Migración Colombia informó que ha iniciado un proceso administrativo sancionatorio en contra de la exsenadora Piedad Córdoba por ingresar al país sin realizar el proceso de control migratorio.

La aclaración de la entidad se da luego de que a través de las redes sociales se conociera un video en el que se ve a la excongresista cruzar la frontera desde Venezuela, en una silla de ruedas, y abordar una camioneta sin, aparentemente, acercarse al punto de control migratorio.

«Respecto a la información que viene circulando a través de medios abiertos de comunicación y redes sociales, en el que se evidencia el ingreso al país de la ciudadana Piedad Esneda Córdoba Ruíz, Migración Colombia se permite aclarar que: la señora Córdoba, ingresó al territorio nacional procedente de Venezuela el día, 13 de septiembre, por el Puente Internacional Simón Bolívar, pasadas las 4:00 de la tarde», afirma la entidad en un comunicado.

Así mismo, Migración aseguró que, una vez Córdoba Ruíz cruzó la frontera –en una silla de ruedas–,  «abordó una camioneta, omitiendo realizar su proceso de control migratorio».

Por este hecho –explicó– la autoridad migratoria colombiana le ha iniciado un proceso administrativo sancionatorio.

«Dentro del marco de este ejercicio, y garantizando y respetando el debido proceso, la señora Córdoba Ruíz tendrá que comparecer ante Migración Colombia y rendir los descargos respectivos», afirmó la entidad.

Cabe recordar que, según la normatividad migratoria vigente, en el caso de los ciudadanos colombianos, la omisión de sello acarrea una sanción económica de hasta ocho (8) salarios mínimos mensuales legales vigentes, lo que se traduce en un poco más de 7 millones de pesos.

¿Silla de ruedas?

La excongresista Piedad Córdoba había anunciado, a través de su cuenta de Twitter que había sufrido una fractura, razón por la que en el video, difundido en las redes y medios de comunicación, se le vio desplazándose en una silla de ruedas.

«Hoy dicen que metí la pata, pero la verdad es que me la quebré. A los que me llamaron y me escribieron les agradezco todo el cariño. Me encuentro bien y sigo pisando firme. Hay Piedad pá’rato», escribió Córdoba.