sábado, 16 de diciembre de 2017
Opinión/ Creado el: 2017-08-11 11:58

Con sus mejores hombres

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 11 de 2017

Por: Luis Humberto Tovar

En el día de ayer, con gran éxito, se realizó la convocatoria hecha por la dirigencia del Centro Democratico, con la presencia ineludible del Presidente Uribe, y los precandidatos, hasta ahora, que corresponden además, a los líderes que recorrieron el país, abriéndoles los ojos a los colombianos, sobre lo que hoy le sucede a Colombia, que en su época llamaron mentiras, y que hoy el Consejo de Estado, por fin, corrigiendo un barbarismo de uno de sus integrantes, le dijo al país, que los promotores del NO tenían toda la razón, en sus argumentos.

Son algunos de los candidatos del NO, recorriendo el país, analizando soluciones para este desastre en que han convertido a Colombia, con la participación de los ciudadanos, dentro de esa forma de hacer política del Centro Democratico y promovida por Uribe, de hacer partícipe a la sociedad de sus propias soluciones.

Personajes del peso específico como Rafael Nieto, Paloma Valencia, Iván Duque, Carlos Holmes Trujillo y María del Rosario Guerra.

Todos absolutamente brillantes, serios, conocedores del país, personas portadoras de absoluta transparencia, con autoridad moral para hablar de los males endémicos de la Nacion, sobre todo la lucha contra la corrupción, sobre los temas económicos, sobre los acuerdos de la estafa famosa contra el NO en el plebiscito, y muchos temas más, porque Colombia en las actuales condiciones, es una pandemia.

Faltan aún otros candidatos, que enaltecerían esta proliferación honrosa de personajes nacionales como son Martha Lucia Ramírez, Fernando Londoño y Luis Alfredo Ramos, estos últimos, victimas todavía de la ineficiencia de la justicia, donde se demuestra aun, el daño causado por la constitución del 91, de la politización de esta, y lo que es más grave, influenciada por el cáncer de este gobierno, que dice para el exterior, no existir división de poderes en Venezuela, pero la practica con dadivas y lo que vulgarmente llaman la mermelada.

En Colombia, todo lo tiene comprado el gobierno; influye en todos los niveles, por el presidencialismo irracional de nuestras instituciones, y lo más grave, por utilizar las finanzas del Estado y su titularidad en la Administración Pública, para lograr los objetivos tendenciosamente dirigidos a lesionar a quien se oponga a sus propósitos, y evitar a como dé lugar, eventuales éxitos de la oposición, por tener sus mejores hombres.

Es un ejercicio lúgubre a la mezquindad política, propio de inteligencias menores.

Comentarios