La idea es llegar a compromisos y acuerdos que prevengan actos de violencia en la capital colombiana durante la jornada de protestas del día patrio.

Ante las reiteradas advertencias por manifestaciones y posibles actos de vandalismo programados en Bogotá para el próximo 20 de julio, día en que se celebra el grito de la independencia colombiana, el ministro del Interior, Daniel Palacios, convocó a Mesa Nacional de Garantías para la Protesta Pacífica, en la que también participaron la alcaldesa de la capital, Claudia López, jóvenes de diversas organizaciones, plataformas de derechos humanos y empresarios.

Sobre la reunión, que se extendió por cinco horas, la mandataria manifestó que, “construir confianza y garantías toma tiempo, pero estar dispuestos al encuentro, la escucha y el diálogo respetuoso es paso indispensable. Hoy avanzamos sustancialmente en ese camino”. No obstante, no confirmó cuáles han sido los compromisos o decisiones tomadas de cara a la llegada a la capital de miembros de las primeras líneas de otras ciudades del país.

Valga recordar que, tanto el ministro de Defensa, Diego Molano, como el director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas, confirmaron que las marchas se presentarán principalmente en la capital y advirtieron que podrían registrarse actos vandálicos planificados por miembros de grupos armados organizados, como el ELN o las disidencias de las Farc.

En palabras del general Vargas, “se ha tenido conocimiento que un grupo de individuos que han estado al frente de los bloqueos, que tiene intenciones vandálicas y de violencia, desarrolla planes para la ciudad de Cali y también una movilización masiva con intenciones de violencia en la ciudad de Bogotá”.

Por su parte, el ministro Molano aseguró que frente a estas presuntas intenciones se ha desarrollado un plan que pretende contrarrestar cualquier amenaza de vandalismo y evitar que se presenten hechos como los registrados el pasado 28 de abril, fecha en la que comenzaron las protestas en contra del gobierno de Iván Duque.

Sobre el tema también se había pronunciado con anterioridad la alcaldesa López, quien ya se había reunido con los colectivos juveniles la semana pasada. En ese momento señaló que, “el Comité del Paro y también los jóvenes han anunciado que quieren hacer una nueva jornada de movilización el 20 de julio y están en todo su derecho, pero queremos trabajar en común acuerdo y escucharlos previamente para garantizar lo que todos queremos que son soluciones y no más violencia”.

Así las cosas, la mandataria confirmó que la próxima reunión será el 19 de julio, cuando sesionará la mesa distrital de garantías presidida por el Gobierno de Bogotá, según los protocolos del mismo. La misma, aseguró, estará abierta “para que entre todos aportemos esfuerzos individuales su colectivos para proteger la movilización social pacífica que diversos sectores convocan para el 20 de julio”.

Este no es el único esfuerzo que se adelanta con el objetivo de evitar problemas el día de la celebración patria. El ministro de Defensa Molano, anunció esta mañana, tras liderar un Consejo de Seguridad con los altos mandos militares y de Policía departamentales y municipales en Barranquilla, que las autoridades están ofreciendo recompensas para quienes ofrezcan información que permita la individualización y captura de los responsables de actos vandálicos, obstrucción de vías u otros hechos criminales durante las jornadas de protesta en varias ciudades.

Por su parte, desde la primera línea se confirmó que habrá disponibilidad de acompañamiento jurídico para el evento, gracias a la colaboración de un grupo de abogados, estudiantes de derecho y ciudadanos de diferentes lugares de Colombia. El colectivo, que se denomina ‘primera línea jurídica’, realizará un seguimiento de las movilizaciones sociales durante la conmemoración del ‘Día de la Independencia’ con el fin de garantizar el ejercicio de la protesta pacífica y el respeto de los derechos de los ciudadanos.