DIARIO DEL HUILA, HISTORIA

Por: Brayan Smith Sánchez

Derly Edith es una joven de 21 años de edad, quien por medio de la labor social ayuda a jóvenes, niños e incluso al medio ambiente. Sostiene que ayudar humaniza, lo cual hoy en día las personas han olvidado ese sentimiento.

“Cuando era pequeña siempre me fascinó ayudar a las personas y a los animalitos, yo iba por la calle y sí miraba un gato o perro abandonado me lo llevaba a casa, muchas veces mis papás me regañaban pero pues al fin al cabo siempre me lo permitían, incluso yo tenía hasta mi propio kit donde los sanaba, bañaba, les daba primeros auxilios y cuando ya estaban más bonitos, iba de casa en casa a buscarles un hogar, ahí fue donde empezó”, recuerda Derly Edith Rivera Charry, su infancia en Isnos, Huila.

Asimismo, se describe como una mujer solidaria, humanitaria y amante de las labores sociales, a sus 21 años de edad, menciona que siempre ha buscado hacer el trabajo en común y buscar la justicia de todas las maneras posibles.

Derly Rivera, sostiene que debido a sucesos que ocurrieron en su niñez como la separación de sus padres, le permitió ver el mundo de diferente manera, ya que, según ella vivía en una burbuja donde existía ella.

“Me di cuenta de una realidad que para mí entonces no existía, me di cuenta que yo no era la única porque comencé a ver con otros ojos el mundo que me rodeaba, comencé a escuchar un poco más a mis amigos y me di cuenta que muchos tenían inconvenientes incluso más grandes que los míos”, añadió.

Manifiesta que su proceso como líder y el carisma de ayudar a las personas viene desde el año 2017, cuando fue personera de su colegio José Eustasio Rivera, acá en Neiva.

Es una joven comprometida por el bien de la comunidad y medio ambiente.

Actualmente

Indica Derly, que hoy en día ha realizado diferentes labores, “uno es la defensa de los derechos humanos que es algo fundamental, no solamente en pro del paro, sino por mujeres cabezas de hogar que sufren maltratos por sus esposos, donde muchas veces no conocen la ruta de atención; trabajo también el tema del medio ambiente, con recolección de residuos sólidos, la recuperación de zonas verdes; trabajamos con nuestros niños y jóvenes en temas educativos de recreación, nosotros desde la fundación Came lo denominamos talleres para la vida”.

A través, de estas actividades que realiza ella con su fundación, sostiene que buscan aumentar el autoestima de niños, niñas y jóvenes, mostrándoles diferentes perspectivas del mundo, “ellos llegan porque trabajamos con población vulnerable que en su mayoría de los casos viven en pobreza extrema, así que les intentamos mostrar un horizonte diferente con una gran variedad de oportunidades, trabajamos temas de ayudas humanitarias, nos llaman solicitando apoyo en alimentos, ropa y demás”, sostuvo.

Importancia de ayudar

“Ayudar nos humaniza, hoy en día las personas han olvidado ese sentimiento, creo que somos muy individuales donde si yo estoy bien eso es lo único que importa, y lo que hagan las demás personas no me importa, o sea no me importan si están aguantando hambre, con tal de que yo tenga todo. Uno debe de ayudar a las personas porque hoy es por ellos y uno nunca sabe cuándo será por uno”, indica Derly sobre la importancia de ayudar a las demás personas.

Expresa que las personas deben sentir amor por el prójimo, y que esta labor humanitaria debe empezar por la familia, ya que, es un núcleo fundamental para cada persona, habla sobre las problemáticas actuales que vive tanto Neiva como Colombia, por ejemplo, la niñez en la calle, la migración, el conflicto armado, y demás, por ello invita a que, desde cada entorno personal, las personas se solidaricen.

Ha ejecutado diferentes actividades con niños y jóvenes, en pro de su desarrollo.

“Yo creo que ayudar se puede hacer desde cualquier sector, desde un abrazo, desde una libra de arroz, donar unos zapatos o incluso desde tu talento, tu voluntariado y poder hacer alegre a un niño o un adolescente. Nosotros a través de nuestras buenas acciones podemos construir ese tejido social positivo que permite un desarrollo sostenible a largo plazo, con mayores oportunidades para todos, por eso considero que es importante que todos y todas ayudemos, así podríamos mejorar la calidad de vida de muchas personas”, puntualizó.

Diferentes campañas

Para recolectar fondos para ayudar a las diferentes comunidades, sostiene Derly Edith Rivera Charry, que realizan actividades como las donaciones, asimismo, cuando se necesitan recolectar recursos usan sus redes sociales para expandir sus mensajes, para que llegue a cada uno de sus contactos y los interesados puedan aportar.

“Las personas que deseen ayudar con su granito lo puedan realizar, pues manejamos una cuenta bancaria donde las personas que quieran aportar recursos económicos para el sostenimiento de las diferentes actividades y proyectos sociales que tenemos. La autogestión, muchas veces nosotros lo ponemos de nuestro talento, de nuestros recursos humanos y capacidad intelectual para poder llevar a cabo las actividades y pues es muy importante lo que es el trabajo en equipo y esas alianzas estratégicas con diferentes entidades”, menciona Derly.

Más unión entre jóvenes

Insiste que a los jóvenes actualmente les hace falta la empatía, “muchas veces me he podido dar cuenta que los jóvenes pensamos en cosas momentáneas,  sentimentalista pero más no nos dejamos guiar por la razón y muchas veces desperdiciamos nuestro tiempo y recursos en actividades que no son adecuadas, nos encerramos tanto en nuestra burbuja que ignoramos las dolencias de un país que viene llorando desde hace años y qué ha sido desangrado por la falta de valores y principios, amor y por la falta de un Dios”.

“Yo no quiero que las personas se sientan solas como en algún momento yo llegué a estarlo”.

Enfatiza que la juventud es el presente de la sociedad y que además son la solución al problema que se ha venido presentado a través de la historia de Colombia.

“Si nosotros queremos hacer un cambio, primero debemos empezar por nosotros mismos, luego empezar por nuestro hogar y con las personas que nos rodean, porque si no somos un ejemplo, no nos amamos ¿cómo vamos a amar a los demás?, y poder intentar cuidar a otras personas si no lo podemos hacer ni con nosotros, entonces un llamado para que nos motivemos para que despertemos para que seamos solidarios y tengamos empatía”, expresó Derly Rivera.

Continuará con su labor

Con seguridad, expresa que seguirá con dicha laborar y continuará hasta donde Dios le permita, “yo pude vivir en carne propia lo que fue sentirse desamparada, donde nadie me ayudó, donde nos dejaron literalmente a nuestra familia sola, y es por eso que yo no quiero que ninguna otra persona sienta lo que yo llegue a sentir en algún momento de mi vida que fue algo un poco difícil, pero que hoy puedo decir que fue lo mejor que pudo haber pasado”, añade.

Y es que según por muchos sucesos que ha vivido nuestra entrevistada es quien es hoy en día, por ello agradece, una mujer que oye a la comunidad, que alienta y vive por las labores humanitarias, una persona que quiere cambiar este país y muchas realidades desde sus posibilidades.

“Quiero contribuir a que haya más oportunidades y así mismo a que haya un cambio para todos los que hoy necesitan un poco de ayuda, porque yo no quiero que las personas se sientan solas como en algún momento yo llegué a estarlo”.

“Ayudar nos humaniza, hoy en día las personas han olvidado ese sentimiento”.