de personas que residen en los municipios por donde pasa el afluente, quiere ir más allá del entretenimiento, “no solo ser un espacio para entretenerse sino que se genere conciencia de que tenemos que volver a mirarlo, no como un punto de encuentro para ir a pasear sino con el objetivo de devolverle todo lo que nos dio”.


Ayer en horas de la tarde grupos naciones en internacionales realizaron una presentación en el Parque Santander.

“Los negros nos pintamos de negro”

Entre los grupos participa Son de Negro, de Mahates en Bolívar, quienes son pescadores y por ende viven el río patria. Ellos a través de la música han ido trasformando la realidad de su municipio.

“Hemos visto cómo nuestros puertos de agua han venido muriendo, cada día son menos productivis. En mi pueblo más de 1500 familias dependen de la pesca, que hoy por la contaminación se ha ido acabando”, señaló Francisco Sarabia Castillo, quien hace parte de este, uno de los grupos folclóricos más alegres e importantes a nivel a nacional.



México estará presentando su tradicional danza de Moros y Cristianos, que narra la conquista de los españoles en ese país;  y  Yucatán, una fiesta que se hace cuando se herra el ganado.

En ese sentido, la puesta en escena de hoy muestra cómo el ser humano está siendo víctima de su propio apetito acabando con la ciénaga. “Vemos al hombre atrapada en las redes por su propia ambición; ese es un mensaje que estamos llevando a nuestros amigos de la ribera”, relató.

Dijo además que “es la oportunidad que tenemos para nosotros mostrar esa gran interacción musical en las riberas. A nosotros musicalmente nos une el Magdalena, muchos tienen una marcada influencia negra y bailes cantados”.

Son de Negro es una manifestación eminentemente africana y muestra una danza guerrera de negros que huían de la esclavitud y se internaban en las montañas o zonas inhóspitas donde eran libres.

Pero también realizan música de cabildos que remonta a épocas de la colonia donde los españoles otorgaban cierta libertad a los negros según su etnia y lengua. Con ello se les permitía constituir cabildos y a partir de ello, cada etnia proveniente de África mostraba sus expresiones dancísticas propias.

También narró Sarabia Castillo que, a través del baile, quieren mostrar que “son más las cosas que nos unen”.

“Con mucha satisfacción he visto que compañeros del Perú y Ecuador, muestran algunas cosas que nosotros hacemos porque son africanas o ancestrales”, dijo.

Son de Negro, trata también de personas de tez morena que a la vez se pintan de negro. “Negros pintados de negro para ratificar nuestra negrura”, manifestó. Utilizan gorros, banderas, y algunas danzas pueden ser machistas o feministas.

Invitados  

Entre tanto Gabriel Nicolás Castillo, de la región norte de la república del Perú, apuntó que estarán interpretando La Marinera, baile bandera de ese país; y El Tondero, baile típico de Piura, región de donde proviene.

La Marinera se caracteriza por el zapateo y agilidad de piernas. Simboliza el enamoramiento de una pareja.

El Tondero, es el baile más popular de la zona norte del Perú y muestra el “apareamiento del gallo y la gallina, en este caso el cortejo más excesivo entre en hombre y la mujer. Se baila con pasos más sencillos”, explicó Castillo.

Frente a las expresiones culturales de la región, dijo que “la de Huila y Neiva son muy contagiosas”.

También por el occidente de México, María Guadalupe Hernández García, sostuvo que asistió al festival “para aprender sobre las raíces de nuestro folclor mexicano, que es una mezcla de muchas culturas y al final de cuentas es un revoltijo de todo”.

Danza de Moros y Cristianos, que narra la conquista de los españoles en México;  y  Yucatán, una fiesta que se hace cuando se herra el ganado, son las presentaciones de estos cuatro días. Estas se han robado la atención con su sin igual vestimenta.

“Yo creo que en todos los países del mundo deberíamos empezar a gritar por nuestros animales, nuestros recursos, y compartir las vivencias para nosotros poder empezar a trabajar con la gente cerrada que solamente piensa en el dinero”, señaló la maestra mexicana.

Recta final

Para esta segunda versión el festival llegó con una variada agenda que se comenzó a ejecutar el pasado viernes e irá hasta mañana lunes. Hoy hacia las 10:00 de la mañana habrá un desfile que inicia en el Centro de Convenciones y finaliza en la Gobernación. A las 4:00 de la tarde será la gala de cierre de los grupos internacionales.

El evento, que ha tenido gran acogida por parte de los neivanos,  finaliza con la puesta en escena de los anfitriones. La jornada será exclusivamente para las más de 30 agrupaciones neivanas.

Con ello también se busca practicar la danza como una expresión cultural por parte de los jóvenes, para que tengan buen uso del tiempo libre y si se quiere más adelante esta sea una profesión.