La Superintendencia de Transporte y la Aeronáutica Civil iniciaron las averiguaciones preliminares tras conocerse la muerte de un perro que fue transportado en la bodega de una aeronave por parte de la aerolínea EasyFly.

El hecho se presentó en un vuelo entre Cali y Puerto Asís (Casanare). De acuerdo con la denuncia hecha por la dueña de la mascota, al animal lo acomodaron debajo de varias maletas sin los protocolos de seguridad necesarios.

«En este caso del lamentable hecho que ocurrió con la mascota de la usuaria, estamos adelantando las averiguaciones preliminares correspondientes para determinar si hay lugar o no a llevar a cabo una investigación administrativa», manifestó el organismo de control.

El Superintendente Camilo Pabón explicó qué pueden hacer los usuarios cuando se presentan este tipo de situaciones. Dijo que sus derechos de los usuarios serán protegidos «a través de investigaciones en los que se indagará si la empresa incumplió con alguno de sus deberes de información o deberes de cuidado para efectos de poder prestar el servicio en las condiciones exigidas por la ley».

Por su parte, la Aeronáutica Civil manifestó que ya se comunicó con María Fernanda Echeverry, dueña de Homero, como se llamaba el perrito, para conocer los detalles de modo, tiempo y lugar en los que ocurrió el hecho que llevó a la muerte de la mascota.

«En desarrollo de la investigación se establecerá si hubo o no infracción al Reglamento Aeronáutico Colombiano (RAC), que señala claramente el procedimiento establecido para el transporte de animales de compañía por vía aérea. Es claro que, en cumplimiento de la seguridad operacional, todo ser vivo debe tener la garantía de su vida y su salud al momento de viajar por vía aérea, por lo que este tipo de lamentables hechos no deben, ni pueden volver a ocurrir», señaló la Aerocivil.

La aerolínea aseguró que la decisión de enviarlo en bodega se tomó ante la falta de documentación de la mascota, que permitiera conocer el estado de salud de ‘Homero’, por lo que se acogieron a lo establecido en la normatividad vigente para el transporte de mascotas.

Entre tanto, María Fernanda manifestó a través de sus diferentes redes sociales que:»esto no va a quedar impune. Esto es una injusticia, es inhumano. No debe pasar con más mascotas, cualquier persona sabe que un animal necesita aire para vivir«. Y publicó videos en donde muestra cómo su perro es envuelto en bolsas, tras fallecer.