Diario del Huila, Regional

Por: Juan Manuel Macías Medina

Isnos, San Agustín y Pitalito, son municipios que se destacan, entre otras cosas, por la producción de panela, de allí, sale el producto que endulza paladares en países como Canadá, Alemania y Estados Unidos. Agricultores de Isnos, dieron detalle de la laboriosa tarea para extraer la panela de la caña de azúcar.

Lo primero que se hace, indicó Julio Realpe, panelero del municipio de Isnos, es la siembra de semillas de caña de azúcar, pero para esto, primero, se debe preparar la tierra con diferentes fertilizantes para poder disponer, más adelante, de las plantaciones de caña.

Las pailas donde se evapora el agua de la caña de azúcar pueden llegar a los 135 grados centígrados. 

Las pailas donde se evapora el agua de la caña de azúcar pueden llegar a los 135 grados centígrados.

La siembra

“Uno prepara el lote con el arado para la siembra, los sembradores que llevamos mucho tiempo en esto conocemos la tierra y sabemos los abonos que se necesita. Uno siembra el producto y a los 15 o 20 días comienza a encalar la tierra, es decir, aplicamos cal viva para mejorar la tierra, eso lo que hace es mejorar los niveles de calcio y mejorar la producción del suelo”, detalló Julio.

El agricultor, comentó que aunque se aplican productos químicos, se trata de hacer en menor medida, pues estos cultivos poco lo requieren.

“A los tres meses se aplica un abono químico, nosotros tratamos de que no sea mucho, lo que se le echa es nitrógeno, para una hectárea, nosotros compramos de 10 a 12 bultos y nosotros hacemos la mescla con potasio, fosforo, y urea en pequeñas cantidades, a veces, le aplicamos zinc a los cultivos para que quede queden bien procesados los productos”, aseguró.

Según Realpe, para la producción de una hectárea de cultivos de caña de azúcar, en insumos, se necesita una inversión de cerca de $1.200.000.

“En insumos necesarios para producir una hectárea, se pueden ir más o menos en cal, $144.00 y en los otros abonos compuestos, se pueden ir por ahí un millón de pesos, para producir una hectárea, el precio oscila entre el $1.200.000”, informó.

La producción de panela deja utilidades del 40%.

La producción de panela deja utilidades del 40%.

Corte de caña

Dos procesos que dependen del tamaño del cultivo, se pueden realizar para realizar el corte de la caña. Los pequeños agricultores, prefieren utilizar el entresaque como método para extraer la caña de las plantaciones, pues su economía, al ser reducida, así lo requiere.

“Hay dos modos de realizar el corte de la caña, el corte parejo y el entresaque, en el entresaque, a  los 15 meses las matas ya han botado 12 o 15 hijos, entonces los campesinos van y sacan la mitad, después de 8 meses, ellos pueden volver a sacar otra vez la mitad, hay cañales que pueden durar 30 o 40 años con esta modalidad. Esta modalidad la utilizan los campesinos que tienen terrenos pequeños, ellos van sacando para tener ingresos cada mes, cada tres meses o cada cinco años”, aseguró.

Así mismo, el corte parejo también es otro mecanismo que se puede utilizar para extraer las plantaciones del cultivo.

“El corte parejo, que es el que utilizamos nosotros, se hace cuando son cultivos más grandes, uno corta una hectárea, luego va cortando otra y así también va volviendo a sembrar, cuando vuelva a la que cortó primero, pues ya tiene caña nuevamente”, agregó.

El acarreo

Dependiendo del corte que se decida realizar en el cultivo, así mismo será la forma de recolección, o acarreo como los agricultores de Isnos, municipio ubicado al sur del departamento del Huila, le llaman.

“En el acarreo los campesinos lo que hacen es ir a recoger todo lo del corte a la planta o ingenios, que es el sitio en donde se hace el proceso de elaboración de la panela. Ese proceso se hace a ‘lomo de mula’ o a caballo, eso se hace cuando el corte se hace parejo, cuando se utiliza el entresaque pues toca al hombro”, sostuvo Julio, quien hizo una aclaración, antes de continuar relatando la forma en que se produce la panela. “Una planta para producir panela puede costar entre $80.000.000 y 100.000.000, muchas personas no tienen la capacidad para adquirirla entonces van a sitios donde tienen plantas y se las alquilan”, aclaró.

Aunque en varias partes del país se produce panela, paneleros huilenses manifestaron que la del Huila, posee calidad incomparable.

Aunque en varias partes del país se produce panela, paneleros huilenses manifestaron que la del Huila, posee calidad incomparable.

Extracción de jugo

La extracción del jugo de la caña se hace por medio de unos trapiches industriales con los que cuentan las plantas de producción. “Es el mismo proceso del guarapo”, resaltó Julio, eso sí, con diferentes dimensiones.

“Es el mismo proceso que hacen en las ciudades o los pueblos para sacar el guarapo, pero obviamente con motores mucho más grandes. Nosotros le metemos hasta 15 cañas a un solo trapiche, el bagazo que sobra, nos sirve como combustible para el proceso de evaporación de la caña”, informó.

Evaporización

Tal vez, el más entretenido de todos los procesos, pues luego de que se evapore el agua contenida en las cañas de azúcar, va tomando forma el producto. Aquí, la astucia de los paneleros resalta, pues son capaces de identificar la temperatura las gigantescas pailas en donde se encuentra la miel extraída de la caña.

“Luego sigue la evaporización del agua del jugo de la caña, en ese punto, lo que se hace es que se pasa el jugo a unas pailas y a temperaturas muy altas para sacar el agua del jugo de la caña y que quede solamente la miel. Cuando las pailas están a 70 grados centígrados, la miel comienza a botar unas impurezas, en ese momento, toca estar pendiente porque si no se sacan esas impurezas pues la caña queda con mala calidad. Cuando se tiene mucha experiencia uno ‘a ojo’ sabe a qué temperatura están las pailas”, indicó Julio.

Ahí no termina todo, luego de esto y de forma acelerada, la panela toma forma y es dividida dependiendo los requerimientos del comprador.

“Cuando las pailas están entre 115 y 125 grados centígrados, hay un proceso que sigue para moldear la miel, uno saca la miel y la mete en unos moldes y en menos de 20 minutos debe llegar a los 30 grados centígrados en donde se parte la panela en la forma que se quiera tener el artículo. Se puede partir en forma de kilo, de libra. Si se quiere granulada, se debe calentar la miel hasta los 135 grados”, dijo el agricultor.

Producir una hectárea de cultivos de caña de azúcar cuesta cerca de $1.200.000.

Producir una hectárea de cultivos de caña de azúcar cuesta cerca de $1.200.000.

Zona de empaque

El proceso finaliza en la zona de empaque, donde las panelas divididas en diferentes formas, son empacadas dependiendo la empresa a la que vaya a ser vendido el producto, eso sí, luego de pasar por una zona de enfriamiento que le da la dureza característica de la panela.

“Es rentable trabajar con caña”

El panelero, añadió que hoy en día, es rentable laborar con cultivos de caña, pues de una hectárea, se pueden extraer cerca de 18.000 kilos de panela, la cual deja utilidades, según el agricultor, del 40%.

“De una hectárea, en estos momentos, se pueden estar sacando entre 15.000 y 18.00 kilos de panela. En este momento, trabajar con la panela es rentable, el kilo se vende a 3.200, aunque toca tener en cuenta que se va el 60% para todo el proceso de producción, y la resiembra, el 40% es libre. Es rentable en estos momentos trabajar con la caña porque a nivel nacional se ha incentivado el consumo de la panela, hay también escases de producto porque se está enviando panela a otros países, entonces si es bien remunerado”, expresó.

La panela que brota de las cañas de azúcar sembradas en las tierras de Isnos, y más puntualmente de las hectáreas de Julio, son distribuidas en diferentes partes del mundo, que han visto en la panela huilense, una calidad incomparable.

“De la panela que sale de las tierras de nosotros, el 50% se queda en el mercado local, es decir, con empresas de Neiva e Ibagué. El otro 50%, se lo vendemos a una empresa que maquila y la exporta a Canadá, Alemania y Estados Unidos. También hay campesinos que sacan para países de Latinoamérica como Chile y Perú. El producto de Isnos tiene un sabor que otros sectores del país no producen, eso ha servido porque al producto le ha ido a nivel internacional, nosotros más que cantidad, producimos es calidad, y eso se debe a que en esta zona del país llueve mucho, el proceso de maduración es más largo y eso hace que sea mejor la calidad”, concluyó Julio, productor de panela del departamento del Huila.