Diario del Huila, Regional

Por: Juan Manuel Macías Medina

Párroco de Garzón, anunció que cementerio de Garzón se estaría quedando sin espacio, esto, debido a la gran cantidad de fallecidos por Covid y demás enfermedades comunes en la capital diocesana del Huila.

Cementerio Nuestra Señora del Carmen del municipio de Garzón se estaría quedando sin cupos para recibir más cuerpos, esto, debido a la gran letalidad que ha generado la llegada de la pandemia a la capital diocesana del departamento del Huila. Héctor Gabriel Trujillo, párroco del municipio, explicó la situación en la que se encuentra el cementerio.

“En este momento el cementerio tiene su vida útil para las muertes que hemos venido teniendo, enfermedades comunes, no frente a esta realidad de la pandemia. Se  asignó un terreno que en un primer momento se llenó, luego se habilitó otro. Tenemos que mirar la situación de Garzón, el crecimiento que tiene y el futuro frente al mantenimiento del cementerio en esa realidad”, reveló.

Según el sacerdote, autoridades encargadas de regular el tema de ocupación ya se reunieron, esto, con el fin de evaluar la posibilidad de habilitar más terrenos para la sepultura o para la adquisición de un horno crematorio.

“Nos hemos reunido con el señor alcalde, el secretario de Gobierno, de Salud y la Diocesis de Garzón para mirar este tema porque prácticamente el terreno que nosotros habíamos asignado esta para terminarse, por lo que se tienen que buscar otras alternativas como la posibilidad de un horno crematorio o un terreno adyacente al cementerio y buscar una salida a esta situación”, indicó.

Para Trujillo, otra situación que preocupa es el aumento poblacional que se ha venido evidenciando en Garzón, lo que sumado al Covid, ha generado la alta ocupación en las tierras del cementerio.

“Tenemos que tener en cuenta que no podemos colapsar los terrenos porque entonces Garzón se quedaría sin cementerio. El cementerio se quedó pequeño porque hay que tener en cuenta la realidad de la ciudad y esa es la verdad, se quedó pequeño. Por el Covid, hasta la semana pasada había 150 personas, pero esta semana se han enterrado siete personas. Esto tiene que motivarnos a todos a la responsabilidad que tenemos con la vida nuestra y la de las demás personas porque esto ha venido creciendo significativamente”, agregó.

El párroco, también se refirió a la realización de actividades religiosas en Garzón, según indicó, éstas se han dado respetando las medidas de bioseguridad dictadas por las autoridades nacionales para evitar que el Coronavirus genere alto impacto.

“En estos momentos se están realizando las eucaristías con el aforo que está permitido y todo lo que el Ministerio nos está pidiendo. Lo que son entierros tanto de cenizas como de cuerpo presente, se hace en el cementerio con un número de hasta 20 personas. Hemos sido muy juicioso con el tema de las medidas de bioseguridad”, puntualizó.

El Covid-19 habría sido el generador de la alta ocupación.