El Comité para la Defensa del Agua y el Páramo le solicitó al Alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, y al concejo municipal, adelantar las gestiones que permitan comprar predios cercanos al páramo de Santurbán para que sean propiedad de Bucaramanga y no de las multinacionales que buscan explotar terrenos en Soto Norte.

Dicha solicitud podría darse bajo el proyecto de acuerdo 052, el cual se espera sea aprobado y respaldado por el Concejo de la ‘ciudad bonita’ para proceder a adquirir los lotes.

Se conformó una comisión judicial entre las diferentes autoridades para investigar la denuncia realizada por los mineros de la zona.

El abogado Hernán Morantes, integrante del Comité para la Defensa del Agua y el Páramo, aseguró que la compra de espacios evitará que las multinacionales los usen para disponer de los desechos de las minas.

“Lo que haríamos es impedir que se usen para arrojar los desechos tóxicos que se sacan de la mina como el uranio y el arsénico. Hay que recordar que el proyecto de Minesa si bien se archivó la solicitud de licenciamiento ambiental, ellos la pueden volver a presentar y por eso el riesgo sigue latente”, dijo el ambientalista.

Un total de 14.000 millones de pesos tendría la Administración Municipal dispuestos para la compra de los predios que permitan garantizar la protección del páramo de Santurbán en Santander.

“Porque se tienen en este cuatrenio aproximadamente 12 mil millones de pesos para comprar estos predios que nos permitan proteger Santurbán, proteger las fuentes hídricas, sobre todo los predios que están ubicados en el municipio de Suratá”, agregó Hernán Morantes, integrante del Comité para la Defensa del Agua y el Páramo.

Los predios que están en la mira de los ambientalistas, el Concejo y la Alcaldía, estarían ubicados en el municipio de Suratá,  aledaño al páramo de Santurbán.