Diario del Huila

A un año del crimen de Derly, sin pistas de los asesinos

Jun 18, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Regional 5 A un año del crimen de Derly, sin pistas de los asesinos

DIARIO DEL HUILA, REGIONAL

Astrid Hernández Ospina

Daniela Gutiérrez

Hace un año, la líder social Derly Pastrana Yara fue víctima de un atentado en su residencia en el sur de Neiva; ocho disparos terminaron acabando con su vida. A la fecha, las autoridades no tienen pistas de los responsables y su familia aguarda justicia.

Para el momento del atentado, el 15 de junio de 2021, Derly Pastrana Yara, era la presidenta de la Mesa Departamental de Víctimas en el Huila, cuando iba llegando a su vivienda en el barrio Cuarto Centenario en el sur de Neiva, dos sicarios en moto le dispararon en ocho oportunidades.

El hecho de sicariato ocurrió cuando, según fuentes oficiales los gatilleros desde tempranas horas esperaban su llegada, “tenemos información de algunos vecinos que manifiestan que la misma motocicleta había sido vista hora antes, pasaba muy despacio por el lugar y siempre mirando a la casa de la señora Derly; al momento del atentado, ella se encontraba dentro del inmueble, en el antejardín, sentada junto a un computador, cuando fue sorprendida por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta DT, que al identificarla le dispararon múltiples veces”, indico la Policía Metropolitana de Neiva.

La líder fue auxiliada por sus hijos y esposo, que se encontraban en el lugar, la muerte jugaba una carrera contrarreloj y cualquier esfuerzo era necesario para salvarla. Fueron ocho los impactos con arma de fuego los que recibió.

Adicionalmente, se logró conocer que la moto en la que se movilizaban los sicarios no tenía placa y una vez cometieron el hecho, escaparon por una zona boscosa. La líder inicialmente quedó malherida, conectada a un respirador artificial, con balas incrustadas en sus órganos vitales, y aferrada a la vida. Pese a los esfuerzos del personal médico, 21 días después murió en el Hospital Universitario de Neiva.

Sin pistas de los asesinos

365 días después, las autoridades aún no tienen identificados a los victimarios. Pese a las investigaciones y la gruesa recompensa que se ofreció de hasta 10 millones de pesos por información que aportara al esclarecimiento del crimen, no ha sido posible determinar los responsables de este hecho que causó revuelo a nivel nacional.

La vida de Derly siempre estuvo en peligro. Según la declaración entregada por Jessica Pinzón Pastrana, una de las hijas de Derly Pastrana, su madre siempre estuvo amenazada. “Mi mamá venía a trabajar en el computador y los dos hombres pasaron dos veces por la casa, ya la segunda vez le dispararon. Ella siempre recibió amenazas, siempre la quisieron callar, no era la primera vez que sufría un atentado así; sabíamos el riesgo que implicaba la función que ella hacía y las denuncias, por lo mismo era el talón de Aquiles de quienes la consideraron una amenaza”, precisó la joven.

“lograron lo que muchos no queríamos, que la callaran”, mencionó Ángela Cordón Quintero, activista de derechos humanos.

“Hasta el momento no ha habido resultados, el proceso de esclarecimiento sigue en etapa de indagación, no se han esclarecido los hechos ni quiénes son los responsables de este terrible suceso que deja una líder social que siempre buscó el esclarecimiento de los hechos de desaparición forzosa y de muchos hechos que atentan contra los derechos humanos”, agregó Cordón Quintero.

La violencia como protagonista

En julio del año 2020 se conoció de un panfleto, con los antiguos logotipos de la extinta columna móvil ‘Teófilo Forero’ de las Farc, en el que amenazaban de muerte a 11 líderes sociales, miembros de la Mesa Departamental de Víctimas del Huila, incluida Pastrana Yara y al entonces secretario de Educación de Neiva, Giovanny Córdoba Rodríguez.

En el texto, les exigían a las 11 personas que salieran en un lapso de 48 horas de la región, “para que renuncien de las tales mesas de víctimas y que desocupen la zona”, reseñó la misiva amenazante. Para ese entonces, la empoderada mujer instauró la respectiva denuncia y solicitó a las autoridades competentes garantías para vida e integridad a ella y su familia. Le fue asignado un esquema de seguridad que la acompañaba intermitentemente y que justamente el día del atentado no se encontraba con ella.

Derly Pastrana vivió la barbarie de una guerra que parece no tener fin; fue esclava sexual, su esposo e hijo fueron asesinados por las Farc, luego de haber sido éste último reclutado para este grupo armado años atrás, estuvo secuestrada y presa en los recuerdos de un pasado oscuro que la lastimaron. Su lucha fue siempre por aquellas mujeres violentadas, desplazadas y que no eran escuchadas.

La familia de la reconocida líder solo espera que las autoridades logran dar con el paradero de los criminales que callaron finalmente a una aguerrida mujer que luchaba a favor de las víctimas del conflicto, que como ella buscaban un espacio en la sociedad. El hecho inicialmente fue atribuido a su relación como activista social, presuntamente los responsables serían miembros de las disidencias, situación que hasta el momento no ha sido confirmada y su crimen sigue aguardando justicia.

No hay garantías de seguridad

Hoy en día muchos líderes y activistas sociales reclaman garantías, protección y acompañamiento, sin embargo, no las han conseguido “garantías no tenemos. Los procesos de acompañamiento y protección frente a la instauración de denuncias solo dejan tropiezos, las garantías judiciales son precarias. Hay ausencia de garantías por parte del estado”, confirmó Edna Rocío Pinto, coordinadora de la Mesa Departamental de Víctimas de conflicto armado en el Huila.

El personero de Neiva Kleiver Ovideo insistió en que “la vida es el derecho fundamental de todos los seres humanos por ende no podemos quitársela alguien por diferencias, cualquiera que sea. Nosotros hemos insistido en que los líderes deben tener medidas de seguridad y la mesa misma de víctimas. Para nadie es un secreto que nuestra región en el tema de seguridad es bastante complejo y debemos seguir insistiendo en temas que van de la mano con la seguridad”.

Seguir con el legado

Si había algo que sus compañeras de luchas recuerdan de Derly es el poder de levantarse de no tener odio ni rencor en su corazón a pesar de todos los sucesos dolorosos por lo que había atravesado, esto los ha impulsado a seguir con su legado. “Hoy recordamos a Derly Pastrana Yara como una gran lideresa, como esa mujer verraca que siempre nos enseñó a tener una resiliencia. Hoy sólo pedimos claridad frente de quien está detrás de ese asesinato y que se haga justicia para ella y para todas las víctimas”, resaltó Edna Rocío Pinto.

El próximo 7 de julio en la Plaza de Banderas de la Gobernación del Huila, amigos, familiares, activistas y líderes sociales rendirán un homenaje a la memoria de Derly Pastrana, tras un año de su atentado.

Tal vez te gustaría leer esto