jueves, 27 de julio de 2017
 
Actualidad/ 2017-03-12 10:48

Las consecuencias de un acuerdo de paz incumplido

Hace dos años, Mali firmó un tratado de paz para parar la guerra entre las fuerzas rebeldes, concentradas en el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA), y el gobierno central

Escrito por: Erick Rojas | marzo 12 de 2017

La crisis política y territorial se había desatado tras un golpe de Estado en el 2012, que el MLNA aprovechó para capturar las regiones del norte en conjunto con algunos grupos yihadistas.

Sin embargo, la MLNA y los grupos yihadistas no prosperó y un proceso de negociación entre los rebeldes políticos y el gobierno comenzó. Sin embargo, los puntos principales del acuerdo de paz no se han cumplido y los grupos yihadistas han anunciado una unión para determinar su control en estas regiones.

Las consecuencias de semejantes desacuerdos e invasiones territoriales son evidentes. En febrero, más de 60 soldados fueron asesinados en una acción yihadista en Gao. Los ataques se han extendido hacia el centro del país, que se suponía en control del gobierno oficial. Hace cinco días, doce soldados fueron asesinados en un atentado. Ocurrió muy cerca de la frontera con Burkina Faso.

Los puntos centrales del acuerdo al que llegaron las fuerzas rebeldes y el gobierno en 2015 no se han aplicado todavía. Mientras tanto, las fuerzas yihadistas crecen bajo el patrocinio de Al Qaeda.