Diario del Huila

5 beneficios de desarrollar una cultura empresarial identitaria

Ago 14, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Actualidad 5 5 beneficios de desarrollar una cultura empresarial identitaria

La configuración de una identidad propia es el pilar fundamental de toda empresa y determina su accionar. Para entender mejor esta idea, es esencial comprender qué es la cultura organizacional: se trata de el sistema de valores y creencias compartidos por la organización.

Sostenida por una comunicación efectiva y un clima laboral saludable, una cultura empresarial trae aparejadas muchas ventajas. Por esa razón, es clave construirla en torno a las necesidades y principios fundantes que caracterizan a la empresa en cuestión.

En esta nota, recorremos cinco beneficios que se perciben al desarrollar una cultura organizacional dentro de una empresa.

1. Identificación

El primer beneficio asociado a la construcción de una cultura organizacional orientada a las personas es la identificación de sus colaboradores y público en general. Esto ocurre porque, al establecer un sistema de valores, se definen los modos de comportamiento e interacción.

Una cultura compartida posibilita un mayor compromiso por parte de los colaboradores que se sienten parte. A su vez, esto repercute en el público, que también puede sentirse representado por los valores y accionar del equipo empresarial.

2. Motivación

Al promover la conformación de una visión conjunta, la cultura empresarial funciona como orientadora del proyecto organizacional. Al mismo tiempo, la comunicación y el trabajo en equipo fortalecen los vínculos humanos, logrando un clima laboral saludable.

Los mencionados, son razones más que suficientes para acrecentar la motivación de los colaboradores. Esto se debe, principalmente, a que cada persona es parte del proceso nodal y no una pieza en un engranaje.

3. Solidez

Tanto la motivación como el proceso identificatorio resultantes del establecimiento de una cultura organizacional, son un gran aporte a la solidez de una empresa. El rasgo fundamental es la conversión de un negocio en un equipo que trabaja de manera colaborativa.

 

Como comunidad, una empresa adquiere mucha más fuerza, lo que se traduce en un alto nivel de competitividad y el desarrollo de capacidades resolutivas. Estas cualidades hacen posibles las proyecciones a largo plazo, con la confianza del sostenimiento y crecimiento constante.

4. Profesionalismo

Otro elemento clave de la cultura empresarial es el desarrollo profesional de sus colaboradores. Una organización saludable debe procurar el aprendizaje continuo del personal con el fin de brindar herramientas de actualización y optimización de las labores.

Esta forma de empoderamiento logra, junto con la solidez, potenciar el desarrollo de talentos valiosos para el porvenir de la organización y las personas que la conforman. Por otra parte, el crecimiento profesional es el cimiento de la formación de nuevos líderes positivos.

5. Productividad

Ligado a todas las ventajas que mencionamos, sostener una identidad empresarial aumenta notablemente la productividad. Una de las razones es el involucramiento del personal lo que sumado al bienestar general, posibilita un flujo de trabajo continuo.

Por otra parte, la apertura al desarrollo profesional del equipo permite el enriquecimiento y la retroalimentación constante. Esto genera, a su vez, que la empresa desarrolle una capacidad de cambio y eficiencia que favorezcan la mejora continua.

5 beneficios de desarrollar una cultura empresarial identitaria

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto