Diario del Huila

Así funciona el negocio de autopartes en Neiva

Ene 26, 2023

Diario del Huila Inicio 5 Investigación 5 Así funciona el negocio de autopartes en Neiva
Advertisement

El robo de autopartes es un delito que, a pesar de las restricciones de movilidad establecidas por las autoridades en la capital del Huila, ha presentado el mayor incremento de casos finalizado el 2022 y parece ser que los delincuentes se reinventaron para iniciar a delinquir en el 2023.

DIARIO DEL HUILA, ESPECIALES

Para la Policía el robo de accesorios de vehículos es uno de los delitos que más rápido retornó a la normalidad. Las estadísticas oficiales también lo confirman. De hecho, en comparación con el año anterior, a la fecha no se había presentado ningún caso, todo lo contrario, al presente año, donde aumentó pues se han presentado cinco casos reportados ante las autoridades, sin contar los que no son denunciados oficialmente, pero si quedan expuestos en redes sociales.

Las autoridades le están siguiendo los pasos a estos delincuentes, su modus operandi no ha cambiado mucho, son dos sujetos que van a bordo de una motocicleta, y aproximadamente en menos de tres minutos y sin bajarse de la moto el delincuente hurta el elemento que tenía en la mira.

Los responsables de estos hechos delictivos, según las autoridades, no son bandas organizadas, los delincuentes siguen haciendo de las suyas, y es sumamente importante la denuncia de las víctimas para así lograr la identidad de los responsables.

En el año 2021, la Policía les seguía la pista a dos sujetos conocidos como ‘Memin’ y ‘Pereirana’, señalados de ser los autores en su mayoría, de los hurtos de autopartes que se presentaban en la capital opita. Estos sujetos, habitantes en el sur de Neiva, cuentan con varias anotaciones judiciales y fueron planamente identificados gracias al reconocimiento facial y seguimiento de las cámaras de seguridad, donde quedó en evidencia el actuar delictivo. Esta modalidad delictiva, no estaría siendo ejecutada por grupos organizados, sino que se trata de un modus operandi individual.

Para ese entonces, ‘Memín’ se presentó de manera voluntaria ante las autoridades, pero nada pasó.

El mercado negro de las autopartes

De acuerdo con un informe entregado por Asopartes, en la mayoría de los vehículos que son robados no son revendidos, sino que pasan a desguazaderos, donde se separan todas las partes del carro o la moto para luego comercializarlas.

En Neiva, estos sitios son clandestinos, por lo general ubicados en un garaje convencional, una bodega o un taller de mecánica. En el sur de Neiva, e incluso a la salida de la capital opita, las autoridades han identificados lugares de esta índole. En estos lugares, los delincuentes llevan su botín y en apenas un día o menos pueden desarmar en su totalidad el vehículo.

Las partes luego son distribuidas a locales comerciales en la ciudad, donde son vendidas en algunos casos como si fueran nuevas. Estos establecimientos, en mayor parte, se encuentran en zonas de la ciudad ya identificadas por las autoridades, como la carrera Tercera, Zona Industrial y la avenida Circunvalar.

Sin embargo, recientes investigaciones han dado a conocer que en lucrativo negocio partes robadas, estas también son llevadas a diferentes partes de Colombia, e incluso en ocasiones son transportadas fuera del país con rumbo a Venezuela y Ecuador.

“Los delincuentes están enviando las autopartes robadas a Venezuela, en donde no existe ningún control por parte de las autoridades de dicho país, y otra parte llega a Ecuador”, indicó una fuente oficial.

Este negocio de venta de autopartes, que representa el 75% de los robos de carros y/o motos, genera ganancias a los delincuentes de más del 100% por cada parte comercializada.

De acuerdo con expertos consultados por el Diario del Huila, el mercado negro es la primera opción de miles de neivanos porque estos elementos resultan más económicos. Sin embargo, esto estaría incentivando la delincuencia: “mucha gente acude al mercado negro por ahorrarse unos pesos, de allí el crecimiento frente a este delito”.

