En la primera etapa del Tour de Francia de este año, una aficionada provocó una caída masiva que dejó damnificados y este jueves será juzgada en ese país.

Según advierte el medio Ouest France, “poner en peligro la seguridad de otros es el principal cargo por el que la seguidora del ciclismo irá a los estrados judiciales.

Dicha aficionada, mostraba una pancarta en la que se leía «Allez Opi Omi» al paso de la caravana del Tour, con tan mala fortuna que Martin chocó contra ella y provocó una caída impresionante.

La persona, podría pagar un castigo de 15.000 euros de multa y una pena de un año de prisión. El incidente fue el 26 de junio, cuando se disputaba la jornada inaugural de la competencia, y el objetivo de la aficionada era enviarles un mensaje a sus abuelos, pero la caída fue noticia mundial.