Dos uniformados que se movilizaban en motocicleta fueron atacados con ráfagas de fúsil en el municipio de Solita, Caquetá .

Según las primeras versiones, los uniformados habían realizado un patrullaje por la población que permanecía a oscuras a raíz de un corte de energía que afectó todo el departamento y, en el momento que llegaban a la estación, fueron atacados a disparos y murieron en el instante.

Pese a que fueron trasladados al hospital municipal, su estado de salud era grave. La moto quedó sobre la cera del Banco Agrario .

Hay operativos para identificar y capturar a los responsables que, se presume, serían disidencias de las Farc .