<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
jueves, 20 de julio de 2017
 
Actualidad/ 2017-02-17 08:52

Protéjase de los peligrosos rayos UV

La exposición al sol, sin protección o excesiva, aumenta el riesgo de cáncer de piel, acelera el envejecimiento de la piel y produce daños oculares.

Escrito por: Erick Rojas | febrero 17 de 2017

La radiación solar nos proporciona efectos fisiológicos positivos tales como: estimular la síntesis de vitamina D, que previene el raquitismo y la osteoporosis; favorecer la circulación sanguínea; actuar en el tratamiento de algunas dermatosis y en algunos casos estimula la síntesis de los neurotransmisores cerebrales responsables del estado anímico.

Los rayos ultravioleta (UV) son una forma invisible de radiación.  Con una radiación solar altísima en Neiva y la mayoría de las ciudades de Colombia, estos rayos pueden penetrar la piel y dañar las células.

Debido a las altas temperaturas que se pronostican para los meses de febrero y marzo, el IDEAM emitió una alerta por el aumento de las radiaciones ultravioleta, por lo que es necesario tomar medidas de prevención a la hora de exponerse a los rayos solares.

La exposición al sol, sin protección o excesiva, aumenta el riesgo de cáncer de piel, acelera el envejecimiento de la piel y produce daños oculares.

Evite las sobredosis de radiación UV (ultravioleta). La quemadura solar es una señal de que su piel ha recibido, literalmente, una sobredosis de radiación UV. El bronceado tampoco es saludable. Aparece después que los rayos del sol ya mataron algunas células y dañaron otras.

Entre otras tenga en cuenta las siguientes recomendaciones del Ideam:

1. Use ropa protectora cuando se está exponiendo al sol, es decir, camisa de manga larga y sombreros de ala ancha para proteger los ojos, la cara y el cuello. Use también sombrilla.

2. Protéjase los ojos con lentes oscuros que tengan protector UV y un diseño envolvente o paneles laterales.

3. Si va a nadar utilice gafas especiales que tengan filtro UVB y UVA.

4. Use bloqueadores solares de amplio espectro para la piel con un factor de protección 30 o mayor, cuantas veces lo necesite. Tenga en cuenta que si bien los protectores solares no previenen el cáncer, sí cuidan la piel de lesiones que con el tiempo pueden convertirse en cancerígenas.

5. Use los protectores solares 30 minutos antes de la exposición solar y reaplique cada 2 a 4 horas aunque diga que es a prueba de agua.

6.  Los bronceadores no protegen; por el contrario, sensibilizan más la piel a la acción de los rayos UV. Si su intención es oscurecer la piel, expóngase al sol durante varios días sin excederse y utilizando protector.

7. La mayor parte de la exposición a la radiación UV a lo largo de toda su vida habrá ocurrido antes de los 18 años. Proteja a sus hijos; tendrán una piel más sana y de aspecto más joven toda la vida.

8. Después de tomar el sol dúchese y aplíquese una crema humectante.

9. Se aconseja consumir alimentos con un alto contenido de antioxidantes, como las frutas y vegetales frescos, especialmente verdes oscuros como la espinaca y los amarillos.

10. También es importante incrementar la ingesta de carotenos (que se encuentran en alimentos de coloración anaranjada o rojiza) y de aceites esenciales omega 3 (en pescados y frutos secos).

Recuadro::::

Elija bien su protector solar

Todos los médicos aconsejan protegerse la piel para prevenir el cáncer, las manchas y evitar el envejecimiento prematuro.

Son muchos los productos y tratamientos para cuidarse la piel de los rayos solares.

Usted puede protegerse con filtros o pantallas solares, dependiendo el tiempo de exposición.

El sol ayuda a producir melanina (pigmento de color al que se le debe el tono de la piel y el cabello), trae energía, calor, vitalidad y lozanía.

Esa es la razón por la que aconsejan exponer a los recién nacidos unos pocos minutos al sol de la mañana, pero debe ser el primer sol del día porque no es dañino.

No es aconsejable tomar el sol entre el medio día y las cuatro de la tarde. El agua, la hierba, los vidrios y espejos reflejan los rayos y hacen que la exposición sea mayor.

Formas de uso

El filtro solar debe ser usado todos los días así usted no se exponga al sol, debido a que éste no es el único que emite rayos de los cuales debe proteger su piel.

Las pantallas de los computadores y televisores emiten rayos similares de los que usted debe cuidarse.

Tampoco basta con una sola aplicación, pues factores como el sudor y el maquillaje se llevan la protección poco a poco.

Es ideal que así como se limpia el rostro varias veces al día y se retoca el maquillaje, también el filtro sea retocado.

Se puede reforzar el filtro con maquillaje que también proteja como los polvos sueltos, traslúcidos y bases tonalizadas entre otros productos.

En el caso de estar en el agua se debe usar un producto resistente al agua, pero tenga en cuenta que se mantendrá sólo hasta que usted salga, razón por la que debe volver a aplicarse no sin antes secar la piel.

Al aplicarse el bloqueador se debe esperar entre 10 y 15 minutos para que penetre y cubra la superficie cutánea para luego exponerse al sol, recibir reflejo o meterse al agua.

El producto debe desplegarse uniformemente en la piel para sea totalmente absorbido y no queden zonas sin protección, más no aplicarse como muchos acostumbran dejando la concentración en la nariz y los pómulos.

Al exponerse al sol tampoco se deben consumir cítricos para evitar posibles manchas en la piel.

La verdad del factor de protección

Los productos comerciales ofrecen un SPF (Factor de Protección Solar, sigla en inglés) de 5, 25, 30, 50, 60, 90 y hasta 100.

Pero qué tan cierto será que un filtro proteja cien por ciento. Lo que en realidad le garantizará que su piel está cuidada será la utilización diaria un producto que la proteja en cualquiera de sus presentaciones, el uso de la pantalla o filtro de acuerdo al tiempo de exposición y las reaplicaciones de acuerdo a la situación.