Diario del Huila, Regional

Por: Juan Manuel Macías Medina

Líderes comunales de la Ciudadela 20 de Julio del municipio de Algeciras, bajo la premisa de que “no todo puede ser regalado”, se propusieron recolectar botellas plásticas para, además de contribuir con el medio ambiente, lograr la construcción de un parque de plástico. Los habitantes ya han logrado la siembra de árboles y planean diferentes actividades culturales.

Cuando Wilson Perdomo, algecireño de nacimiento y habitante de la Ciudadela 20 de Julio, se tomaba un café con un amigo, surgió la idea de aprovechar el plástico que las personas arrojan a la calle para la construcción de un parque en el sector de su residencia. La meta de Wilson, convertir la Ciudadela en el ‘Pulmón Verde’ de la ‘Despensa Agrícola’.

La comunidad logró, en seis meses, recolectar una tonelada de plástico.

La comunidad logró, en seis meses, recolectar una tonelada de plástico.

“La iniciativa nació en conjunto con un amigo que trabaja con el plástico. Nos estábamos tomando un tinto y le comenté que yo quería convertir la Ciudadela 20 de Julio en el ´Pulmón Verde’ del área urbana del municipio de Algeciras. Ya hemos sembrado árboles en el nacedero que tenemos y en todo el perímetro del sector, en total han sido más de 3.000 árboles, esta gestión la hemos hecho con la Cam, que es la corporación que nos está asesorando.”, manifestó.

Parque de plástico

Émerson, algecireño que labora en una empresa de plásticos en la ciudad de Neiva, le propuso en medio de la tertulia a Wilson que aprovecharan los residuos plásticos de Algeciras, por lo que inmediatamente, Perdomo pensó en los más pequeños de la Ciudadela.

“Le comenté a mi amigo que quería tener un parque en el sector, pero que el parque se me demoraba por la administración municipal, entonces a mí me gusta tener un plan B y un plan C, él me dijo que trabajaba en una empresa de plástico y comenzamos a reciclar para tener un parque de plástico”, indicó.

Y es que la construcción del parque no requiere aprobación de la administración municipal ni del Concejo, solo se necesitaba la aprobación y el compromiso de la misma comunidad, quienes conscientes de las afectaciones al medio ambiente y las mejoras en la calidad de vida que les propondría la construcción del parque, dijeron: “manos a la obra”.

Trabajando con las uñas, según los habitantes, las cosas tienen un valor agregado; la demostración de que, con amor, todo se puede.

Trabajando con las uñas, según los habitantes, las cosas tienen un valor agregado; la demostración de que, con amor, todo se puede.

“Hablamos con la presidenta de la Junta de Acción Comunal, con los directivos del barrio y con la empresa que se comprometió con hacernos la entrega del parque, todo va a ser en plástico. Toda la comunidad ha estado comprometida en recolectarlo, yo también todos los días recojo plástico en las calles, al punto de que me dicen que estoy loco”, agregó el líder.

La Ciudadela 20 de Julio es uno de los sectores más grandes del municipio, está ubicado al sur oriente, y en los últimos años, se ha convertido en uno de los sitios en donde más se puede evidenciar el desarrollo algecireño.

“Me estoy enamorando de este oficio, este barrio tiene 22 hectáreas en donde habitan 174 familias, en este momento hay cerca de 2.000 habitantes y a futuro, van a vivir más de 6.000 personas, entonces esto es otro Algeciras, por lo que el objetivo es tener un parque para que lo disfruten todos”, acotó Perdomo.

El vocero de la comunidad, además, indicó que la premisa que se tiene para llevar a cabo esta actividad, es que “no todo puede ser regalado” y que los algecireños no son “mendigos de la administración municipal”.

“Nosotros no queremos ser mendigos de la administración municipal, ellos nos colaboran, pero buscamos otras alternativas para construir un mejor sitio. Ya se van a llevar el primer paquete de plástico recolectado, en total tenemos más o menos una tonelada de plástico”, agregó el líder.

De basura a parque

Perdomo contó cómo va a ser el proceso de convertir los envases plásticos en un parque para los niños.

“La empresa se lleva el plástico para Neiva y comienza el proceso de convertir las botellas en un parque. Ellos hacen un proceso de trituración, hay unos envases que se aplastan, otros que se rellenan. Nosotros desde acá hacemos la separación de los envases y ellos allá escogen lo que se hace con cada uno de ellos”, agregó.

Pero el beneficio no solo será para los habitantes de la Ciudadela 20 de Julio, sino también para todos los algecireños que recibirán el mensaje de que las cosas, con esfuerzo, dedicación y compromiso, se pueden hacer.

“El parque va con deslizador y otros juegos para que los niños se puedan divertir, también se va a contar con bancas para que los padres puedan ir a acompañar a sus hijos. El mensaje que enviamos desde la Ciudadela 20 de julio es que las cosas se pueden hacer con amor y que no tenemos que esperar a que todo nos lo dé el Estado, nosotros tenemos que buscar alternativas. Este barrio tiene seis años de creación, queremos corregir los errores que se cometieron en otros sectores y ser un ejemplo y referente de que las cosas si se pueden hacer”, manifestó.

Habitantes de la Ciudadela manifiestan que “no todo puede ser regalado”.

Habitantes de la Ciudadela manifiestan que “no todo puede ser regalado”.

El gestor de la actividad, expresó que las actividades que se han realizado y se van a realizar, no giran en torno solo al medio ambiente, sino que la cultura también estarán presente en los eventos a realizar en el sector.

“No solamente estamos aportando a lo ecológico, también estamos aportándole a la cultura, hemos traído bandas musicales y muchas actividades. En los cumpleaños de Algeciras, el 8 de abril, vamos a tener obras de teatro, cine, campeonatos de fútbol. El 23 del siguiente mes vamos a conmemorar el Día del Idioma con una obra de teatro musical, vamos a hacer un recital de poesía, cuentos y lectura”, sostuvo el líder.

La violencia como punto de partida

Algeciras ha sido azotado por la violencia durante más de cincuenta años, y es objetivo fundamental de los representantes de la Ciudadela 20 de Julio, tratar de rescatar esos valores que la guerra se ha llevado.

“Queremos rescatar a los niños para que se ‘envicien’ a la lectura y a la literatura, estamos trabajando desde la comunidad para enfocar a la Ciudadela 20 de Julio como el ‘Pulmón Verde’ de la zona urbana de Algeciras, pero también queremos potencializar la cultura”, dijo Perdomo.

Habitantes de la Ciudadela manifiestan que “no todo puede ser regalado”.

Habitantes de la Ciudadela manifiestan que “no todo puede ser regalado”.

Cabe resaltar que los recursos para la realización de estas actividades, salen de la misma comunidad y personas ajenas a las autoridades municipales, y es que trabajar con las uñas, según habitantes, las cosas tienen un valor agregado; la demostración de que, con amor, todo se puede.

“Estos recursos no son de la Junta de Acción Comunal, sino recursos de amistades que nos quieren ayudar, estamos tocando puertas para conseguirlos. Ahora mismo vamos a crear la Banda Musical de la Ciudadela 20 de Julio, se va a llamar Génesis de Paz, tenemos 40 instrumentos que fueron donados por un maestro algecireño”, concluyó Wilson Perdomo.