domingo, 27 de mayo de 2018
Neiva/ Creado el: 2018-05-15 09:05 - Última actualización: 2018-05-15 09:15

Aún no se sabe quién mató a ‘Paul’

Efraín Peña Salazar, aseguró no haber sido el responsable de la muerte del perro raza Pitbull. En el hecho había alrededor de 15 personas que se ensañaron contra el canino argumentando que tal vez pudiera atacar a alguno de los presentes, cosa que no ocurrió.

Tenía cuatro años de edad.

Escrito por: Caterine Manchola | mayo 15 de 2018

En una verdadera controversia se ha convertido la muerte de Paul, el canino raza Pitbull que falleció tras ser atacado con arma blanca y objeto contundente a manos de un grupo de personas que aún no han sido identificadas. 

Dicen algunos testigos que alrededor de 15 personas en el barrio Andaquíes  en la Comuna Uno de Neiva, arremetieron contra el animal cuando este se acercaba a otro de raza Schnauzer, el cual, según lo muestran las fotografías no sufrió mayores heridas.

 “Todo el mundo  le estaba pegando” 

“Estábamos donde un familiar frente a su casa donde hicimos un almuerzo en celebración del día de la madre. Mientras todos se encontraban en la mesa yo, a los lejos,  hablaba por celular, cuando de repente escuché gritos y posteriormente me percaté que un Pitbull estaba atacando al otro perro debajo de la mesa; estaba enterrando sus colmillos en el cuello”, relató Efraín Peña Salazar, a quien acusan de ser el responsable de su deceso.

Contó además cómo vilmente todo el mundo comenzó a pegarle “eran todos atacándolo con sillas, palos, la tapa de la olla, etc. Y este no lo soltaba”.   

Continuó diciendo,  “mi reacción fue retirar de ahí mis dos hijos de dos meses y de cuatro años de edad, es el instinto de padre, y ubicarme a más o menos 7 metros de distancia.  Todo fue muy rápido, y en menos de nada el Pitbull se vino hacia dirección mía, yo me puse en posición de defensa  por si intentaba atacarme, vi que ya tenía un hueco en el estómago y botaba sangre, me paralicé por un instante pues fue una impresión muy fuerte; pero finalmente este no continuó su paso y caminó hacia el centro de la calle, dio algunos pasos y cayó”. 

Expresó que  Manuel Alejandro Machado Laguna,  dueño de Paul, llegó a la escena y comenzó a preguntar por el responsable y al ver que él era el más cercano al animal, lo culpó.  

Las declaraciones difieren en algunos puntos, pues según  Machado Laguna, “el perro no llegó a agredir a nadie pero de igual forma todos comenzaron a gritar,  eso no duró más de tres segundos, mientras llegó, se posó bajo la mesa e intentó ahí si pelear con el otro, el señor tenía un cuchillo en la mano y le dio dos puñaladas. Una en el pecho y otra en el estómago, que causaron de inmediato  enormes heridas que provocaron su muerte  de inmediato sin darnos tiempo de acudir a un centro veterinario.  Él botó el arma cuando yo le reclamé”. 

Más violencia 

El hecho rápidamente se volvió viral por redes sociales luego de que Machado Laguna publicara unas fotografías y acompañadas de esta, la del supuesto agresor.  Y en consecuencia, todos los cibernautas comenzaron a atacar deliberadamente incluyendo mensajes que atentan contra su vida. 

Según Manuel Machado, Paul nunca había intentado herir a alguien. De hecho, ninguno de los presentes   resultó con algún tipo de lesión por parte del canino. 

Cuentan además los presentes, que luego se formó una riña “donde todo el mundo peleaba con todo el mundo”. 

“Comenzaron a empujarnos y decirnos que más bien nos fuéramos rápido del lugar con todo y perro.  Otros se nos reían, nos dio impotencia”, comentó Machado Laguna. 

En manos de la justicia 

La Asociación Defensora de Animales - Ayúdame,  más conocida como Asoanimales,  rechazó rotundamente lo ocurrido y ofreció acompañamiento  para llevar el caso hasta los estrados judiciales, según informó  su asesor jurídico Juan Diego Isaza.

“Ya fue interpuesta una denuncia contra Efraín Peña Salazar por maltrato animal, y hay una vecina del lugar que está dispuesta a testiguar a favor, pues a ella le consta que este era demasiado cariñoso y tierno con los niños y vecinos”. 

Argumentó que en lo ocurrido Paul nunca intentó atacar los niños y que trabajarán para que la víctima logre conseguir todos los materiales probatorios del caso.  

“Según el Código Penal Artículo 339, las penas para el delito de maltrato animal son de uno a tres años de prisión y multas de cinco a 60 salarios mínimos legales vigentes. Queremos que presenten un precedente porque este tipo de casos van en aumento y la gente no le teme a la ley a razón de que esta no se aplica”, agregó Diego Isaza.   

Finalmente  Efraín Peña, resaltó  no tener idea de quién fue  realmente  el culpable,  a pesar de haber presenciado toda la escena.

**

Marcha

Diferentes organizaciones están convocando a una movilización para el próximo viernes desde las 8:00 a.m., partiendo desde el Coliseo Cubierto, donde todos los presentes participarían con la compañía de sus respectivas mascotas, como acto de rechazo a lo ocurrido.

Comentarios