Lo codiciado

De acuerdo con una investigación previa del equipo periodístico y corroborado por las autoridades, se confirmó que los elementos más codiciados por los ladrones de accesorios son los emblemas, farolas, tapas de gasolina, antenas y espejos.

“El robo de accesorios siempre ha existido. Mucha gente vive de ese negocio ilícito pero la Policía debería hacer más controles, pedir documentos”, indicó un comerciante de la ciudad.

Afirma que repuesto que no se compre en un concesionario, es de dudosa procedencia, pues no hay venta a talleres. Y agrega que, por lo general, en esos sitios los repuestos que se venden son robados.

El valor de una sola farola puede ser diferente, dependiendo del modelo y la marca del carro.

Y no es menos cierto que en el pasado pudiera haber sucedido que en los concesionarios alguno que otro empleado deshonesto, se llevara escondido un repuesto, pero también las cajas vacías para luego llenarlas con accesorios en el mercado negro y hacerlos pasar por originales.

“Pero ya no es tan fácil que roben en los concesionarios para vender en el mercado negro. En el caso nuestro, estamos preparando gente en el Sena, hay capacitaciones y todo es previamente controlado”.

Ahora, en este negocio no solo hay mercado negro de accesorios y repuestos, sino también de talleres donde se estafa a la gente con las revisiones y cambios de aceite, entre otros elementos.

Suele suceder que se cambie aceite reciclado y se venda repuestos ‘chiviados’ por una cantidad menor a lo que se paga en un concesionario. Pero al final, como dice el dicho, lo barato sale caro.

Hay quienes a veces se dejan engañar. A la gente le dicen que los repuestos o los accesorios se consiguen más caros en los concesionarios y resulta que en muchas ocasiones no es así. Pero claro, lo dicen personas que lo que esperan es que se les compre en el mercado negro.

Para el caso de un vehículo como el Logan, una antena puede costar $115.800; la tapa de la gasolina, $97.800; tapa delantera de remolque, $50.300; farola izquierda, $291.272.

Los accesorios de una camioneta suelen costar el doble de estos precios o un poco menos. Entre tanto, en la calle, esos costos pueden ser mayores o menores, pero con el agravante de que fueron robados y de pronto con muerto o herido a bordo.

De ahí para allá solo basta hacer cuentas, pero más aún, pensar en la invitación que hacen las autoridades: antes de comprar accesorios o repuestos robados habría que pensar en que, si nadie les hiciera el juego a los delincuentes, seguro la situación sería otra.

Las motos

El interés por las partes de las motos es diferente al que despiertan los carros. Pero según fuentes oficiales revela que se está detrás de una nueva posible modalidad según la cual una de las piezas de las BWS, estaría siendo comercializada en el mercado negro para repotenciar algunas embarcaciones que se deslizan por el río Magdalena.

Le puede interesar: A menor lo sacaron de su casa y el Ejército lo ejecutó

A prisión por robo de autopartes

Por los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y receptación, de acuerdo a su presunta responsabilidad, la Fiscalía imputó a cinco personas que integrarían el grupo delincuencial ‘Los Cabezotes’, como posibles responsables de hurto de autopartes de vehículos de carga pesada en Neiva, Palermo y Rivera (Huila).

Se trata de Juan Diego Ramírez Pava, alias Vetino; Jairo Orozco Calderón, alias Jairito; Saúl Andrés Orozco Calderón, alias Saúl; Yohan Charry Rodríguez, alias Tostao y Edwin Caicedo Girón, alias Cucho.

Según la investigación, los procesados en horas de noche o en la madrugada, al parecer, se dirigían a parqueaderos y estaciones de servicio de vehículos como tracto mulas para hurtar sus partes esenciales aprovechando el factor oportunidad.

En los establecimientos comerciales presuntamente también hurtaban elementos propios de la extracción de hidrocarburos.

Advertisement

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?