El 28 de abril comenzaron las manifestaciones que se han prolongado por dos semanas, es tal vez, el paro nacional más largo que se ha vivido en Colombia. Este que fue convocado por diferentes sectores y además, ha movilizado miles de ciudadanos. No solo se dio mediante marchas, performances, plantones, sino que una de las estrategias que usaron algunos manifestantes fue el bloqueo de las vías, de esta forma limitaron la entrada y salida a las principales ciudades tanto de personas como de productos en general.

Por lo que el costo de las manifestaciones ha sido alto pues, las perdidas se traducen en muertos, heridos, desaparecidos, denuncia de múltiples violaciones a los derechos humanos, y si se habla en términos económicos ha dejado una perdida en promedio de $6,2 billones, según estimaciones del Gobierno, pues el Ministerio de Hacienda cálculo que un día de manifestaciones, el costo es de $484.000 millones. Esto debido tanto a los bloqueos como por el vandalismo y la destrucción de los espacios.

“Eso se debe especialmente a los cierres, los bloqueos, las vías de hecho y los actos vandálicos, entre otros temas. Pero también hay un impacto por la devaluación y el aumento de las tasas de interés a las que les prestan al país”, señaló José Manuel Restrepo, el nuevo ministro de Hacienda.