Diario del Huila

$56mil millones se necesitan para terminar la Torre Materno Infantil

Jul 26, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Enfoque 5 $56mil millones se necesitan para terminar la Torre Materno Infantil

DIARIO DEL HUILA, ENFOQUE
Por: Daniela Gutiérrez

Como lo habíamos anunciado hace poco, ayer en medio de una rueda de prensa se dio a conocer por parte del Hospital Universitario de Neiva y la Gobernación del Huila que serán $56.480 millones de pesos los necesarios para terminar el proyecto de la Torre Materno Infantil de Neiva. Así mismo se dieron los pormenores de un problema estructural que arrojaron los primeros datos del estudio de patología y vulnerabilidad realizado a la obra.

La Torre Materno Infantil es uno de los proyectos que tiene la ciudad de Neiva como símbolo de las obras inconclusas. Son cerca de 12 años los que este proyecto lleva pasando de administración en administración “sin pena ni gloria”. Como lo habíamos anunciado en la edición de fin de semana de Diario del Huila,  los resultados del contrato de la consultoría N° 192 del 2021 arrojaron que se necesitan cerca de $56.480 millones de pesos para terminar esta mega obra.

El estudio que fue entregado hace aproximadamente 4 meses, reveló además de la cuantiosa suma, la necesidad de hacer un estudio de patología y vulnerabilidad sísmica a la torre para mirar en qué estado de funcionabilidad estaba, “efectivamente encontramos una torre enferma y que necesita ser atendida”, confirmó la gerente del Hospital Universitario de Neiva, Emma Constanza Sastoque Meñeca.

“Con estos recursos terminaremos primera y segunda fase del proyecto y poder dar al servicio esta torre que es un anhelo del pueblo huilense, pero además de la región sur colombiana. Este monto sólo incluye la realización de la obra pues la puesta en mantenimiento es otro capítulo”, informó la Gerente.

Pese a esto, en una entrevista previa realizada por Diario del Huila a Raúl Castro Rayo subgerente administrativo del Hospital, habrían indicado que no necesitarían de más recursos para poner en funcionamiento la torre puesto que los servicios que allí se prestarán que son ginecobstetricia y pediatría ya se cumplen en otra área del centro hospitalario.

Aun así, la Gerente expuso que, “el tema de dotación será una gestión que deberemos adelantar con el ministerio de salud y el Gobierno Departamental, pero aquí lo importante es terminar lo que era un elefante blanco, una obra inconclusa que ya está en funcionamiento primer piso y planta baja”.

De este recurso económico la Gobernación del Huila aportaría $30.000 mil millones de pesos por recursos de regalías, lo cuales ya estarían destinados y garantizados y el Hospital completaría el dinero restante aportado del Superávit y de préstamos ante las entidades bancarias.

Problemas estructurales

Los primeros resultados del estudio de patología y vulnerabilidad sísmica que entregó el Consorcio Consultores Marva a través de un análisis de 13 componentes que determinó un estudio estructural con hallazgos importantes en donde se refieren a que la torre tiene unas lesiones por junta constructiva entre la torre A y la B y la plazoleta.

“Son tres elementos separados que estructuralmente que al unirlos conforman la Torre Materno Infantil. Al hacer el análisis estructural de ella arrojó que al ocurrir el sismo máximo de diseño por ser una estructura del grupo 4 que es aquella que no debe fallar en caso de un empate sísmico, en parte no cumple con los protocolos”, señaló la ingeniera Olga Patricia González Valenciano, representante legal del consorcio responsable del estudio de patología.

 También se conoció que algunos materiales no cumplen con los estándares de calidad que se necesitan para poder hacer parte de la estructura física de un edificio del área médica puesto que la permanencia y eliminación de eses de animales como palomas y murciélagos “produce acidez y el concreto es alcalino lo que hace que se vaya deteriorando”, contó la Ingeniera.

“Lo bueno es que la estructura es recuperable, todos los daños que se tiene se pueden mejorar”, indicó González. El proceso más crítico es la junta de los tres bloques que forman la estructura los cuales no cumplen con el requisito de la norma de sismo resistencia.

“La norma lo máximo que nos permite en estructuras de salud es que sea el 1% de la altura que me desplace y puesto que la estructura tiene en el bloque b tiene 4 pisos y el bloque A tiene 5 pisos uno queda más abajo que el otro la deriva nos da 16 centímetros. Lo que hay que corregir es la separación, pero no demoliendo sino limpiando todo y utilizando un elemento que me disipe la energía del movimiento cuando ocurra el sismo”, explicó.

La torre tendrá una intervención por parte de personas calificadas a nivel internacional y se espera que los resultados del informe final se entreguen sobre el mes de agosto para poder pasar la obra a licitación y que se empiece a construir para que a finales del año 2023 sea una realidad.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto