Para el 2022, el Gobierno Nacional tiene un Presupuesto General de la Nación de $350,4 billones, según se anunció en el proyecto de Ley PGN.

El presupuesto, que se radicó ante el Congreso de la República, tiene un aumento de 3,8%, con relación al presupuesto de 2021.

Su financiación será: $168,8 billones de impuestos, tasas, multas, sanciones; $146,7 billones de créditos, recursos de balance, rendimientos financieros, donaciones; $19 billones de renta propia y aportes de los establecimientos públicos; $11,4 billones de fondos como Soat, Fonsat, Salud, Policía, FF.MM, entre otros fondos especiales, y $2,4 billones de rentas parafiscales. No se incluyen $2,1 billones sujetos a la aprobación del proyecto de Inversión Social.

La programación del PGN supondrá una reorientación de los gastos de emergencia implementados durante 2020 y 2021 para contener los efectos de la pandemia.

José Manuel Restrepo, ministro de Hacienda, resaltó que las transferencias en aseguramiento en salud, al Sistema General de Participaciones (SGP) y las pensiones explican cerca del 60,5% del total de gastos de funcionamiento, esto es $127,2 billones. Las transferencias para aseguramiento en salud aumentaron 20,2%. Son gastos necesarios para mantener y asegurar la prestación de los servicios en salud en esta época de pandemia.

En segundo lugar, se encuentran las asignaciones para el pago de mesadas pensionales que para 2022 ascenderán a $51,1 billones, un 19,8% más que para 2021. Otras transferencias relevantes son las asignaciones para el SGP que ascenderán a $49,6 billones, monto 4% superior al de 2021.