Diario del Huila

Alejandra Arévalo, la huilense que brilló por el Joropo

Ago 22, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Internacional 5 Alejandra Arévalo, la huilense que brilló por el Joropo

El Huila sigue sonando en los diversos escenarios del país y el mundo. Este año el deporte, el folclor, la cultura y el talento de varios opitas han sido reconocidos en diferentes contextos. Alejandra Arévalo Solano, representó al departamento en el Meta, en donde consiguió convertirse en la soberana del joropo a nivel internacional.

DIARIO DEL HUILA, PANORAMA

Por: Johan Eduardo Rojas López

La vida de la joven de 22 años, Alejandra Arévalo Solano, se ha visto marcada por la cultura y tradición de su natal Huila, una tierra que le permitió forjarse como una artista proyectada a nivel internacional. Y así fue, luego de más de 18 años de carrera artística, este fin de semana logró coronarse como la Reina Nacional del Joropo y al día siguiente como la Reina Internacional de estas festividades autóctonas del Llano.

Alejandra hoy celebra sus triunfos y agradece la confianza brindada por parte de todos sus allegados y compatriotas.

Tras el triunfo, el pasado sábado 20 de agosto, la comunicadora social y periodista arribó a la ciudad de Neiva donde fue recibida con bombos y platillos. Seguidamente, llegó al municipio de Campoalegre en donde interpretó la danza con la que logró alzarse como soberana en el Meta. De manera calurosa fue recibida por las autoridades, la ciudadanía y, por supuesto, los líderes políticos que confiaron en ella para ser la representante del departamento.

Diario Del Huila, habló con la joven oriunda de Neiva, pero con cercanía a Campoalegre, quien manifestó la felicidad que la embarga luego del triunfo alcanzado. Igualmente, habló de su trayectoria, experiencia y apoyo de la actual Reina Nacional del Bambuco 2022 quien representó precisamente al Meta.

Alejandra Arévalo, quien se desempeña como community manager de una agencia en Bogotá, relató que, desde muy corta edad, luego de que su abuela materna le elaborara un traje de sanjuanero, se enamoró del arte, el folclor y la cultura. Cuenta con 18 años de carrera artística y ha crecido recorriendo varios escenarios en los que ha dejado huella. El baile, le abrió el espectro artístico por lo que desarrolló aptitudes para el canto y la actuación.

Crecer entre reinados

Durante su niñez participó en varios certámenes que se festejaban dentro del plantel educativo, sin embargo, coronarse como Niña Neiva en el año 2009, representando al barrio El Altico, fue el punto de partida para inmiscuirse con mayor regularidad en este tipo de actividades. De allí se convirtió en virreina, en el Reinado Infantil Departamental ejecutado en Rivera y luego quedó de princesa en el Reinado Estudiantil.

Pero todo no quedó ahí, los tres certámenes anteriores no fueron suficientes para una joven que siempre soñó en ser embajadora del departamento y el país. Por tanto, nuevamente quedó como virreina en el Reinado Departamental del Bambuco 2020, representando al municipio de Campoalegre.

“Yo quería participar del Festival del Bambuco San Juan y San Pedro y aprovechando que mi familia es de Campoalegre y yo viví unos años allí, me acerqué a la administración municipal y me dijeron que les tocaba abrir convocatoria durante un mes. En ese tiempo solo nos inscribimos dos niñas para poder ser embajadoras de Campoalegre en diferentes certámenes. Yo quedé representando a Campoalegre para el departamental y la otra candidata para Festival y Reinado Departamental y Popular De La Alegría y El Folclor 2022”, señaló Alejandra.

El Huila sigue sonando en los diversos escenarios del país.

Todos estos procesos, fueron una preparación para un nuevo escenario al que se enfrentaría más pronto de lo que esperaba. Fue así como logró llegar al Meta en representación del Huila. “Yo lo tomé con muchísima humildad y especialmente con mucho agradecimiento porque el apoyo durante ese proceso fue inmenso. Entonces yo sabía que de todas formas Dios me tenía algo preparado para mí. Después de que quedé como virreina departamental, a los pocos días me escriben de Corposanpedro que les gustaría enviar una candidata para el Torneo Internacional del Joropo y pensaron en mí por el título obtenido y la trayectoria artística que ya conocían. Yo les dije que sí porque de hecho siempre había querido participar en ese evento, pero tenía como temor por su complejidad. Sin embargo, quise afrontar el reto y cuando me dan la oportunidad, desde allí inicia este gran reto con mi equipo de trabajo”, comenta la joven.

