El director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa indicó que la socialización del Estatuto con la población migrante que no tiene acceso a los medios informáticos se dará con la presencia en los municipios, a través de campañas de difusión masiva.

Unas de las dudas que persisten con relación al Estatuto de Protección Temporal al Migrante es saber a fondo cómo será la implementación de la medida que acogerá, de forma legal, a unos dos millones de inmigrantes venezolanos que se encuentran dentro del territorio colombiano.

“Está se hará con la ayuda de las distintas organizaciones de la Comunidad Internacional y el Gobierno Nacional. Esto hace parte de los desafíos que nos presentarán en los primeros 90 días, pero no se hará solo por medios electrónicos”, detalló Espinosa.

Los alcaldes y gobernadores “serán aliados fundamentales para implementar el mecanismo. “Ellos son los que han pedido una caracterización económica y no vamos a entregar la carga del Estatuto sobre ellos, sino que les daremos un paquete de herramientas para materializar una oportunidad”.

“Esto va dirigido a unas personas que tienen unas necesidades especiales, que la vienen pasando mal. Queremos hacer visibles a los venezolanos que son protagonistas de la tragedia migratoria”, indicó Espinosa.

El borrador del proyecto jurídico está disponible en la página de la Cancillería para la consulta, pasará la firma de los ministros de Hacienda y Relaciones Exteriores y posterior la firma del Presidente para su publicación, una vez se dé este paso, habrá un lapso de 90 días en los que se hará la preparación de los mecanismos que van a permitir recolectar y entregar la información a los potenciales beneficiarios. Superada esta etapa, se diseñarán dos fases para el mecanismo.

La primera fase inicia con el Registro Único del Migrante Venezolano (RUMV) y se realizará por medios digitales (el interesado subirá sus datos y una foto), esto no requiere decir que será acogido por el estatuto y la información suministrada será validada inicialmente por la autoridad migratoria. Posteriormente el beneficiario se presentará ante la oficina de Migración para realizar el registro biométrico donde se realizará la toma de huellas fotografía y registro de iris.

La fase dos iniciará previo al RUMV, donde el beneficiario recibirá el Permiso por Protección Temporal el cual tendrá vigencia de 10 años.