Ante las afectaciones que han tenido la comunidad de los barrios aledaños a la Universidad Surcolombiana, debido a la confrontación entre la fuerza pública y manifestantes; la Administración Municipal se comprometió a convocar una mesa de diálogo ampliada.

Al término de una reunión con habitantes y empresarios de los barrios Cándido Leguízamo, Santa Inés, Camilo Torres, y sectores aledaños, el alcalde de Neiva, Gorky Muñoz Calderón, se comprometió a convocar una mesa de diálogo ampliada, con el fin de concertar soluciones a la problemática generada al sector comercio y comunidad en general, a raíz de enfrentamientos entre fuerza pública y manifestantes en marco del paro nacional.

La jornada de diálogo ciudadano se cumplió este sábado 12 de junio, en el polideportivo de San Inés, donde el Mandatario escuchó a las comunidades afectadas en los últimos días por la confrontación que se ha presentado en inmediaciones de la Universidad Surcolombiana, Usco, sobre la carrera Primera y en el intercambiador vial de El Tizón.

“La gente del barrio Santa Inés lo único que quiere es paz, salir a la calle sin problema. Que los manifestantes pueden hacer sus respectivas protestas pero de forma sana, sin violencia, sin destruir el comercio y hogares, porque nosotros en este barrio somos personas de paz. Queremos la tranquilidad y no que haya gente haciendo vandalismo”, señaló María Nelcy Cuenca, presidente de la junta de acción comunal de Santa Inés.

Ante este llamado ciudadano Gorky Muñoz Calderón manifestó que “la intención es encontrar una solución a una problemática que se viene presentando como consecuencia del Paro Nacional.  Tenemos que tener la carta de navegación escuchando a las personas, generando unas condiciones para encontrar garantías, y que a la población se le genere tranquilidad y lógicamente desarrollo”, exclamó el mandatario.

Por su parte el secretario de Gobierno Municipal Faiver Hoyos Hernández manifestó que “estamos
implementando el mandato ciudadano del alcalde Gorky Muñoz Calderón de escuchar a la gente, las problemáticas que se han tenido por todas las confrontaciones entre los llamados ‘primera línea’ y el Esmad. Eso ha generado molestias en la comunidad y pérdidas económicas”, señaló Hoyos Hernández.

En ese sentido dijo que en los próximos días se convocará la mesa de diálogo, en la que se espera participen delegados de toda la comuna Uno. “Si en esta reunión hubo 60 personas, para esa fecha debe haber 100 personas que vengan a proponer sobre todas las problemáticas de la comuna”, finalizó el funcionario.