En ese momento, tomó la decisión de trasladarse a Acacias, Meta, con el fin de apropiarse y conocer a profundidad la cultura llanera, y enfocada en consolidarse como la nueva soberana nacional e internacional del joropo.

Te puede interesar: ¿En qué quiere la Administración Municipal invertir los $40 mil millones del empréstito?

Desaprender para aprender

Pese a que Alejandra ya tenía conocimiento dancístico del joropo, tras llegar al Llano, se dio cuenta que el reto sería más grande de lo que pensó. “Yo conté con la fortuna de pertenecer 18 años al Ballet Folclórico Internacional Sonia Gómez y allí me inculcaron el amor por el folclor colombiano, es decir, nos enseñaron danzas de muchas regiones. Me enseñaron el paso básico de una manera muy empírica porque, aunque fue con mucho respeto que quisimos aprender, no era lo mismo. Cuando llegué al territorio llanero el choque fue grande, pero agradezco también porque gracias a esa formación artística pude desempeñarme como lo hice. Básicamente, me tocó desaprender muchísimo”, aseguró la embajadora del joropo a nivel mundial.

Arévalo Solano, siempre se había visualizado en ese escenario en algún momento de su vida, por eso, pese a que no pensó que fuera tan pronto, aprovecho la oportunidad que tuvo y cuando se concentró en su preparación tenía claro que era el lugar, la hora y el instante idóneo para seguir enalteciendo no solamente la cultura opita, sino sus capacidades como artista.  

“Desde el primer momento siempre tuve fe de que Dios me había puesto en ese momento por algo y por eso me esforcé y di el 200% para poder llevarle esta victoria a mi departamento del Huila y a Colombia entera. Hoy siento una alegría inmensa, una gratitud con Dios y con todas las personas porque el recibimiento, fue maravilloso. Recibí unos reconocimientos que para mí son de todos nosotros. Yo quiero aprovechar este título para trabajar por la cultura y folclor, no solamente opita sino ahorita que estoy representando la cultura llanera llevarla a nivel nacional e internacional, entonces lo que se viene es trabajo y amor por todos los artistas, quienes desean conocer más del legado llanero. Y por supuesto, con mi carrera profesional”, afirmó.

Hoy celebra sus triunfos y agradeció la confianza brindada por parte de todos sus allegados y compatriotas. Además, disfrutó conocer la cultura llanera. El bioturismo, la gastronomía y el arte, fueron elementos que le permitieron sentirse más segura para consecutivamente alcanzar las dos coronas más apreciadas. Así las cosas, aprovechó sus atributos y siempre fue auténtica, lo que posiblemente la llevó a ser escogida entre las 11 candidatas nacionales y 9 internacionales.

En el departamento le dieron una calurosa bienvenida a la soberana del joropo.

Importe apoyo

Alejandra agradece también a Angie Natalia Cañón, actual embajadora del Bambuco a nivel nacional, quien fue coronada el pasado 3 de julio en la ciudad de Neiva y la apoyó durante su participación en el certamen. “Aproveché el espacio de tener esa cercanía para preguntarle sobre la experiencia y ella me daba tips. Me aportó muchísimo y ella hizo parte de este proceso porque estuvo muy pendiente”, señaló Arévalo Solano.  

Finalmente, la actual Reina Nacional del Joropo, pretende seguirle apostando al arte porque lo define como el poder de trascender de una manera más auténtica. Y con esa autenticidad, hoy les dice a los huilenses que, gracias por apoyarla incondicionalmente. Igualmente, aunque de su familia hablamos al final de la conversión, para ella, siempre es y será lo primero, solo que en este caso particularmente, ellos encierran toda esta trayectoria que hoy se representa en una mujer que gritó Huila ante Colombia.  

“Esto es un claro ejemplo de que cuando se trabaja con amor, se trabaja bien y más cuando se trabaja por la cultura. Para mi hablar de mi familia es hablar de mi pilar fundamental y vida, ellos vieron los dones que Dios me dio y lo único que hicieron siempre fue apoyarme. Me impulsan a seguir mis sueños y me dieron la libertad de escoger lo que yo he querido vivir”, puntualizó.

Autor: Johan Rojas

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?