viernes, 21 de septiembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-09-07 09:03

Alumbrado público, no se aprobó

Escrito por: Editorial | septiembre 07 de 2018

Uno de los proyectos estratégicos contemplados en el Plan de Desarrollo de Neiva, fue hundido en las sesiones del Concejo Municipal, porque no tuvo la acogida necesaria dentro de la corporación edilicia. Hemos sido reiterativos en esta Casa Editorial, que la determinación de la administración municipal, de manejar directamente el alumbrado público de la ciudad de Neiva y que dejará de ser una concesión para dar paso a una nueva propuesta. No se volverán a entregar esta clase de concesiones por largos periodos, que han sido muy controvertidos por la laxitud en los términos contractuales, que han sido lesivos para la sociedad neivana. El contrato de concesión con la empresa Diselecsa, 001 de 1997 terminó el 30 de diciembre de 2017, es decir que se cumplieron, así los 20 años firmados para tal efecto. Se planteó que este sistema, debe tener un manejo directo por parte de la administración municipal, pero hasta el momento ha logrado cumplir con todos los protocolos empresariales, aunque no se contaba con toda la logística necesaria para asumirlo.

Aunque se pensó en adjudicar este servicio por periodos cortos para determinar el cumplimiento y la eficacia de este servicio que se ha convertido en muy sensible para la ciudadanía, dado que existen muchos sectores de la ciudad que permanecen a oscuras y que se vuelven propicios para el auge de la inseguridad local. Antes del bochornoso hecho de la captura de los ocho concejales, donde se irrumpió una de las sesiones extraordinarias en las que se debatía uno de los proyectos más importantes para la ciudad capital, donde fueron capturados nueve de sus integrantes, la Comisión de Asuntos Generales del Concejo de Neiva, compuesta por los cabildantes Felipe Hernández, Leyla Rincón,  Mauricio Rojas,  Carlos Posada,  Ricardo Vega y los cabildantes detenidos Jesús Garzón y Dolcey Andrade, rechazaron nuevamente la iniciativa que pretendía una autorización para que el alcalde Rodrigo Lara Sánchez, creara una empresa que administre y haga el proceso de modernización y expansión del sistema de alumbrado público de la capital opita.

Hay que destacar la posición que tuvo el Comité de Veeduría Ciudadana al Alumbrado Público de Neiva, informó que siempre mantuvo sus advertencias ante el nuevo Proyecto de Acuerdo presentado por la Administración Municipal al Concejo, en el que solicitó facultades para que el Alcalde pueda crear una empresa, ahora 100% estatal, que asuma la prestación del servicio, al indicar que al igual que la iniciativa anterior, también adolece de claridad y soportes para su riguroso estudio, debate y aprobación.

Comentarios