Diario del Huila

Aprenda a carecer

Jun 30, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Aprenda a carecer

Por: Froilán Casas

Definitivamente la buena vida cansa y la mala amansa. Quienes viven en la abundancia y no han sufrido, son los más exigentes del mundo. Quien no ha sudado no conoce el valor del trabajo. Esos niños malcriados a quienes se les complace en todo, no tienen consideración con nada; todo es obligación. Para ellos lo que nada nos cuesta, hagámoslo fiesta. Quien no  ha luchado, todo lo dilapida, no lo valora. Las cosas se aprecian cuando se ha luchado para conseguirlas. La generación de la postguerra nos dio ejemplo de austeridad y disciplina. Cuando era un joven estudiante en Roma, por allá por la década de los setenta, tuve esta sabia experiencia: en la residencia estudiantil compartíamos con estudiantes de diferentes nacionalidades. Alguna vez, desperdicié el pan dejando un buen pedazo a un lado sin consumirlo; un esloveno que estaba junto a mí, lo recogió, lo guardó en la servilleta, dejándolo en el servilletero para comerlo en la siguiente comida. Quedé gratamente sorprendido. Me dijo, yo sufrí hambre en la guerra durante el régimen de Tito, fuimos refugiados en Austria y allí sobrevivimos con una ración diaria. ¡Qué lección que me dio!  Me marcó para toda mi vida. Aquí en nuestra patria se despilfarra la abundancia. Por ejemplo, cómo se desperdicia el agua cuando se pertenece al estrato uno, -claro, es subsidiada por los estratos cinco y seis-. La Europa de la postguerra que conocí, estuvo signada con la cultura de la escasez, manejada con disciplina y austeridad. Esta generación cuidaba el agua, la comida, todos los recursos naturales porque habían sufrido devastación, hambre y miseria. Sólo quien ha logrado triunfos con sacrificio sabe valorar lo que tiene. Nuestra tierra tan rica, ¡cómo la contaminamos! Nuestros bosques, ¡cómo los talamos! Cada día mayor deforestación y consecuentemente la desertificación aumenta con creces. No tenemos el sentido del ahorro: ganamos diez y gastamos doce. En el colectivo cultural no existe la previsión, el ¿qué comeremos mañana? No existe. Los presupuestos del sector público se desgreñan en forma impresionante: un alto porcentaje se va en funcionamiento, ¡qué burocracia tan gigante!; quedando un exiguo presupuesto para inversión. ¿Cuándo saldremos de la pobreza? Al despilfarrador, nunca le alcanza el dinero: a cada santo le debe una vela: todos los días vive alcanzado y envidiando a los que tienen. ¿Por qué algunos países pobres en recursos naturales son tan ricos? Porque optimizan los pocos recursos que tienen. Los suizos no tienen mar; sin embargo, tienen la segunda flota naviera del mundo. Los japoneses solo tienen el 30% de su territorio apto para la agricultura; sin embargo, exportan alimentos: los barcos japoneses llevan toneladas de arroz en grano y durante el viaje oceánico, cuando llegan a los puertos nipones, ya lo tienen empacado para ser distribuidos en los almacenes de cadena. Por favor: si lloras por el ocaso del sol, las lágrimas no te dejan ver las estrellas. Por favor, no me traiga problemas, tráigame soluciones. Quien mejor ve la solución es quien vive el problema; sea proactivo no reactivo. Por favor, deje de echarla la culpa a los demás: usted es el problema, luego usted es la solución.

 

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?